RADIO
en vivo

Lunes. Feriado por el día de la soberanía. Leo La paliza de Marcos Apolo Benitez. Es su segunda novela, breve, contundente. El narrador es una chico que vive en un pueblo y observa y padece a su familia. Y esa familia salvo por algunas excepciones, como los abuelos maternos, se dedica a desertificar y destruir al mismo tiempo que sostiene unas relaciones sociales aterradoras. La familia como desierto, entonces, como agresión, como condena. Empiezo a ver La juntidad espeluznante, una película hecha en los 90 por Martín Quiroga y Jorge Quiroga. “Con un lenguaje que algunos asociaron con el free cinema y otros con el punk, La juntidad espeluznante explora el clima cultural y político de los principios de los setenta.” Pero lo interesante es que lo hace desde los 90s, un tiempo que ya también es pretérito.Lo que se junta es “el grupo de la revista Literal (1973-1977), de la cual fue miembro Quiroga, y la de la movida under de los noventa en la que participó activamente Carmona.” La película me gusta. Me siento reconocido en ella. Y ya sabemos que nada puede matar Buenos Aires, es Buenos Aires la que si quiere te mata.

Martes. Compro por Mercado Libre El romanticismo alemán y la ciencias naturales de Alexander Gode-Von Aesch. Siento en que nunca escribí sobre Nippur y Robin Wood, sobre Dago, esos personajes, mi primera, mi mejor, mi más noble y frecuentada escuela de épica. Lo que siento es una deuda. Wood fue mi primer Shakespeare. Escucho poca música. Escuch obras para piano de Sibelius, que nació en 1865 y murió en 1957. Su música siempre remite a un tardo-romanticismo escandinavo pero con breves fugas hacia texturas más recientes. Sus fechas me sorprenden más que su música. Tener veinte años en 1885 y después llegar a ver la década del 50. Creo que busco esa longevidad, todos esos cambios, en sus obras, pero no creo llegar a escucharla. Leer dos libros al mismo tiempo me baja el nivel de ansiedad y exigencia. A la tarde, última hora, voy a la CGT a escuchar a Aleksandr Duguin, el “Rasputín de Putin”, según Wikipedia. Habla sobre Tierra y mar, un libro que Carl Schmitt escribió y publicó durante la Segunda Guerra. Escribo una nota para Revista Paco. De titular le pongo Un ruso en la CGT.

Miércoles. Una página del El concepto de crítica de arte en el Romanticismo alemán de Walter Benjamin. Anotación arriba: “La verdadera literatura experimental es la crítica.” (Y encuentro “disparate”, palabra arlteana.) La página contiene una refutación completa a la mirada ingenua e impugnatoria sobre la crítica que siempre se escucha. ¿Qué motiva la crítica? La crítica se motiva en sí misma, como el arte. Es un hecho en sí mismo, un factum, “y justamente por ello es fatiga vana pretender motivarlo.” Leo en el Borges de Bioy que Macedonio Fernández llamaba “calabrés vengativo” a Martín Fierro. Borges termina diciendo “Martín Fierro corresponde a la idea popular de un calabrés.” Ergo, todos los calabreses son vengativos. Yo, que soy hijo de un calabrés que fue lo más amable y educado que conocí, no entiendo bien qué linaje reclamar. Entiendo que se trata de situar arquetipos y tironear tradiciones. Siendo así, quizás el peronismo no sea ajeno a la lectura.

Jueves. Jacobo Surida, Fortunio Bananova, Juan Alomar. Buenos Nombres. Sonoros. Míticos. ¿Quienes son?

Viernes. Compro y empiezo a leer Tierra y mar el libro de Schmitt. (Voy hasta la Avenida San Juan, casi Entre Rios. En el timbre de la dirección que me dio Mercado Libre dice “Librería Thule.”) Luego, escucho algo de música. No sé bien qué. No estoy desconcentrado, estoy un paso más allá, en una especie de nube vital desde la cual, sorpresa, es posible leer. (Pero no escribir, o no escribir como yo quiero escribir.) Me sigue llamando la atención Benjamin hablando del romanticismo alemán y de la forma, y no puedo dejar de pensar en los formalistas rusos. La modernidad nos impone lo disruptivo. Es idea de Safranski. Ni la subjetividad romántica, ni la forma como preocupación única. La irrupción. Lo que viene a cortar. ¿Qué viene a cortar? ¿Cómo y por qué lo corta? Luego se ve. Pero ese es el gesto moderno, el accionar dialéctico de nuestra época, que empieza a fines del siglo XVIII.

COLUMNISTAS

Actualidad

Noriega: "Philip Roth escribió algunas novelas extraordinarias"

Por: Redacción

Ayer por la noche a los 85 años murió en Nueva York el escritor norteamericano Philip Roth, que está considerado uno de los autores más importantes de la literatura de...

Actualidad

Iucht: "Para ganar un mundial hace falta buen juego y mucha fortuna"

Por: Redacción

Ayer Jorge Sampaoli hizo público el esperado listado de los 23 jugadores que van a integrar la selección argentina en la Copa del Mundo en Rusia. La nómina, que presenta...

Opina Deporte

El bozal

Por: Pablo Llonto

Hay muchas maneras sutiles, y no tanto, de obtener el silencio de los periodistas. En todos los ámbitos. Una de ellas es la publicidad. Mecanismo que en general tiene dos...

Actualidad

Palacios sobre la lista de Sampaoli: "Tiene fallas o huecos que alarman"

Por: Redacción

Hoy por la mañana el periodista especializado en deportes, Matías Palacios, desde Madrid dialogó con Luis Majul para Radio Berlín; y en el intercambio se refirió al esperado anuncio del...

La Política

La corrida cambiaria está haciendo lo que Macri no pudo o no quiso

Por: Luis Majul

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) La corrida cambiaria y la devaluación hicieron lo que no se atrevió a hacer este gobierno ni bien asumió: poner sobre la mesa...

Actualidad

Vidal: "Hay empresas que no tienen razón para aumentar los precios"

Por: Redacción

Hoy la gobernadora María Eugenia Vidal fue entrevistada por Luis Majul en una nueva emisión de La Cornisa en los estudios de América TV. La dirigente en un mano a...

Libros y Lecturas

Diario de lecturas 314

Por: Juan Terranova

Lunes. Esa gente de la filosofía que viene con sus preguntas de estudiante achispado a interrumpirnos a nosotros, los lectores. Igual, cuando Fogwill acierta es realmente bueno: “Amo a una...

Mundo Cine

Comentarios desde Cannes y desde el pasado

Por: Javier Porta Fouz

Estoy en Cannes, desde hace nueve días (cuando esto se publique, diez). Falta poco para que termine, y de las tres ediciones en las que estuve (2013 y 2014 fueron...