RADIO
en vivo

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) Si el Presidente Mauricio Macri pudiera, contrataría una nave espacial y mandaría a la luna a los cerca de 600 argentinos que, según él, son los verdaderos responsables de la eterna decadencia del país. Los conoce a casi todos por sus nombres y sus apellidos. Son los empresarios, sindicalistas, dueños de medios, fiscales y jueces que forman parte del "poder permanente".

Algunos de ellos hablan seguido con el jefe de Estado. A casi todos Macri les "sacó la ficha". O para ponerlo en palabras de una persona que conoce el pensamiento íntimo del Presidente: "Mauricio los ve venir.

Se llenan la boca hablando de lo que el Gobierno debería hacer, pero al final terminan pidiendo siempre lo mismo: ventajas o prebendas para su sector. Regulaciones o medidas que le permitan seguir sacando ventaja".

El último gran berrinche que el Presidente se agarró fue con los directores de la cooperativa Sancor. Parece que, ni bien les cedió la palabra, los directores le pidieron $ 5000 millones para tapar "todos los agujeros" de la cooperativa.

El Presidente se paró, se metió la mano en el bolsillo, movió la cabeza hacia ambos lados y les respondió: "En este mismo instante me quedé sin efectivo". Pero de inmediato se sentó y les dio a entender que le parecía un delirio que dieran por descontado que el Estado podía seguir manteniendo lo que él consideraba una gestión como mínimo ineficiente. La industria lechera está afectada, entre otros motivos, por las inundaciones y los costos de producción. Pero el Presidente, después de revisar los números, les sugirió: llamen a convocatoria de acreedores y firmen un nuevo convenio laboral, porque lo que están haciendo ustedes es inviable. Cerca del jefe de Estado, creen que lo que le pasa a Sancor es producto de políticas de connivencia irresponsable.

Señalan a ex funcionarios como Guillermo Moreno y Carlos Tomada, a los directores de la cooperativa y al secretario general del gremio lechero, Atilra, Héctor Etín Ponce, un excéntrico sindicalista al que cada tanto, dentro del gobierno, suelen comparar con el ex mandamás del Sindicato de trabajadores marítimos SOMU, Omar Caballo Suárez, quien permanece preso y con el gremio intervenido. Ponce se jacta de haber logrado uno de los niveles salariales más altos de la Argentina.

Pero los empresarios del sector sostienen que son inviables. La estrategia del Presidente es bastante trasparente. Está tratando de voltear o disciplinar, uno por uno, a cada uno de los dirigentes que considera "parte de la mafia". La semana pasada festejaron, por ejemplo, el reemplazo del eterno jefe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, Osvaldo Cornide, por Fabián Tarrió. Cornide presidió CAME durante tantos años. Fue cómplice de la dictadura y un entusiasta de los negocios.

Durante la semana que se inicia los hombres de Macri volverán a la carga contra la Procuradora General, Alejandra Gils Carbó. Aunque todavía no tienen asegurado el número para el inicio de su juicio político.

El Presidente pidió a sus hombres que aporten a la justicia toda la información que el fiscal Eduardo Taiano y el juez Julián Ercolini soliciten en la causa que aparece involucrada en el presunto pago de una coima a un funcionario de su máxima confianza, para la compra del nuevo edificio de la Procuración. Al mismo tiempo dentro y fuera de Comodoro Py acopian información para probar el abuso de autoridad de Gils Carbó.

Aparentemente, sigue siendo muy generosa, desde el punto de vista político y económico, con los fiscales que le responden, y muy tacaña y hostil, con los críticos e independientes, como Carlos Rívolo o José María Campagnoli. El Jefe de Estado quiere que Gils Carbó se vaya ahora mismo. Dicen los hombres del presidente que a Macri no le preocupa tanto las cincuenta imputaciones que recibió de fiscales y jueces que apoyan a Cristina Fernández desde que asumió, en diciembre de 2015, sino el pánico en el que entran algunos de sus funcionarios, cuando reciben la cédula judicial. "Mauricio tiene el cuero duro, y sus abogados le explicaron que la mayoría de las denuncias son un delirio.

El problema son algunos ministros, secretarios y directores, a quienes sus familiares les preguntan, casi todos los días. ¿Para qué te metiste en la función pública si sabías que ibas a terminar así?" dicen. Al líder de Cambiemos no le preocupa tanto la hiperactividad de la precandidata a diputada nacional por la Ciudad, Elisa Carrió, ni los ataques de ésta al jefe de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti. Muy cerca suyo dicen que "Lilita" acordó dejar de hostigar a Lorenzetti todos los días por los diarios y concentrarse más en la campaña que acaba de comenzar. Macri tampoco parece muy preocupado por las últimas encuestas.

Al contrario. Sugiere que la tendencia que se viene registrando desde hace tres semanas de mayor apoyo a su figura y a la gestión, podría consolidarse durante las próximas semanas, y dejaría a Cambiemos en inmejorables condiciones para las próximas PASO de agosto. Lo que le preocupa cada vez más es la dificultad que tiene su gobierno para bajar el déficit fiscal. Para el Presidente, esta, es la madre de todas las batallas. Más que hablar de porcentajes, prefiere hablar de plata contante y sonante. Cada vez que alguno de esos 600 dirigentes argentinos que lo vienen a ver para expresarle su apoyo y le terminan pidiendo algo les habla de la economía, él les recuerda: "La Argentina está $ 600.000 millones abajo. Por fortuna el mundo nos está prestando dinero a tasas razonables. ¿Pero cuánto tiempo podemos seguir viviendo así?".

El jefe de Estado hace dibujos en sus papeles de trabajo con la cantidad de jardines de infantes, puentes, rutas, mejoras en los puertos y otras obras de infraestructura que se podrían estar haciendo ahora mismo si semejante déficit no amenazara al Estado. Si por él fuera sería menos gradual y de paso los mandaría a pasear más seguido.

Durante la última conversación con Carrió sobrevoló la idea de "profundizar el combate contra las mafias". Ambos saben que no puede ser solo un slogan de campaña. Que si lo declaman, tienen que trabajar para cumplirlo. La diferencia entre el jefe de Estado y la diputada está en el método. Carrió no suele medir el riesgo ni las consecuencias. Macri, en cambio, no quiere que un ataque masivo termine uniendo a sus adversarios y se le pueda volver en contra. Prefiere el camino más largo. Uno por uno. Nombre por nombre. Apellido por apellido. Se niega a poner a Cristina Fernández dentro del mismo paquete. Solo espera que la justicia "haga lo que tiene que hacer", pero de manera metódica. Y que su condena, y su eventual prisión, sean decisiones "técnicamente impecables".

COLUMNISTAS

Actualidad

Golombek: "El cerebro tiene mucha influencia en las elecciones de lo que comemos…

Por: Redacción

(archivo 2017 - entrevistas destacadas - publicada el 16 de marzo) Diego Golombek es biólogo, profesor universitario, escritor, investigador del cerebro humano y un gran divulgador de las ciencias en...

Crónicas + Desinformadas

Locos por La Mantis

Por: Cicco

No sé cuál será tu opinión del cine francés. Tal vez, se limite a recordar que existe un actor francés que tiene la nariz como un tubérculo, pero ni siquiera...

Actualidad

Corrado sobre su último libro: "Es una novela de amor, ciencia ficción y aventura…

Por: Redacción

(archivo 2017 - entrevistas destacadas - publicada el 8 de marzo) El popular actor Gabriel Corrado, además de actuar y producir novelas para Argentina y el mundo, desde hace algunos...

Libros y Lecturas

Diario de lecturas 297

Por: Juan Terranova

Domingo. Me despierto con calor, transpirando, pese al ventilador. Agarro el teléfono y lo enciendo. Leo correos y redes sociales. Mavrakis me dijo una vez que lo primero que vemos...

Actualidad

Iván Noble sobre el reencuentro de Caballeros de la Quema

Por: Redacción

(archivo 2017 - notas destacadas - publicada en junio) Después de quince años desde su separación, en el mes de junio de 2017 Caballeros de la Quema se volvió a...

Crónicas + Desinformadas

Por qué los mosquitos se nos ríen en la cara

Por: Cicco

Nada como el verano para darse cuenta de lo lento que viene la evolución humana, en relación a otras contingencias de la naturaleza. Ahí está, una vez más, el intento...

Opina Deporte

La declaración del año

Por: Pablo Llonto

Ni Messi, ni Cristiano Ronaldo, ni Maradona. Ni Roger Federer, ni Sampaoli ni LeBron James. Las mejores palabras del 2017 las formuló Fernando Belasteguín, considerado una estrella del padel mundial.

Actualidad

La serie documental Pendientes: todos los viernes por A24

Por: Redacción

PENDIENTES (Los grandes asuntos que la Argentina aún no resolvió) es una serie de 9 documentales que plantean las causas de los principales problemas de nuestra sociedad. Pensados y realizados...