RADIO
en vivo

Con toda esta búsqueda frenética del submarino ARA San Juan y los 44 tripulantes argentinos, en medio de la desesperación, la supuesta falta de oxígeno y demás peligros en ciernes, uno se pregunta: ¿para qué corno inventó la humanidad algo tan contraproducente como un submarino? Digo yo: ¿por qué no nos quedamos en disfrutar de la superficie en barco, la bella línea horizontal del horizonte, el mar meciéndose por todas partes, y nos dejábamos de jorobar de una buena vez?

Parece que, así como todos los caminos conducen a Roma, todas las invenciones conducen a Leonardo da Vinci. Y el bosquejo más remoto en la antigüedad de lo que sería un submarino se lo debemos a él. Pasaron años hasta que un loco llamado Cornelius van Drebbel se lo tomó en serio: envolvió un bote con pieles, lo enceró y se metió con un puñado de amigos durante tres horas bajo el agua. Esto fue en 1620, sobre el Támesis en Inglaterra. Para moverse empleaba remos. Y aún se discute cómo hizo para respirar allí abajo –¿utilizó tubos que salían del agua?-. Lo que sí se sabe es que, para subir y bajar el primer submarino, Cornelius utilizaba vejigas de cerdo que llenaba y vaciaba según la necesidad. Un demente hermoso.

En 1776, a David Bushnell le debemos el primer submarino con fines milicos. Era de madera y su función maravillosa era colocar explosivos debajo de los barcos enemigos. Un dulce, David.

Tiempo después, llegó la tecnología y John P. Holland y Simon Lake fueron los padres de los modelos modernos –algunos países adoptaron los de Holland, otros los de Lake, iba en gustos, vio-, más parecidos a los que vemos hundirse hoy en día algunos con mejor suerte que otros.

Todo este introito whikpediero, señor lector, para contarle que, en líneas generales, el submarino siempre me dio mala espina. Siempre olió a gato encerrado. De todos los vehículos, el submarino es el más canuto de todos. El más ladino. El más traicionero.

Cada vez que hay una guerra, junto con los misiles, lo primero que se envían son submarinos. El tanque siempre pareció el hermano fuerte y bobo de los vehículos militares. Y el helicóptero el primo debilucho que lo voltea el primer resfrío. Pero ahí está el submarino, siempre escurridizo como funcionario kirchnerista, agazapado y dispuesto a atacar cuando ya nadie piensa en él. “Eh, dale”, uno tiene ganas de gritarle, “¿por qué no das la cara y te convertís en barco?”

COLUMNISTAS

Actualidad

Noriega: "Philip Roth escribió algunas novelas extraordinarias"

Por: Redacción

Ayer por la noche a los 85 años murió en Nueva York el escritor norteamericano Philip Roth, que está considerado uno de los autores más importantes de la literatura de...

Actualidad

Iucht: "Para ganar un mundial hace falta buen juego y mucha fortuna"

Por: Redacción

Ayer Jorge Sampaoli hizo público el esperado listado de los 23 jugadores que van a integrar la selección argentina en la Copa del Mundo en Rusia. La nómina, que presenta...

Opina Deporte

El bozal

Por: Pablo Llonto

Hay muchas maneras sutiles, y no tanto, de obtener el silencio de los periodistas. En todos los ámbitos. Una de ellas es la publicidad. Mecanismo que en general tiene dos...

Actualidad

Palacios sobre la lista de Sampaoli: "Tiene fallas o huecos que alarman"

Por: Redacción

Hoy por la mañana el periodista especializado en deportes, Matías Palacios, desde Madrid dialogó con Luis Majul para Radio Berlín; y en el intercambio se refirió al esperado anuncio del...

La Política

La corrida cambiaria está haciendo lo que Macri no pudo o no quiso

Por: Luis Majul

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) La corrida cambiaria y la devaluación hicieron lo que no se atrevió a hacer este gobierno ni bien asumió: poner sobre la mesa...

Actualidad

Vidal: "Hay empresas que no tienen razón para aumentar los precios"

Por: Redacción

Hoy la gobernadora María Eugenia Vidal fue entrevistada por Luis Majul en una nueva emisión de La Cornisa en los estudios de América TV. La dirigente en un mano a...

Libros y Lecturas

Diario de lecturas 314

Por: Juan Terranova

Lunes. Esa gente de la filosofía que viene con sus preguntas de estudiante achispado a interrumpirnos a nosotros, los lectores. Igual, cuando Fogwill acierta es realmente bueno: “Amo a una...

Mundo Cine

Comentarios desde Cannes y desde el pasado

Por: Javier Porta Fouz

Estoy en Cannes, desde hace nueve días (cuando esto se publique, diez). Falta poco para que termine, y de las tres ediciones en las que estuve (2013 y 2014 fueron...