RADIO
en vivo

Para hacer comedia en este mundo, hay que estar loco. Y para hacerlo realmente bien, hay que estar prácticamente al borde de la internación. Tiempo atrás, le pidieron a un loco hacer el papel de otro loco. Pedírselo fue, por supuesto, otro acto de locura. Pero la locura tiene algo que raramente vas a encontrar en este planeta: la locura tiene chispa. Y eso es lo que sucedió.

El resultado de ese par de locos, y toda esa chispa junta, se llamó “El mundo de Andy”. Una bio pic donde Jim Carrey –loco number one, depresivo crónico, demandado por la familia de su ex novia, que lo acusan de motivar su suicidio- interpretaba al fallecido Andy Kaufman –loco number 2, comediante de culto y de mil caras, revulsivo e impredecible-.

A Carrey la película le valió un Globo de Oro. Pero a sus compañeros de rodaje los metió en una pesadilla. La leyenda cuenta que Jim se mimetizó tanto con su rol de Andy –ya lo dijimos, esta gente está loca bien loca- que aún cuando las cámaras se apagaban, seguía siendo Andy. Y, por consiguiente, los personajes que interpretaba el propio Andy y que ni él mismo sabía cómo quitárselos de encima.

De aquel set de filmación boquiabierto quedó un registro de 100 horas de filmación. Y recién ahora, Netflix acaba de estrenar sus resultados –Jim & Andy: The Great Beyond-. El documental que atestigua aquella deliciosa demencia actoral, ese homenaje a la comedia sin límites y sin tiempo, es un manual que debería ver todo estudiante de actuación. Es, locura mediante, un testimonio vivo de qué pasa cuando un actor lleva su papel hasta las últimas consecuencias. O, para decirlo de otro modo, qué sucede cuando un actor lleva la broma demasiado lejos. Los otros al principio se ríen, luego se alborotan, luego se abochornan, luego lo amenazan, y al final se resignan.

Cómo lo queremos a Jim. Es nuestro héroe de la comedia. Cuando arrancó con esto –recuerden las dos Ace Ventura, donde hacía de un detective de mascotas, una historia olvidable que él convirtió en boom taquillero- lo tildaban de payaso. Pero Jim le puso el pecho a las balas y se convirtió en algo más que eso. Se convirtió en el rey de de los payasos. El actor que hizo de la comedia una segunda piel. El tipo que tuvo una vida tan dura, madre enferma, infancia de abandonos, que fue el motor justo para transformar toda esa merda en risa.

Hay que ver “El mundo de Andy” y ver luego, el backstage de toda esa demencia en “The great beyond”. Entonces, uno puede comprender que la locura tal vez no sea sana para nadie, pero, de tanto en tanto, la locura es genial.

COLUMNISTAS

Mundo Cine

Recopilación número 1

Por: Javier Porta Fouz

Esta es la columna 371 que escribo para Hipercrítico, un número que es algo así como una barbaridad. Si consideramos un promedio de 4.000 caracteres por columna -y es una...

La Tele

Culell: ""El Marginal 2" repite el éxito de la primera temporada que generó…

Por: Redacción

El último martes se estrenó en la TV pública la segunda parte de la serie argentina "El marginal 2", cuya trama sigue a varios personajes que comparten los días en...

Actualidad

Spotorno: "Con alta inflación, no salta el desempleo pero baja el salario real"

Por: Redacción

El desempleo ha sido una problemática que a lo largo del tiempo en mayor o menor medida ha persisitido en la Argentina, desde el regreso de la democracia a la...

Actualidad

Di Pace: "Si el dólar se mantiene, en agosto podría desacelerarse la inflación"

Por: Redacción

Ayer se conoció el índice de inflación de junio (3,7 por ciento) que fue el más alto de los últimos meses. Un dato que forma parte de un escenario económico...

Crónicas + Desinformadas

Teoría conspiracionista del momento: ¿Somos ganado de los alienígenas?

Por: Cicco

Con motivo de la Rural de Palermo, déjenme contarles una de las teorías conspiracionistas más deliciosas y por qué no vacunas de los últimos tiempos. Tal vez, sea cierta. Tal...

Actualidad

¿Cómo debería ser el camino para encontrar nuevo DT de la selección?

Por: Redacción

Luego de 40 días en Rusia para cubrir el mundial de fútbol para diferentes medios (Radio Berlín, entre ellos), el periodista Matías Palacios inició el camino de regreso a su...

Opina Deporte

¿La final, o el final de la TV Pública?

Por: Pablo Llonto

A la desinfomación abundante que día tras día se apropia de la TV Pública, Radio Nacional y todos los medios que maneja el gobierno, sólo le quedaba como última prueba...

Actualidad

Finalizado el mundial, ¿qué dicen las primeras encuestas sobre el escenario político?

Por: Redacción

Aún falta más de un año para las elecciones de 2019; sin embargo y aunque ninguno lo quiera reconocer, la carrera electoral hacia las presidenciales ya comenzó. Finalizado el mundial...