RADIO
en vivo

Qué lindo el otoño porque, desde hace 43 años también arranca la Feria del Libro, ese momento del año donde a medio mundo le dan ganas de pasearse por la inmensa oferta editorial y sentirse lector con ínfulas de opinar si Gabo o Vargas Llosa, si Botana –no Maru ojo- o Félix Luna, o elige alguna otra rivalidad que, como muchas otras, no existen. Qué lindo porque, así como en pascuas se compran huevos de chocolate, en tiempos de Feria se compran libros.

Libros que, la mayoría de las veces, son, como huevo sin sorpresa, una frustración, y tendrán tapas bonitas y en los diarios hablarán maravillas de ellos, pero todos, tarde o temprano, nos harán enfrentar a ese temor pavoroso de los tiempos que corren: la página escrita sin dibujitos ni chirimbolos, ni nada. Elegirá el nuevo de Stephen King. O apelará a su agudeza intelectual clavándose en vena el último del gran Zizek. Pero, al fin de cuentas, el libro servirá para llenar huecos en repisas, para subir su portada al muro de Face en arrebato de espíritu banana, o para, ahora que vienen muchos en ola tardía otoñal, aplastar mosquitos con un instrumento plano, sólido e implacable. Y esa, entre paréntesis, es una ventaja que aún el libro electrónico jamás podrá suplir, excepto que, una vez a la semana, lo cambie por uno nuevo.

Qué linda la feria del libro con todas esas estrellas internacionales que uno sólo conoce si fueron adaptadas al cine. O si han dicho alguna barbaridad que haya rebotado en redes. O si es una chica –y cada tanto aparece una- que está más bien fuerte, y promete novelas retorcidas y sexuales, y usted considera que leer también es orgásmico. Y cuidado: leer no lo es.

La feria, una vez al año, nos hace recordar que la venta de libros cae inexorablemente en picada. Los lectores, con el metro cuadrado de construcción cada vez más caro, reducen sus bibliotecas a ritmo de naufragio. Y los escritores, el último orejón del tarro, aprovechan la oportunidad para sentir que, al menos, un mes al año, pueden firmar unos autógrafos cual estrella de rock.

Leer, como tantas otras cosas en la vida, se ha corrido de eje. La gente ya no lee por el placer de la lectura. Lee porque eso que lee, le sienta bien. Leer, por ejemplo, al Marqués de Sade no significa que disfrute de las barbaridades que escribía el Marqués, a veces con sus propias heces en prisión, significa que usted quiere que el mundo lo reconozca por su refinada oscuridad. Las obras de Sade, está convencido, le quedan bien en la mano. O los que compran libros del Dalai Lama porque eso es prueba suficiente, de lo mucho que se preocupa por el otro, por la paz y el amor universal, aún cuando, en el subte, se limite a leer una y otra vez, cual mantra tibetano, la letra chiquita de la solapa.

La feria del libro es una toma de conciencia de todo lo que uno aún le falta por leer, y no leerá jamás, excepto que le dicten cadena perpetua y lo hagan pasar el día en la biblioteca del penal. Pero no se preocupe: mientras usted lleve en público el libro indicado y se abstenga de entrar en discusiones de la obra, todo irá bien. Saque pecho, la frente en alto, suba fotos con mano en el mentón y siempre con libro abierto, y si puede cómprese unas gafas de lectura.
Y, usted tranquilo, no levantará la perdiz.

COLUMNISTAS

HiperEntrevistas

Golombek: "El cerebro es el órgano más complejo del universo"

Por: Sebastián Di Doménica

A Diego Golombek muchos los conocen solo por sus incursiones en la televisión y su extensa labor como divulgador de la ciencia en los medios de comunicación. Con sus planteos...

Actualidad

Gabriel Corrado adelantó su regreso a la TV en Radio Berlín

Por: Redacción

Hoy estuvo de visita en los estudios de Radio Berlín, el popular actor, escritor y productor, Gabriel Corrado. En un mano a mano con Luis Majul, con quien mantiene una...

Actualidad

Daniel Artana: "No hay espacio para volver a correr los objetivos fiscales"

Por: Redacción

¿Qué análisis se puede hacer del rumbo de la economía hoy? ¿Qué se puede decir de aquellos (aliados del gobierno y opositores) que consideran que hay medidas económicas del gobierno...

Crónicas + Desinformadas

No se la agarren con los monos

Por: Cicco

Todo este asunto de la banda de narcos liderada por Los Monos, en Rosario. El juicio mediático y la condena ejemplar para el lider. Hay libros ya sobre su historia...

Actualidad

Rubinstein: "En el país hay 50 mil internaciones anuales por abortos complicados o cl…

Por: Redacción

Hoy el ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, fue entrevistado por Luis Majul en los estudios de Radio Berlín. En el intercambio, el funcionario se refirió a diferentes...

Actualidad

La novena Leer y Comer: fiesta y homenaje al asado

Por: Redacción

El último fin de semana se llevó a cabo la novena Feria Leer y Comer de la cultura y la gastronomía. Como en cada edición, en la calle Concepción Arenal...

Opina Deporte

Fuerte el aplauso para Godoy Cruz

Por: Pablo Llonto

¿Será el próximo campeón? ¿El subcampeón? ¿El tercero?

La Política

Escándalos de la oposición y casos de corrupción juegan para Macri

Por: Luis Majul

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) El Presidente es un hombre de suerte. Ganó las elecciones presidenciales con los justo. Algunos incluso dicen, con datos estadísticos en la mano...