RADIO
en vivo

Ya lo habían anunciado. Este verano vendría con pocas lluvias. Pero uno tiene con el servicio metereológico la misma actitud que con el GPS: le cree hasta ahí nomás.

La parte rata de mi ser, se alegró porque se dijo: “Si no llueve, vamos a gastar menos de jardinero”. Porque, claro, cuando llueve el pasto crece sin control. Fue una frase desafortunada, lo admito.

La sequía es desalmada. La tierra se endurece y abre como una herida. Los pájaros caen en picada del cielo, desahuciados. Los bichos y los animales, se guardan y esperan. Los mosquitos, por suerte, sin agua no se multiplican, ni todas las plagas que vienen con ellos. Las moscas casi no joden, no les da el cuero.

El verde de la gramilla, se retira poco a poco, y deja, a su paso, un rastro amarillo desierto. Las calles de tierra se hacen polvo y el viento sube y arremolina el polvo, como si Dios revolviera Nesquik sin leche. Las flores, las pocas flores que se animan a aparecer, no duran nada: el sol las quema, las prende, literalmente, fuego. Las napas de agua, bajan. En los pueblos, hay que subir el agua con bombas al tanque. De lo contrario, vas a tener que bañarte con la canilla de la plaza.

Cuando nos advierten del avance de la desertificación, y uno lee estos pronósticos agoreros en invierno, o junto al río, o en el mar, o con los pies sobre una alfombra de verde primavera, le parece en su fuero íntimo, como si hablaran de un planeta distinto. “Esto lo deben decir por Marte”, reflexiona. Sin embargo, el desierto está ahí a la vuelta de la esquina. Bajo nuestros pies. Basta con un mes de, como le decimos en el pueblo, “seca” para comprobar que este planeta tiene, de verdad, los días contados.

La vida en la Tierra llegó a su recta final. Ponerlo en duda, es cosa de tontos. Somos muchos, demasiados. Y estamos muy locos.

Se vienen tiempos de transpirar la camiseta. Y de vestirnos como beduinos en el desierto. En el futuro muy cercano seremos, más que seres humanos, un sinfín de churrasquitos a la plancha.

COLUMNISTAS

Actualidad

Gobierno prometió 3 mil Jardínes de Infantes para 2019 y sólo se inauguraron 19

Por: Redacción

Hoy en el capítulo informes de La Cornisa TV, se presentó una nota en la que se abordó la denuncia que va a realizar la ex diputada nacional Margarita Stolbizer...

Libros y Lecturas

Diario de lecturas 319

Por: Juan Terranova

Sábado. Escribo una ligera viñeta crítica sobre el Bloomsday que -más allá de los risueños recorridos por Dublin, con turistas legos o fanáticos, más allá de la misma figura de...

Mundo Cine

Dry Martina, seca y difícil de encontrar

Por: Javier Porta Fouz

Hay una comedia en los cines; bueno, en algunos, en realidad en unos pocos (ver más abajo), dirigida por un joven chileno que vive en Buenos Aires desde hace unos...

Actualidad

¿Qué significa que Argentina vuelva ser considerada economía emergente?

Por: Redacción

Era una evaluación esperada por el Gobierno, por las empresas que cotizan en bolsa y por el sector financiero local. Y se hizo realidad de la manera esperada: la Argentina...

Crónicas + Desinformadas

Apología de Vicentico

Por: Cicco

Hay que sacarse el sombrero con Vicentico, el músico Vicentico. Tiene los códigos de la gente de antes. La conducta de nuestros abuelos y de las celebridades de antes. Se...

Actualidad

Escenarios de balotaje en 2019: ¿qué porcentajes obtendría cada candidato?

Por: Redacción

Aunque aún falta más de un año para las elecciones presidenciales de 2019, tanto el oficialismo como la oposición ya analizan posibles escenarios en la contienda electoral. La economía por...

Actualidad

Palacios: "Sampaoli conformará el equipo que utilizó en partidos clave"

Por: Redacción

El periodista Matías Palacios, desde Moscú y en diálogo con Gustavo Noriega para Radio Berlín, ofreció las novedades del día sobre el posible armado de Jorge Sampaoli en la selección...

Opina Deporte

¿Dónde hay un periodista en el Mundial?

Por: Pablo Llonto

Pobre el pueblo argentino. En estos tiempos de sufrimiento, llegó la otra condena: la que suele repetirse cada cuatro años cuando transitan las horas mundialistas y entonces no queda otra...