RADIO
en vivo

No importa que este sea un mal año para la economía, que el gas y la luz se disparen, que los piquetes se multipliquen. No importa la ola de pedofilia que se revela en clubes de fútbol, ni que las mediciones de PBI y el índice de inflación no sean las esperados. No importa la suelta imparable del dólar, ni el clima neblinoso de nunca saber lo que va a pasar. Todo eso no importa porque este es año del Mundial de Fútbol y comparado con esto, todos los problemas y todos los asuntos se retiran y desaparecen como si nunca hubieran existido.

No hay borrachera más embriagante que un mundial. La gente hasta invierte una pila de dinero para pagarse un pasaje a Moscù e hipoteca cinco años de su vida pagando un viaje en cuotas infinitas, con la promesa remota de que la selección Argentina milagrosamente se concentre en ganar.

El Mundial inyecta el famoso espíritu mundialista donde, aquel que es poseído por él, se compra televisores enormes para los cuales ni siquiera cuenta con habitación que los contenga, ni billetera que los cubra. Se sumerge durante un mes en un sopor de duelos futboleros, ajeno a todo mal de la economía, paro del transporte y reclamo marital.

El mundialista se chifla, se nubla, se entusiasma por demás. Se empeda sin alcohol. Corea el himno nacional como si fuera, de pronto, granadero a caballo. Y ata con cadena su ánimo al destino fatal de su equipo.

El mundial nos endeuda. Nos aplaza trabajo que, terminado el torneo, deberemos completar. Y nos llena de expectativa colectiva febril y desbordante al divino botón.

Nos hace saborear en menos de un mes –y esta es la mejor parte-, cómo sería vivir en un país hermanado y unido en pos de un objetivo mayor. La macana que eso se termina muy pronto, y muchas veces con la frustración de un regreso derrotado y de capa caída. La sensación alarmante de haber caído en un hechizo que cuatro años más tarde, volverá a ocurrir.

COLUMNISTAS

Mundo Cine

Dry Martina, seca y difícil de encontrar

Por: Javier Porta Fouz

Hay una comedia en los cines; bueno, en algunos, en realidad en unos pocos (ver más abajo), dirigida por un joven chileno que vive en Buenos Aires desde hace unos...

Actualidad

¿Qué significa que Argentina vuelva ser considerada economía emergente?

Por: Redacción

Era una evaluación esperada por el Gobierno, por las empresas que cotizan en bolsa y por el sector financiero local. Y se hizo realidad de la manera esperada: la Argentina...

Crónicas + Desinformadas

Apología de Vicentico

Por: Cicco

Hay que sacarse el sombrero con Vicentico, el músico Vicentico. Tiene los códigos de la gente de antes. La conducta de nuestros abuelos y de las celebridades de antes. Se...

Actualidad

Escenarios de balotaje en 2019: ¿qué porcentajes obtendría cada candidato?

Por: Redacción

Aunque aún falta más de un año para las elecciones presidenciales de 2019, tanto el oficialismo como la oposición ya analizan posibles escenarios en la contienda electoral. La economía por...

Actualidad

Palacios: "Sampaoli conformará el equipo que utilizó en partidos clave"

Por: Redacción

El periodista Matías Palacios, desde Moscú y en diálogo con Gustavo Noriega para Radio Berlín, ofreció las novedades del día sobre el posible armado de Jorge Sampaoli en la selección...

Opina Deporte

¿Dónde hay un periodista en el Mundial?

Por: Pablo Llonto

Pobre el pueblo argentino. En estos tiempos de sufrimiento, llegó la otra condena: la que suele repetirse cada cuatro años cuando transitan las horas mundialistas y entonces no queda otra...

Actualidad

Las medidas de Caputo para tranquilizar al dólar y los mercados

Por: Redacción

Hoy comenzó una semana clave para la economía y las finanzas del país. Luego de varias semanas con marcadas subas del dólar, que motivaron el cambio del presidente del Banco...

Actualidad

¿Qué fallas tuvo la selección ante Islandia?

Por: Redacción

El empate de Argentina ante un equipo débil como Islandia, en el debut del conjunto de Sampaoli en la Copa del Mundo, de ninguna manera cumplió las expectativas de la...