RADIO
en vivo

Qué lindo el otoño porque, desde hace 43 años también arranca la Feria del Libro, ese momento del año donde a medio mundo le dan ganas de pasearse por la inmensa oferta editorial y sentirse lector con ínfulas de opinar si Gabo o Vargas Llosa, si Botana –no Maru ojo- o Félix Luna, o elige alguna otra rivalidad que, como muchas otras, no existen. Qué lindo porque, así como en pascuas se compran huevos de chocolate, en tiempos de Feria se compran libros.

Libros que, la mayoría de las veces, son, como huevo sin sorpresa, una frustración, y tendrán tapas bonitas y en los diarios hablarán maravillas de ellos, pero todos, tarde o temprano, nos harán enfrentar a ese temor pavoroso de los tiempos que corren: la página escrita sin dibujitos ni chirimbolos, ni nada. Elegirá el nuevo de Stephen King. O apelará a su agudeza intelectual clavándose en vena el último del gran Zizek. Pero, al fin de cuentas, el libro servirá para llenar huecos en repisas, para subir su portada al muro de Face en arrebato de espíritu banana, o para, ahora que vienen muchos en ola tardía otoñal, aplastar mosquitos con un instrumento plano, sólido e implacable. Y esa, entre paréntesis, es una ventaja que aún el libro electrónico jamás podrá suplir, excepto que, una vez a la semana, lo cambie por uno nuevo.

Qué linda la feria del libro con todas esas estrellas internacionales que uno sólo conoce si fueron adaptadas al cine. O si han dicho alguna barbaridad que haya rebotado en redes. O si es una chica –y cada tanto aparece una- que está más bien fuerte, y promete novelas retorcidas y sexuales, y usted considera que leer también es orgásmico. Y cuidado: leer no lo es.

La feria, una vez al año, nos hace recordar que la venta de libros cae inexorablemente en picada. Los lectores, con el metro cuadrado de construcción cada vez más caro, reducen sus bibliotecas a ritmo de naufragio. Y los escritores, el último orejón del tarro, aprovechan la oportunidad para sentir que, al menos, un mes al año, pueden firmar unos autógrafos cual estrella de rock.

Leer, como tantas otras cosas en la vida, se ha corrido de eje. La gente ya no lee por el placer de la lectura. Lee porque eso que lee, le sienta bien. Leer, por ejemplo, al Marqués de Sade no significa que disfrute de las barbaridades que escribía el Marqués, a veces con sus propias heces en prisión, significa que usted quiere que el mundo lo reconozca por su refinada oscuridad. Las obras de Sade, está convencido, le quedan bien en la mano. O los que compran libros del Dalai Lama porque eso es prueba suficiente, de lo mucho que se preocupa por el otro, por la paz y el amor universal, aún cuando, en el subte, se limite a leer una y otra vez, cual mantra tibetano, la letra chiquita de la solapa.

La feria del libro es una toma de conciencia de todo lo que uno aún le falta por leer, y no leerá jamás, excepto que le dicten cadena perpetua y lo hagan pasar el día en la biblioteca del penal. Pero no se preocupe: mientras usted lleve en público el libro indicado y se abstenga de entrar en discusiones de la obra, todo irá bien. Saque pecho, la frente en alto, suba fotos con mano en el mentón y siempre con libro abierto, y si puede cómprese unas gafas de lectura.
Y, usted tranquilo, no levantará la perdiz.

COLUMNISTAS

Actualidad

Golombek: "El cerebro tiene mucha influencia en las elecciones de lo que comemos…

Por: Redacción

(archivo 2017 - entrevistas destacadas - publicada el 16 de marzo) Diego Golombek es biólogo, profesor universitario, escritor, investigador del cerebro humano y un gran divulgador de las ciencias en...

Crónicas + Desinformadas

Locos por La Mantis

Por: Cicco

No sé cuál será tu opinión del cine francés. Tal vez, se limite a recordar que existe un actor francés que tiene la nariz como un tubérculo, pero ni siquiera...

Actualidad

Corrado sobre su último libro: "Es una novela de amor, ciencia ficción y aventura…

Por: Redacción

(archivo 2017 - entrevistas destacadas - publicada el 8 de marzo) El popular actor Gabriel Corrado, además de actuar y producir novelas para Argentina y el mundo, desde hace algunos...

Libros y Lecturas

Diario de lecturas 297

Por: Juan Terranova

Domingo. Me despierto con calor, transpirando, pese al ventilador. Agarro el teléfono y lo enciendo. Leo correos y redes sociales. Mavrakis me dijo una vez que lo primero que vemos...

Actualidad

Iván Noble sobre el reencuentro de Caballeros de la Quema

Por: Redacción

(archivo 2017 - notas destacadas - publicada en junio) Después de quince años desde su separación, en el mes de junio de 2017 Caballeros de la Quema se volvió a...

Crónicas + Desinformadas

Por qué los mosquitos se nos ríen en la cara

Por: Cicco

Nada como el verano para darse cuenta de lo lento que viene la evolución humana, en relación a otras contingencias de la naturaleza. Ahí está, una vez más, el intento...

Opina Deporte

La declaración del año

Por: Pablo Llonto

Ni Messi, ni Cristiano Ronaldo, ni Maradona. Ni Roger Federer, ni Sampaoli ni LeBron James. Las mejores palabras del 2017 las formuló Fernando Belasteguín, considerado una estrella del padel mundial.

Actualidad

La serie documental Pendientes: todos los viernes por A24

Por: Redacción

PENDIENTES (Los grandes asuntos que la Argentina aún no resolvió) es una serie de 9 documentales que plantean las causas de los principales problemas de nuestra sociedad. Pensados y realizados...