RADIO
en vivo

La Política

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) Si fuera por el presidente Mauricio Macri, ya habría mandado a los ‘gordos’ de la CGT a ‘la miércoles’. Y lo mismo habría hecho con los formadores de precios que siempre tienen un argumento a flor de labios para remarcar. Y les hubiera cantado ‘las cuarenta’ y unas cuántas más a los hombres de negocios que lo aplaudieron en el coloquio de IDEA pero no fueron capaces de enfrentar ni a Néstor Kirchner ni a Cristina Fernández ni a Guillermo Moreno en el momento en que lo tenían que hacer. Son los mismos que ahora sostienen que, para invertir, es decir, para sacar dinero de su propio bolsillo a la espera de obtener algo de rentabilidad en el mediano o el largo plazo, necesitan, todavía, más señales concretas. ¿Qué señales? Como mínimo, un nuevo triunfo de Cambiemos en las elecciones legislativas del año que viene. O una garantía de que los legisladores del Frente para la Victoria, el peronismo no kirchnerista y el Frente Renovador no van a volver a impulsar leyes ‘antiempresarias’ o ‘antiinversión’.

(Columna publicada en Diario La Nación) Todo el oficialismo se pregunta cómo trasladar la inmejorable imagen de María Eugenia Vidal en votos contantes y sonantes para las elecciones legislativas del año que viene en la provincia de Buenos Aires. Cómo hacerlo antes de que Sergio Massa termine de acordar con Margarita Stolbizer y encabece una posible lista conjunta entre el Frente Renovador y GEN.

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) En contra de lo que dijo el ministro de Justicia, Germán Garavano, hay una serie de razones muy poderosas por las que la ex presidenta Cristina Fernández puede terminar primero condenada y luego presa.Está contenida en las más de 200 páginas del dictamen que presentaron los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques el 6 de septiembre pasado.

(Columna publicada en Diario La Nación) Lo que el presidente Mauricio Macri tiene en la cabeza en este momento es una mezcla rara de satisfacción y decepción. Está satisfecho porque cree que la inflación, al fin, comenzó a bajar y supone que el proceso será irreversible. Y está decepcionado porque esperaba que, a esta altura, las inversiones fueran contantes y sonantes y ayudaran al crecimiento de la economía y a la generación de trabajo genuino. O producir un "contagio virtuoso" que llegara, incluso, a "zonas tan sensibles" como las de la educación o la inseguridad.

Los expertos en transparencia pública y en política económica no suelen vincular un ‘fenómeno‘ con el ‘otro‘. Sin embargo, para quienes analizamos y sufrimos en carne propia los nocivos efectos culturales y sociales de los últimos doce años no hay duda: la corrupción y la pobreza representan las dos caras de una misma moneda. Es más: la corrupción, la pobreza y la mentira bien podrían ser consideradas como las ‘tres caras‘ de una misma ‘falsa moneda‘. Para que se entienda bien: la falsa moneda de tres caras que hizo circular el Frente para la Victoria y que todavía muchos usan y defienden, como si se tratara de una ‘moneda de curso legal‘. Como si la mentira que armaron fuera la más absoluta verdad. Porque desde mayo de 2003 hasta diciembre de 2015 no podría entenderse la enorme pobreza estructural separada de los bolsos de José López, las licitaciones truchas que hicieron multimillonario a Lázaro, a Néstor y a Cristina y la manipulación de los datos del Indec, que empezaron con el índice de precios al consumidor y terminaron con la escandalosa decisión de dejar de medir la pobreza y la indigencia.

(Columna publicada en Diario La Nación) Mauricio Macri pensó que gobernar y mantener a la mayoría de los argentinos más o menos satisfechos iba a ser más fácil. Que sus votantes, primero, y una buena parte de quienes eligieron a Daniel Scioli, con el tiempo, iban a terminar comprando "su receta de país" de manera integral. Creía Macri que la economía tenía que empezar a funcionar bien casi inmediatamente después de asumir, porque el cambio de expectativas iba a ser casi instantáneo. Consideraba que la transformación cultural de un país desquiciado a otro normal se iba a ir dando paulatinamente, pero de manera fluida. Que la "normalidad" se iba a ir sintiendo al mismo tiempo que la baja de la inflación, que esperaba para abril o mayo.

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) El jefe de gabinete, Marcos Peña, pronunció, en el cierre del encuentro de voceros del Gobierno, realizado en el CCK, las dos palabras que cada tanto suele repetir el presidente Mauricio Macri en la intimidad: "Nos subestiman". Lo que no hizo Peña es dar a conocer el pensamiento completo que ambos defienden cuando los atacan desde Cambiemos y también desde lo que ellos consideran el "círculo rojo" de los formadores de opinión. Lo que sienten ellos tampoco es distinto a lo que opina, cuando habla en serio, el asesor Jaime Durán Barba. Todos piensan no solo que los subestiman, sino que es mejor que así sea. "Que crean que somos naif, torpes o directamente unos idiotas. Mejor. Cuánto más por debajo del radar estemos, menos atacables o vulnerables vamos a terminar siendo".

(Columna publicada en Diario La Nación) Una vez más, a Cristina Fernández y Daniel Scioli no los une el amor, sino el espanto. Después de tanta negación, la ex presidenta parece haber comprendido que una de las pocas alternativas que le quedan para no ser condenada y, eventualmente, detenida es participar de alguna manera en las elecciones legislativas del año que viene. Y el ex gobernador, que tiene un mal diagnóstico sobre los motivos por los que algunos periodistas publicamos las denuncias en su contra e investigamos a los hombres de su entorno, parece haber llegado a la misma conclusión: o se presenta como aspirante a legislador nacional o las causas en su contra lo van a terminar corriendo de la política.

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) Cristina Fernández y Néstor Kirchner no solo le entregaron a Lázaro Báez de manera irregular y arbitraria el negocio de la obra pública. También lo hicieron con otro negocio potencialmente más rentable y multimillonario: las mejores áreas petroleras de la provincia de Santa Cruz.

(Columna publicada en Diario La Nación) Néstor Kirchner quería quedarse con los mejores negocios públicos y privados de la Argentina. Y Cristina Fernández convalidó su deseo, pero como ella era mejor para el discurso que para la acción, se quedó a mitad de camino. El pedido de indagatoria que aceptó el juez Julián Ercolini -que se basa en la idea del fiscal Gerardo Pollicita de que la ex presidenta se quedó con una parte de los millones del negocio de la obra pública que le entregó a Lázaro de manera irregular- enfoca sólo uno de los negocios con los que pretendió quedarse Néstor Kirchner.

COLUMNISTAS

Opina Deporte

Recuperar El Gráfico

Por: Pablo Llonto

Cerró la histórica revista El Gráfico es una manera “elegante” que ciertos medios eligieron para contar la realidad. Lo cierto es que 23 periodistas deportivos quedaron en la calle por...

Libros y Lecturas

Diario de lecturas 302

Por: Juan Terranova

Lunes. Me transformé en una nómade. O debería decir soy un poco más nómade ahora. Ser un nómade, o copiar esa gestualidad, solo le puede parecer una ventaja o algo...

Mundo Cine

Verdades y mentiras

Por: Javier Porta Fouz

Por séptimo año consecutivo estoy en el Festival de cine de Berlín, la Berlinale. En 2012 fui por primera vez y escribí algo aquí mismo. Ya no sé si considero...

Actualidad

Frigerio: "El erotismo siempre ha sido contado desde el lado del hombre"

Por: Redacción

(archivo 2017 - notas destacadas - publicada el 4 de octubre) La actriz y conductora de televisión, Andrea Frigerio, es una de las protagonistas de la película "Desearás al hombre...

Actualidad

Pigna: "Mariano Moreno fue el motor principal de la revolución de Mayo"

Por: Redacción

(archivo 2017 - notas destacadas - publicada en agosto 2017) Felipe Pigna es historiador, profesor, un referente de la historia en los medios de comunicación y el escritor de numerosos...

Crónicas + Desinformadas

Cómo sobrevivir a la sequía

Por: Cicco

Ya lo habían anunciado. Este verano vendría con pocas lluvias. Pero uno tiene con el servicio metereológico la misma actitud que con el GPS: le cree hasta ahí nomás.

Opina Deporte

El lenguaje, el machismo y el plagio

Por: Pablo Llonto

En el patrimonio de unos cuantos periodistas y locutores se encuentra el machismo, el mal hablar, la falta de lectura y, por supuesto, el afán por el plagio descarado.

Actualidad

¿Cómo la ciencia extiende y mejora la carrera de los deportistas?

Por: Redacción

(arhivo 2017 - notas destacadas - publicada el 20 de julio) El triunfo de Roger Federer en Wimbledon y la multiplicación de casos de futbolistas que se mantienen activos y...