RADIO
en vivo

Crónicas + Desinformadas

Reconozco que los quise, y quién podía resistirse a quererlos. Divertidos, obedientes, laburantes, los Minions eran un amor. Parecían un reflejo del comunismo, pero con una pizca de joda y pachanga. Todos iguales y a la vez, todos distintos y sirviendo al amo del mal.

Me caía bien Angelina Jolie, sobre todo cuando se puso al hombro causas humanitarias. Cuando adoptó hijos en situaciòn de pobreza, me pareció copada. Era una nueva clase de Lady Di, no tan santa como la Madre Teresa pero, por suerte, tampoco con tantas arrugas.

Uno es tan callado y el otro tan lengua larga. Uno es tan puro, tan angelito. Y el otro es un tremendo. Uno es tan de su casa que acaba de casarse con la novia de toda la vida, en su ciudad de la infancia. El otro, Dios mío, tiene un bolonqui de mujeres, y un tendal de demandas de hijos no reconocidos. Uno, su mayor pecado, es haber tomado quizás, una Coca Cola light entera y sin compartir. El otro, se tragó todos los pecados de este mundo y aún así sigue vivo.

No es la medicina ortomolecular lo que traerá la juventud eterna. No es el milagro del aloe vera ni las terapias con rayos infrarrojos. No es, menos aún, ni el bisturí ni el botox lo que devolverán al rostro la frescura primaveral de un campito en flor. No es, en fin, ninguna de esos nuevos hallazgos de la tecnología de la pomada. Ahora el boom es dormir. Ni más ni menos. Dormir. Esa actividad en extinción amenazada por trabajos infumables cada vez más exigentes, piquetes cada vez más impredecibles que obligan a salir antes y dormir menos, y jefes cada vez más hincha quinotos.

No hay en este mundo oficio más apresurado que el del periodista, excepto el del camillero y el bombero. Sin embargo, mientras estos se dedican a salvar vidas, nosotros, los periodistas nos dedicamos a enterrarlas. Bueno, no es que lo hagamos adrede y seamos unos perversos. Pero en el apuro, a veces, uno pisa algún que otro pie y enmaraña las cosas.

No para de ganar premios, Abel Pintos. Pero, a la par, tampoco para de dar entrevistas que son un absoluto plomazo. Las confesiones de Abel son una sarta de naderías que lo convierten en, tal vez, uno de los personajes más difíciles de entrevistar.

Una semana atrás mi señora, llegó entusiasmada y me dijo: “Quiero hacerte escuchar un tema. Los neurológos en todo el mundo estudian para ver por qué es tan pegadizo”. Y zas, me clavó el clip de “Despacito”, de Luis Fonzi en you tube. Y fue lo más parecido a que si alguien con gripe me hubiera estornudado en la cara. Tardé –aún tardo- en quitármelo de la cabeza.

Era una tarde de sol en la peatonal Florida. Bueno, no sé si había sol. Pero las tardes de sol hacen pensar en la escritura que todo va a salir bien. Así que: había sol en esta historia. Además, fue hace tanto tiempo -¿15, 17 años?-. La memoria no es lo mío. Pero lo importante aquí es que comprar cidís antes era una aventura llena de adrenalina, y nadie, por ese entonces, podría decir que aquellos días iban a terminar.

A diferencia de otras estrellas musicales de los ’80 –desde Whitney Houston a George Michael-, la gran Tina Turner no murió. Ni mucho menos. Esa cantante aguerrida que sobrevivió a un marido golpeador –el productor y mano larga Ike-, que puso voz y ovario a un puñado de los hits más electrizantes del pop, está vivaz, locuaz y con dedicación full time al budismo.

En la ciudad se sintió un poco la invasión de mosquitos, pero acá, en el pueblo, rodeado de verde, se sintió potenciada. Normalmente para esta época, los pocos mosquitos que quedan mueren de frío y no tienen ni energía para picar. Lo suyo se limita a un revoleteo esforzado y vano que no alcanza para mantenerlo vivo ni un día. Pero esta camada, resistente al frío –tal como explicaron expertos mosquiteros en los medios- viven, tranquilos y todo lo feliz que puede ser un mosquito, hasta en Santa Cruz. Tienen aguante. “No atacan de noche”, agregaron los sabihondos de insectos.

COLUMNISTAS

Libros y Lecturas

Diario de lecturas 272

Por: Juan Terranova

Lunes. Cuando era joven Alban Berg caminaba por los jardines de Viena y después volvía a su casa y escribía hermosas canciones de lejana desesperación con escenarios bucólicos. Eine Frau...

Actualidad

Rafael Bielsa: "Tenemos un problema muy serio con la droga, pero aquí no hay ni cárte…

Por: Redacción

Rafael Bielsa, además de ser un político y el ex canciller de la presidencia de Néstor Kirchner, es un poeta y un destacado narrador y escritor de numerosos libros. Acaba...

Actualidad

Luis Majul y Gabriel Corrado: décadas de amistad y una hilarante anécdota de los 80

Por: Redacción

Hoy es el Día del Amigo y en Majul910 lo festejaron con muchos saludos y recuerdos. Luis Majul desde Radio La Red llamó a su gran amigo Gabriel Corrado, con...

Actualidad

¿Se extienden la expectativa de vida y las posibilidades competitivas de las personas?

Por: Redacción

El triunfo de Roger Federer en Wimbledon y la multiplicación de casos de futbolistas que se mantienen activos y ganadores en la edad de retiro, llevan a pensar que los...

Actualidad

Ricardo Buryaile: "La presencia de la ex presidenta en el campo es casi una ironía…

Por: Redacción

El ministro de Agoindustria, Ricardo Buryaile, fue entrevistado hoy por el equipo de Majul910 en el estudio móvil de La Red instalado en el predio de la exposición Rural de...

Crónicas + Desinformadas

Me cansé de los Minions

Por: Cicco

Reconozco que los quise, y quién podía resistirse a quererlos. Divertidos, obedientes, laburantes, los Minions eran un amor. Parecían un reflejo del comunismo, pero con una pizca de joda y...

Actualidad

Stolbizer sobre detención contador de los Kirchner: "Obstruía la investigación"

Por: Redacción

La diputada nacional y segunda pre candidata a senadora de la provincia de Buenos Aires por el Frente 1País, Margarita Stolbizer, dialogó hoy con el equipo de Majul910. En la...

Opina Deporte

Endeudados como el país (parte II)

Por: Pablo Llonto

¿Cuál ha sido el gran mal del deporte argentino de las últimas décadas? Sin duda, la falta de dirigentes. O para ser más precisos: la ausencia de austeridad y buen...