RADIO
en vivo

Qué lindo el otoño porque, desde hace 43 años también arranca la Feria del Libro, ese momento del año donde a medio mundo le dan ganas de pasearse por la inmensa oferta editorial y sentirse lector con ínfulas de opinar si Gabo o Vargas Llosa, si Botana –no Maru ojo- o Félix Luna, o elige alguna otra rivalidad que, como muchas otras, no existen. Qué lindo porque, así como en pascuas se compran huevos de chocolate, en tiempos de Feria se compran libros.

Libros que, la mayoría de las veces, son, como huevo sin sorpresa, una frustración, y tendrán tapas bonitas y en los diarios hablarán maravillas de ellos, pero todos, tarde o temprano, nos harán enfrentar a ese temor pavoroso de los tiempos que corren: la página escrita sin dibujitos ni chirimbolos, ni nada. Elegirá el nuevo de Stephen King. O apelará a su agudeza intelectual clavándose en vena el último del gran Zizek. Pero, al fin de cuentas, el libro servirá para llenar huecos en repisas, para subir su portada al muro de Face en arrebato de espíritu banana, o para, ahora que vienen muchos en ola tardía otoñal, aplastar mosquitos con un instrumento plano, sólido e implacable. Y esa, entre paréntesis, es una ventaja que aún el libro electrónico jamás podrá suplir, excepto que, una vez a la semana, lo cambie por uno nuevo.

Qué linda la feria del libro con todas esas estrellas internacionales que uno sólo conoce si fueron adaptadas al cine. O si han dicho alguna barbaridad que haya rebotado en redes. O si es una chica –y cada tanto aparece una- que está más bien fuerte, y promete novelas retorcidas y sexuales, y usted considera que leer también es orgásmico. Y cuidado: leer no lo es.

La feria, una vez al año, nos hace recordar que la venta de libros cae inexorablemente en picada. Los lectores, con el metro cuadrado de construcción cada vez más caro, reducen sus bibliotecas a ritmo de naufragio. Y los escritores, el último orejón del tarro, aprovechan la oportunidad para sentir que, al menos, un mes al año, pueden firmar unos autógrafos cual estrella de rock.

Leer, como tantas otras cosas en la vida, se ha corrido de eje. La gente ya no lee por el placer de la lectura. Lee porque eso que lee, le sienta bien. Leer, por ejemplo, al Marqués de Sade no significa que disfrute de las barbaridades que escribía el Marqués, a veces con sus propias heces en prisión, significa que usted quiere que el mundo lo reconozca por su refinada oscuridad. Las obras de Sade, está convencido, le quedan bien en la mano. O los que compran libros del Dalai Lama porque eso es prueba suficiente, de lo mucho que se preocupa por el otro, por la paz y el amor universal, aún cuando, en el subte, se limite a leer una y otra vez, cual mantra tibetano, la letra chiquita de la solapa.

La feria del libro es una toma de conciencia de todo lo que uno aún le falta por leer, y no leerá jamás, excepto que le dicten cadena perpetua y lo hagan pasar el día en la biblioteca del penal. Pero no se preocupe: mientras usted lleve en público el libro indicado y se abstenga de entrar en discusiones de la obra, todo irá bien. Saque pecho, la frente en alto, suba fotos con mano en el mentón y siempre con libro abierto, y si puede cómprese unas gafas de lectura.
Y, usted tranquilo, no levantará la perdiz.

COLUMNISTAS

La Política

Corea del Centro y el peso de los hechos

Por: Luis Majul

(Columna publicada en Diario La Nación) Por encima de las cuestiones personales, la polémica generada durante la noche de entrega de los Premios Martín Fierro sirve para abordar dos asuntos...

Actualidad

Rosendo Fraga: "Macri salió fortalecido de la elección pero está obligado a negociar…

Por: Redacción

El 2017 sin dudas ha sido un año de grandes definiciones políticas en el país. Hasta el mes de octubre todo estuvo determinado por el año electoral y las apuestas...

Actualidad

Ocaña sobre FIFAGate: "Grondona exportó un sistema de corrupción desde la AFA al mund…

Por: Redacción

Ayer el ex directivo de Torneos y Competencias, Alejandro Burzaco, declaró en el marco del juicio que se desarrolla en Estados Unidos, y que investiga el llamado FIFAGate, sobre el...

Actualidad

El informe de La Cornisa que reveló las mafias en el fútbol argentino

Por: Redacción

En el año 2015, una investigación especial de La Cornisa TV, expuso una serie de escuchas telefónicas que revelaron las mafias del fútbol argentino y que adelantaron muchos de los...

Crónicas + Desinformadas

Cruzada anti tatuaje

Por: Cicco

De todas las modas tontas –que de por sí ìntrínsecamente toda moda es tonta- la más demencial, sin dudas, es el tattoo. Y esta costumbre que debió permanecer sólo reservada...

Opina Deporte

No dejen morir a DyN

Por: Pablo Llonto

Es triste el momento de tantos medios, pero hoy nos toca hablar de Dyn y de cuánto perderá el periodismo deportivo y el periodismo todo si hacen desaparecer a Dyn.

Actualidad

Bullrich sobre viuda e hijo de Escobar Gaviria y lavado de dinero en el país

Por: Redacción

Ayer en La Cornisa TV, se presentó un informe exclusivo que expuso las obras y las diferentes inversiones que habrían sido realizadas en el país con el objetivo de lavar...

La Política

Periodistas argentinos con aires de superioridad

Por: Luis Majul

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) Hace un tiempo escribí un artículo sobre los periodistas a los que irónicamente se los denomina como habitantes de Corea del Centro. Los...