RADIO
en vivo

Crónicas + Desinformadas

Como todo musulmán indignado con los aprietes y los prejuicios a hermanos y hermanas de Estados Unidos, yo también escribí artículos en contra de Trump. Le daba allí con todo. Le explicaba, creía yo, qué era el islam y por qué, en sí mismo, no es una religión conflictiva. Sin embargo, ahora que lo pienso bien, se me escapaba allí un detalle clave, como a tantos opositores, burladores y manifestadores anti Trump. Y creo que es hora de anunciarlo al mundo. Porque es tiempo de pensar distinto. Es tiempo de reivindicar a Trump.

El deporte favorito de los argentinos es pedirle peras al olmo. A las modelos y vedettes, queremos que sean intelectuales y citen a Shakespeare. A los deportistas que sean filósofos y eruditos del lenguaje. A los políticos que sean santos. A los santos que tengan calle. A las putas que sean puras. Y a las puras que sean putas.

Podrás no encontrar gente suficiente para armar equipo al fulbito de los jueves. Podrás no reunir todos los me gusta a tu página de Face. Podrás no dar con la gente necesaria para armar un grupo de estudio o una agrupación política. Podrás en fin, tener problemas, no importa el rubro que sea, para dar con una buena cantidad de gente leal y determinada. Excepto, claro, que los convoques para una batucada.

Uno puede ser estafador. Ser explotador. Ser racista. Ser un cochino de persona. Puede consumir drogas, pornografía infantil. Pero en tanto y en cuanto diga que profesa cualquier fe, excepto la musulmana, podrá entrar sin problemas al sueño Norteamericano –quise escribrir suelo y me salió sueño, y es que muchos entran a EE.UU. como quien entra a un sueño -. La pregunta, en tiempos de Trump, sobre el credo que uno profesa, ha transformado a los aeropuertos del país en pabellones de la Alemania nazi: algunos, los más afortunados, forman filas e ingresan. Otros, son apartados y llevados a oficinas donde son interrogados, revisados y en muchos casos deportados. Todo por responder al: “¿Eres musulmán?”, de migraciones con un “Sí, lo soy”.

Cómo lo queremos a James Rhodes: ese sí que es un honesto brutal. Lo queremos porque hizo del piano una voz. Hizo de las torturas y abusos de su vida, una carta abierta contra los atropellos de este mundo. Lo queremos porque recuperó la vitalidad perdida en la música clásica, donde los intérpretes se han vuelto gente muy seria de traje y corbata, de la cual uno desconoce olímpicamente de sus vidas. Gente que parece que no le corre sangre por las venas. Una carrera competitiva para ver quién toca con mayor precisión piezas del año del jopo. Rhodes, nuestro querido Rhodes, voló con todo eso por los aires. Se volvió un músico vivo, vibrante, palpitante, un geniecillo joven que ahora se dedica a enseñar niños en el arte de la música. Que escribió sus memorias tortuosas como forma de quitarse demonios del cuerpo y fueron un suceso editorial.

Primero fue Patti Smith, en la Gala de entrega del Nobel de Literatura a Bob Dylan. Patti debía cantar una de sus canciones más emblemáticas pero también una de las más largas y más cargadas de Bob: “A hard rain is gonna fall”. Y bueno, en un momento Patti olvidó la letra, pidió tres veces disculpas –“lo siento, lo siento, lo siento”-, se llevó las manos a la cara y el mundo se le tiró encima. Que cómo va a olvidarse la letra en semejante gala importantísima. Que cómo no se preparó lo suficiente. Que cómo convocaron a alguien tan poco serio.

Vamos a poner punto final al debate por el topless tripartito en playa familiar de la costa atlántica. Creemos que es hora de que esta acalorada discusión llegue a su fin. Por ello, nos vemos en la necesidad de emplear este espacio tan prestigioso del sitio también sumamente prestigioso para decir unas palabras concluyentes al respecto y dar por zanjado tanto twiteo, mesa redonda, y análisis de dos bandos que lo único que han traído fue sumar metros a la grieta social, o, para ir entrando en tema, al tajo social.

Se supone que es la edad donde uno todo lo sabe y todo lo comprende. Pero, a juzgar por las declaraciones de artistas reconocidos y celebridades, parece que lo peor que puede pasarle a uno en esta vida es hacerse viejo. “No sirvo para viejo”, reconoció el Indio Solari en una entrevista reciente. “Decrepitud son esos 30 años que nos da la ciencia después de los 50”.

Lo habrá notado cada vez que sale por un café o por una comida: hay cada vez más mozos y mozas centroamericanas. Gracias a Dios, porque son más serviciales, tienen más sentido común y dan la impresión de que el trabajo no les pesa. Lo hacen por un espíritu de servicio que, uno juzga desde acá, llevan metido en su Adn.

Un mes atrás o un poco más también, entrevisté a Juanse para un portal cultural. Hablamos de su pasado rockero. Y de su llamativo presente cristiano. Él insiste en que el nombramiento del Papa Francisco fue el hecho más importante de la historia argentina. Y que sus tiempos de rockero sin fe, fueron, a la larga, insoportables.

COLUMNISTAS

Crónicas + Desinformadas

Queríamos tanto a Tom Petty

Por: Cicco

Días atrás se fue, señores, Tom Petty uno de los grandes paladines del rock. Cómo lo quiero y cómo lo escucho. Creció a la sombra de otros colososos como Bruce...

Actualidad

Juan Mayol: "Hay un 9 por ciento de indecisos"

Por: Redacción

A solo cuatro días de las elecciones legislativas 2017, el director de Opinión Pública de la Consultora Opinaia, Juan Mayol, detalló algunos de los números que esa firma maneja con...

Actualidad

Mariano Recalde: "Hay que votar una oposición que pueda poner límites"

Por: Redacción

En diálogo con el equipo de Majul910, el primer candidato a legislador por Unidad Porteña, Mariano Recalde, valoró las próximas elecciones legislativas y sostuvo que es el momento para mandarle...

Opina Deporte

Aprendamos de Venezuela

Por: Pablo Llonto

La situación del atletismo argentino es preocupante. Mientras el periodismo deportivo insiste en silenciar al deporte madre, los atletas, en buena parte, resultan abandonados a su buena o mala suerte...

La Política

¿Qué hacer con Cristina Fernández después de su derrota electoral?

Por: Luis Majul

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) ¿Qué hacer con Cristina Fernández después de consumada su primera derrota electoral? El proyecto político que encabeza atrasa y espanta. Está basado en...

Actualidad

Carrió, Massa y Stolbizer en La Cornisa

Por: Redacción

En la emisión del último domingo de La Cornisa TV, a una semana de las elecciones legislativas en todo el país, fueron entrevistados por Luis Majul en diferentes bloques, primero...

Libros y Lecturas

Diario de lecturas 284

Por: Juan Terranova

Lunes. Primer día de unas vacaciones no del todo indeseadas. “Copiare il vero può essere una buona cosa, ma inventare il vero è meglio, molto meglio” decía Verdi.

Actualidad

Dugo: "Desde la psicología la selección puede mejorar el autocontrol emocional"

Por: Redacción

Todos los futboleros del país estuvieron al borde del colapso nervioso ante la posibilidad de quedar eliminados del mundial. Frente a esa situación, todo el conjunto de figuras de la...