RADIO
en vivo

Con toda esta búsqueda frenética del submarino ARA San Juan y los 44 tripulantes argentinos, en medio de la desesperación, la supuesta falta de oxígeno y demás peligros en ciernes, uno se pregunta: ¿para qué corno inventó la humanidad algo tan contraproducente como un submarino? Digo yo: ¿por qué no nos quedamos en disfrutar de la superficie en barco, la bella línea horizontal del horizonte, el mar meciéndose por todas partes, y nos dejábamos de jorobar de una buena vez?

Parece que, así como todos los caminos conducen a Roma, todas las invenciones conducen a Leonardo da Vinci. Y el bosquejo más remoto en la antigüedad de lo que sería un submarino se lo debemos a él. Pasaron años hasta que un loco llamado Cornelius van Drebbel se lo tomó en serio: envolvió un bote con pieles, lo enceró y se metió con un puñado de amigos durante tres horas bajo el agua. Esto fue en 1620, sobre el Támesis en Inglaterra. Para moverse empleaba remos. Y aún se discute cómo hizo para respirar allí abajo –¿utilizó tubos que salían del agua?-. Lo que sí se sabe es que, para subir y bajar el primer submarino, Cornelius utilizaba vejigas de cerdo que llenaba y vaciaba según la necesidad. Un demente hermoso.

En 1776, a David Bushnell le debemos el primer submarino con fines milicos. Era de madera y su función maravillosa era colocar explosivos debajo de los barcos enemigos. Un dulce, David.

Tiempo después, llegó la tecnología y John P. Holland y Simon Lake fueron los padres de los modelos modernos –algunos países adoptaron los de Holland, otros los de Lake, iba en gustos, vio-, más parecidos a los que vemos hundirse hoy en día algunos con mejor suerte que otros.

Todo este introito whikpediero, señor lector, para contarle que, en líneas generales, el submarino siempre me dio mala espina. Siempre olió a gato encerrado. De todos los vehículos, el submarino es el más canuto de todos. El más ladino. El más traicionero.

Cada vez que hay una guerra, junto con los misiles, lo primero que se envían son submarinos. El tanque siempre pareció el hermano fuerte y bobo de los vehículos militares. Y el helicóptero el primo debilucho que lo voltea el primer resfrío. Pero ahí está el submarino, siempre escurridizo como funcionario kirchnerista, agazapado y dispuesto a atacar cuando ya nadie piensa en él. “Eh, dale”, uno tiene ganas de gritarle, “¿por qué no das la cara y te convertís en barco?”

COLUMNISTAS

Libros y Lecturas

Diario de lecturas 302

Por: Juan Terranova

Lunes. Me transformé en una nómade. O debería decir soy un poco más nómade ahora. Ser un nómade, o copiar esa gestualidad, solo le puede parecer una ventaja o algo...

Mundo Cine

Verdades y mentiras

Por: Javier Porta Fouz

Por séptimo año consecutivo estoy en el Festival de cine de Berlín, la Berlinale. En 2012 fui por primera vez y escribí algo aquí mismo. Ya no sé si considero...

Actualidad

Frigerio: "El erotismo siempre ha sido contado desde el lado del hombre"

Por: Redacción

(archivo 2017 - notas destacadas - publicada el 4 de octubre) La actriz y conductora de televisión, Andrea Frigerio, es una de las protagonistas de la película "Desearás al hombre...

Actualidad

Pigna: "Mariano Moreno fue el motor principal de la revolución de Mayo"

Por: Redacción

(archivo 2017 - notas destacadas - publicada en agosto 2017) Felipe Pigna es historiador, profesor, un referente de la historia en los medios de comunicación y el escritor de numerosos...

Crónicas + Desinformadas

Cómo sobrevivir a la sequía

Por: Cicco

Ya lo habían anunciado. Este verano vendría con pocas lluvias. Pero uno tiene con el servicio metereológico la misma actitud que con el GPS: le cree hasta ahí nomás.

Opina Deporte

El lenguaje, el machismo y el plagio

Por: Pablo Llonto

En el patrimonio de unos cuantos periodistas y locutores se encuentra el machismo, el mal hablar, la falta de lectura y, por supuesto, el afán por el plagio descarado.

Actualidad

¿Cómo la ciencia extiende y mejora la carrera de los deportistas?

Por: Redacción

(arhivo 2017 - notas destacadas - publicada el 20 de julio) El triunfo de Roger Federer en Wimbledon y la multiplicación de casos de futbolistas que se mantienen activos y...

Libros y Lecturas

Diario de lecturas 301

Por: Juan Terranova

Lunes. Hago una lista de nombres, los que aparecen en El crítico como personaje. Mis contemporáneos están ahí. ¿Quién de nosotros escribirá los Comentarios sobre la guerra de las Galias?...