• 00luismajul.jpg
  • 01pablollonto.jpg
  • 02cicco.jpg
  • 03javierportafouz.jpg
  • 04adrianamado.jpg
  • 05juanterranova.jpg
  • 06sebastiandidomenica.jpg

 

Hipercritico RSS Hipercritico en Twitter Hipercritico canal Youtube Hipercritico en Facebook


   

ALREDEDOR DE NÉSTOR KIRCHNER, LA PELÍCULA

El relato del relato: los buenos

Néstor Kirchner, la película

Por Javier Porta Fouz. No pensaba escribir para Hipercrítico sobre Néstor Kirchner, la película. El miércoles entregué una nota sobre el film para el diario chileno La Tercera. Sale mañana sábado. Cuando esté disponible, pasaré el link desde mi cuenta de Twitter: @JavierPortaFouz. Pensaba escribir, justamente, sobre un libro chileno, y ya había comenzado a hacerlo cuando ayer, jueves, me encontré con algunas críticas sobre la película de Paula de Luque. Y me pareció que había que destacar algunas cosas.

Antes de eso aclaro que a mí Néstor Kirchner la película me parece mala, sin atenuantes: la tremenda chatura de su construcción y ejecución incluso puede hacer perder de vista, a fuerza de tedio, lo que uno –desde el lugar de opositor a estos gobiernos (sobre todo a estos últimos años) – le puede discutir en términos de visión de la historia del país y de ocultamiento de cuestiones básicas (sí, ya sé, “el recorte del artista”). Bueno, el recorte de la directora, y sus decisiones (o las de ella y su equipo) llegan a narrar elípticamente la muerte del ex presidente con unos planos de vías de tren, que no se dirigen narrativamente al 22 de febrero de 2012 en Once sino al asesinato de Mariano Ferreyra. Sí, es cierto, la muerte de Kirchner está cerca –en el tiempo– de la de Mariano Ferreyra y el accidente de Once ocurrió dieciséis meses después. Sin embargo, este montaje, con música y efectos visuales y que aquí calificaré de abyecto, pone de manifiesto la limitación de la mirada de una cineasta que construye una celebración –acrítica, pero sobre todo poco imaginativa– de una figura sin tener en cuenta los significados de una imagen fuerte y cercana y las heridas abiertas en mucha gente por el accidente. Néstor Kirchner, la película no es la grandiosa Perón, sinfonía del sentimiento. La sensibilidad y el talento mayores de Leonardo Favio están lejos de encontrar un heredero en el cine argentino (en ocasión de la película anterior de Paula de Luque escribí sobre el intento de conexión entre la directora y Favio acá). Tengo otros argumentos en contra del film, que están en el artículo de La Tercera, pero quiero señalar algo más, que se podría denominar “la pobreza como estética positiva”: los chicos que juegan a la pelota en un descampado, con bolsas de la basura cerca, las casas precarias. Mientras pasan esas imágenes que se pretenden alegres y llenas de esperanza, hasta beatíficas, yo pienso en que en casi diez años (casi el 5% de la historia de Argentina desde 1810) unos gobiernos en cadena que supuestamente fueron tan buenos siguen sin poder solucionar problemas básicos. Me gustaría ver un documental de propaganda en el cual hubiera imágenes reales de buenos transportes, buenas escuelas, buenas casas. Uno en el cual no se sostuviera sin más una frase de Néstor Kirchner en la que se ningunea lo hecho por el gobierno de Raúl Alfonsín en materia de memoria y derechos humanos. El cine no debería, en pos de sostener una idea, o una bandera política a rajatabla, hacerse el otario mientras se lesiona tanto el relato de la historia reciente.

Pero vamos a algunas críticas sobre la película. Pauline Kael dijo alguna vez que el cine de Antonioni inspiraba una jerga especial, unas frases trilladas supuestamente profundas. ¿Qué ha inspirado Néstor Kirchner, la película? Quise enterarme: entré al sitio Todas las críticas, fui a las críticas sobre la película y me dispuse a leer la que fuera más a favor. Había una que le otorgaba la máxima calificación: 100%, excelente, diez puntos, de Hugo Sánchez en Tiempo Argentino.  Leí, y me encontré con un párrafo que me sorprendió de forma negativa, alarmante. Quise creer que había algún error en la versión web del diario: salí a la calle, compré Tiempo Argentino en papel. Y estaba el mismo párrafo que en la versión on line:

“En un momento donde la polarización se traslada a cada uno de los rincones de la vida cotidiana, donde el modelo kirchnerista se enfrenta al mayor y más formidable poder económico, mediático y cultural de la historia argentina, para dejarlo absolutamente claro, este cronista se ubica de este lado. El de los buenos.”

Más allá de algún signo de puntuación mal estacionado, mi atención va una y otra vez a lo del lado “de los buenos”. El lado de los buenos. El lado de los buenos. El lado de los buenos. Sin comillas, sin ironías, sin indicación de que el “cronista” se sonroje o tome distancia. En “los lados” en los que se podría dividir esta Argentina que Sánchez define como polarizada en todos los rincones, él se ubica del lado de “los buenos”. Según esta lógica, entiendo, yo me tendría que ubicar del lado de “los malos”. O, para mentar a Ettore Scola, tal vez del lado de los “feos, sucios y malos”. Los buenos. Los buenos. El Chapulín Colorado decía “Síganme los buenos”. ¿Podría esa frase servir para una campaña kirchnerista? Veamos: lo de los buenos ya está bien establecido, gracias a Sánchez: los kirchneristas son los buenos. El problema es el “Síganme”, que fue slogan de campaña en 1989 de Carlos Menem, un político que, según la construcción audiovisual de la película de Paula de Luque, no sería de los buenos, aunque los líderes buenos (presidenta actual Cristina, ex presidente Néstor) de los buenos de ahora en algún momento elogiaron a Menem, y fueron parte de su proyecto político, y votaron con él, y se sacaron fotos sonriendo, y estaban en la misma boleta. ¿Menem era bueno y ahora es malo? ¿Los que ahora son de los buenos antes eran de los malos? ¿Cómo es la cosa? (¿Y Moyano? ¿Y Magnetto? ¿Y Alberto Fernández? ¿Y Pedraza? ¿Y Cirigliano?). Lamentablemente, nací sin la brújula para saber dónde están los límites movedizos del corral o del lugar o del paraíso en el que están los buenos. No sin antes hacer un puchero, me tendré que quedar con los malos, ser yo mismo malo, ver como malas a las películas que los demás ven como buenas o muy buenas, incluso como excelentes. Desde mi óptica de los malos, entonces, Néstor Kirchner, la película me parece mala. Pero como “signo menos” (película mala) por “signo menos” (yo soy malo) se convierte en “signo más”, entonces debe ser buena, o excelente.

No sé en qué lugar se ubica Oscar Ranzani de Página/12, o si incluso está a favor de la caracterización del lado de los buenos que aporta Sánchez, pero las películas de las que hace la crítica le parecen todas buenas. Vean acá. Al día de hoy: once críticas listadas en el sitio, todas positivas, con calificaciones que dan un promedio de 7,5 puntos: las últimas cuatro que comentó, con 8 puntos para cada una, fueron: Néstor Kirchner, la película, Verdades verdaderas, la vida de Estela (Estela Carlotto), Eva de la Argentina y La cocina (en el medio hay una ley) (Ley de medios). En la crítica de Ranzani sobre Néstor, la película puede leerse, sobre el final: “Un párrafo aparte merece la combinación del material de archivo público con el de la vida privada del ex presidente: por ejemplo, se lo puede ver junto a Cristina cuando se casaron y compartiendo la militancia desde muy jóvenes e, incluso, en sus etapas como intendente y gobernador.” Yo no vi, en la película de Paula de Luque, imágenes de Néstor y Cristina compartiendo la militancia desde muy jóvenes. Sí vi un montaje de sucesos de la época, y vi imágenes de Néstor y Cristina en un patio, sí, jóvenes. Pero me perdí las imágenes que Ranzani vio de esa militancia compartida desde muy jóvenes. Pero mi vista y mi entendimiento, evidentemente, no cuentan con los beneficios ópticos e intelectuales que me daría estar del lado de los buenos.

Comentarios  

 
-1 #17 hugo sánchez 07-12-2012 19:09
Hola Javier
No te alarmes por el texto, es una opinión como cualquier otra. Y si, por lo general todos suponemos que estamos del lado correcto, incluso vos con tu furibundo anti kirchnerismo, nuestras posiciones políticas son clara. Puse lo que puse tratando de dejar bien en claro desde qué lugar escribo. Y gracias por marcar los errores de puntuación (fuiste mi profe, recuerdo tus sabios consejos), bajar el copete al "adversario" y después pegar sigue siendo una táctica efectiva. Salute
Citar
 
 
+1 #16 otmshank 05-12-2012 08:46
No puedo creer que todavía insistan con esa pavada de "lo abyecto"
Citar
 
 
-3 #15 marcelo nicolet 26-11-2012 19:46
Javier:
Apoyás una buena parte de tu texto en lo que dicen otros críticos ("los buenos", por ejemplo). Pero omitiste decir que es la película de un hombre representado en algunos momentos de la construcción y concreción de un proyecto político enraizado, en última instancia, en nuestra independencia.

Creo que tu profunda adhesión al proyecto opuesto te hace mirar muy sesgadamente. Y recurrir a comentar otras críticas con tal de minimizar la película.

Saludos
Citar
 
 
+4 #14 fran 26-11-2012 15:42
Porta Fouz será opositor, pero más allá de sus chicanas sabe algo de cine, cosa que no sucede con la chica De Luque. Lo puede comprobar cualquier que haya visto la película. Yo apoyo a este gobierno, pero la película no deja de parecerme una basura infumable.
Citar
 
 
+2 #13 Marcos 26-11-2012 13:01
El aparato de propaganda k cae en lo más bajo al seguir utilizando recursos públicos para su exagerada campaña. Por qué no invierten mejor en educación o salud como prioridad? Porque esos sí son aspectos descuidados...
Citar
 
 
-7 #12 Dave 24-11-2012 23:02
Creo que esta critica esta totalmente bañada en política (politiquería diría yo); alguien pensaba que Javier iba a hablar bien de esta película?? Nadie!!! Lo que apena es que su actitud reaccionaria y negativa ante las cosas (positivos y negativas)del gobierno ya están afectando su trabajo, pobre...
Citar
 
 
-5 #11 dani 24-11-2012 14:59
¿así que sos opositor "sobretodo en estos últimos años"? dale, al menos sincerate, Javier. Sos de la clase más antikirchnerist a que hay, y no se podía esperar otra cosa de tu crítica, aburrida.
Citar
 
 
0 #10 Damián 24-11-2012 14:36
Cada uno debe ver la película y sacar sus propias conclusiones: nunca permitas que una crítica te impida ver un film.
Citar
 
 
-1 #9 Damián 24-11-2012 14:33
Javier Porta Fouz odia al Gobierno, debería declararse incompetente para poder realizar una crítica del film. Yo simpatizo con el kirchnerismo y veo en el peronismo, con todas sus oscuridades, un espacio político capaz de gobernar una sociedad facciosa y anárquica como la argentina. Dicho esto, la película no me gustó. Es simplista, dicotómica, pensada para emocionar, no para analizar y entender lo que Kirchner significó para el país. El archivo fílmico y la música son los únicos puntos altos.
Citar
 
 
+4 #8 Christian 24-11-2012 12:42
Claro que sí, Juana, que se puede cambiar de opinión.
Sucede que este gobierno suele hacerlo más seguido que nadie. Contradiciéndos e a sí mismo y borrando con el codo lo que antes escribió con la mano. Y, de paso, perjudicándonos a todos (y todas).
La peli refleja el relato, que le dicen. Un panegírico que es como estar en el mundo Matrix, con los Agentes K (perdón Smith por la comparación) multiplicados y haciendo imponer su intolerante visión.
Citar
 
 
+1 #7 Javier Porta Fouz 24-11-2012 09:47
Juana. ¿Qué es lo mío con Sirvén? He criticado mucho algunas de sus columnas, públicamente, con las que no he estado de acuerdo. Y sigo sin estar de acuerdo con algunas cosas que escribió. Y con otras estoy de acuerdo. ¿Y?
De todos modos, no me incluyas en ese "todos". No todos apoyamos a Menem. Por mi parte, nunca lo hice. Si tenés ganas, mandate algún link o escaneo en el que veamos la oposición de Néstor y Cristina a Menem, así vemos en qué año fue.
Saludos
Citar
 
 
+2 #6 Javier Porta Fouz 24-11-2012 09:42
Damián: las imágenes que mencionás son ya de los ochenta, sí, con los militares en el gobierno. Una unidad básica. No creo que sea "la militancia" "desde muy jóvenes" a la que hace referencia Página/12. Saludos
Citar
 
 
-2 #5 juana 23-11-2012 23:38
primero q nada alfonsin hizo el juicios a las juntas pero tb firmo decreto de obediencia debida y punto final, con eso arruino lo hecho, otra cosa Nestor y Cristina fueron opositores a menem, hay q leer los diarios d la epoca, quizas al principio lo apoyaron, como todos, pero de todas maneras se puede cambiar de opinion, o esta prohibido?? digo xq sino lo tuyo con sirven no se entiende
Citar
 
 
0 #4 Jonatan 23-11-2012 23:26
Yo no la vi la peli, ni se si la vere, iba a orientarme con las criticas pero se complica. Porque ninguna termina hablando de la pelicula en si. Si bien simpatizo con el gobierno no me parece correcto este tipo de cintas ahora, en pleno gobierno kirchnerista. Creo que requiere una mirada mas distante en el tiempo para que se pueda reflexionar mejor sobre todo lo que esta pasando y tambien para testear la pasion hacia este hombre, saber si perdura o desaparece.
Citar
 
 
-2 #3 Damián 23-11-2012 23:19
Aclaración para Javier Porta Fouz: el periodista de Página/12 tiene razón, hay escenas de Néstor y Cristina haciendo militancia en una unidad básica de Santa Cruz, con los militares todavía en el poder. Se vé que para esa altura ya estabas dormido.
Citar
 
 
-1 #2 Jorge 23-11-2012 18:41
Según Todaslascritica s están 50 a 50. Incluyendo la crítica de Clarín que la contabilizan como positiva (60%).
Por mi parte a mi me gustó la crítica de Federico Karstulovich: http://www.otroscines.com/columnistas_detalle.php?idnota=6919&idsubseccion=11
Citar
 
 
-1 #1 Dave 23-11-2012 14:00
Hago una pregunta, sin duda la película es 100% militante y el critico es 100% opositor, a esta altura existe la coherencia de opinión???
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

La Cornisa Radio

CHARLA CON ECONOMISTA

La economía y los datos del desempleo en Argentina

¿Cuáles son las reales estadísticas del desempleo en Argentina? Según el Indec, hay un siete por ciento de desocupados en el país, pero las consultoras privadas sostienen que ese número llega a un poco más de nueve. ¿Cómo se puede explicar que exista una diferencia tan importante entre un relevamiento y otro? Para responder la pregunta y para conversar sobre la situación económica actual, Gastón Rossi dialogó con Luis Majul en La Cornisa Radio. El economista, ex viceministro de Economía y socio de Martín Lousteau en la consultora LCG analizó las diferentes variables y respondió lo siguiente: "Al desmenuzar los datos del INdec se ve una sorpresiva caída de la actividad. Gente que perdió el empleo, pero que en vez de seguir buscando otros empleo para completar ingresos en el hogar, salieron del mercado laboral. Y ese aspecto es central para lograr la información que expone el INDEC y para sostener que la tasa de empleo se haya mantenido constante"

Leer Más...

HUMOR Y MÚSICA

Ránking Ganando Amigos: "¿Por qué paramos?"

Escuchá el tema musical de esta semana del ránking de canciones Ganando Amigos. El primer puesto: "¿Por qué paramos?", de Moyano, Barrionuevo, Capitanich y Los Carneros Negros. Uno más de los grandes hits del humorista David Rotemberg, que forma parte del certamen denominado Ránking Ganando Amigos de Rotemberg Discográfica y que se escucha en La Cornisa Radio.

Leer Más...

Hipercrítico Extra

MIÉRCOLES 22 HS CANAL Á

Llega Un mundo con periodistas

Un mundo con periodistas es un programa de televisión basado en una investigación que determinó quienes son los hombres de prensa más influyentes de los últimos 40 años. Un mundo con periodistas consiste en entrevistas a los profesionales elegidos, realizadas, de manera alternativa, por Luis Majul, Pablo Marchetti y Pablo Sirvén, para Canal á.

Leer Más...


Desde el Miércoles 6 de Agosto

Banco Ciudad

 

Lomas de Zamora - Policía local

La Cornisa - Domingos 22:30 hs por América TV

Hipercrítico TV

Twitter

Destacadas

DANIEL MEJÍA DESDE BOGOTÁ

"Cuando el negocio de la droga empieza a crecer, la violencia se vuelve de proporciones incontrolables"

Declaración del colombiano Daniel Mejía Londonio, director del Centro de Estudios sobre Seguridad y Drogas e investigador de la Universidad de Los Andes, en La Cornisa Radio el 4 de marzo de 2014. Link a la nota