RADIO
en vivo

Opina Deporte

Pobre Caruso. Ahora viene el tiempo de los lamentos. Durante un tiempo su afán de simpatía y de hombre divertido permanecerá en el breve olvido de…¿unas horas? ¿unos días? ¿una semana?

Ahora que tres diarios se ufanan de la Copa Davis como si la hubiesen jugado los periodistas (las tapas de Crónica, Popular y Olé coinciden en gritar “es nuestra la Davis”), ahora que otros colegas se colocan en el lugar de las noticias hablando de sus viajes y cumpliendo promesas absurdas cual protagonistas, ahora que el tenis pasó al lugar central de los noticieros y al fin tendremos una semana que nos aleje del agobiante mundo futbolero…ahora es el momento de acordarse de las mujeres y hombres que permitieron que miles de jóvenes en el país, alguna vez tomasen la raqueta como un primer juguete.

Ya está. Es el hecho periodístico del año, a cuarenta días del final. Se anunció el martes pasado: los jugadores de la Selección Nacional no hablarán más con la prensa. ¿Será hasta que el último de ellos se retire? ¿Será durante el mandato del Patón Bauza? ¿Será hasta que el cadáver de Gabriel Anello, el periodista en cuestión, sea velado en la puerta de la AFA?

Hizo bien Sergio Danishewsky de Clarín en denunciar el pasado sábado a la patria periodística que fagocita la Selección y a todos sus jugadores. Pero le faltó dar nombres. Y nombre de medios, o grupos periodísticos deportivos, como los que encabeza el diario Olé.

Enrique Gastañaga, periodista de Clarín, advierte en las primeras líneas del reportaje publicado el sábado 5 de noviembre, que Claudio Borghi quiere hablar de fútbol. Y que así, con esas condiciones, lo recibirá en su hogar chileno desde donde se divisa la Cordillera. Quien hubiese dicho hace un tiempo que los protagonistas del fútbol, aleccionarían a los cronistas sobre el tema más elemental: “Che, mirá que quiero hablar del juego, del deporte”.

Si hay una persona en el ambiente del fútbol argentino que desde hace tiempo no tiene una pizca de credibilidad, ése es Guillermo Marconi. Desde que entremezcló su vocación por los flashes y las pantallas con sus volteretas profesionales para sentarse en cuanto sillón se cruzara en su mira (dirigente sindical de un sector de los árbitros (SADRA), secretario general del Sindicato Argentino de Empleados y Obreros de la Enseñanza Privada S.A.E.O.E.P, Coordinador General del Observatorio de Prevención del Narcotráfico) nada hizo bien. Sobre todo en sus tres décadas de intento por acceder, después de su paso como árbitro, al mote de periodista.

¿Cómo darle un adiós a quien pensaba tan distinto? Quizás, sencillamente, transformando este adiós en un simple hasta luego. Algo parecido al débil “hasta pronto” que cortaba nuestros diálogos, sabiendo que en los últimos años la distancia política era más grande que la distancia ideológica, y quizás menos extensa que la distancia impuesta por nuestras múltiples coincidencias deportivas.

Cual hermosos y hermosas piqueteras, miles y miles de maratonistas cortaron por más de tres horas las calles céntricas de Buenos Aires, para llenarse de orgullo por ser parte de la carrera más grande de Sudamérica. Eso les dijeron.

Menudo problema para el periodismo deportivo. La Selección argentina de Futsal se consagró campeona mundial en Cali y así, una disciplina relegada, ninguneada y desalojada de las crónicas y seguimientos, pasó a consagrarse como tapa de los diarios y zócalo reiterado de los noticieros. Encima, Maradona vio los cinco goles ante Rusia y se despachó con lo suyo.

El mismo día en que el secretario de Deportes de la Nación declaraba que no le corresponde ocuparse de la violencia en las canchas porque ello es cuestión del ministerio de Seguridad, la barra brava de Vélez estuvo a punto de ejecutar a sus propios jugadores llevando adelante la moda del momento: “hacer justicia por mano propia”. Si esta conducta, tan propagandizada desde la Casa Rosada y alentada implícitamente por varios medios de comunicación, no era frenada por algunos policías, hoy estaríamos asistiendo al primer linchamiento de futbolistas en un vestuario durante un partido acusándolos de una derrota.

COLUMNISTAS

Actualidad

Campagnoli: "Uno de los desafíos de la democracia es terminar con la corrupción polic…

Por: Redacción

La investigación que lleva adelante el fiscal Jsoé María Campagnoli, y por la que se detuvo al jefe de la Policía de la Ciudad, José Potocar, analiza evidencias que demostrarían...

HiperEntrevistas

La nueva de Alex de la Iglesia en una mañana de Bafici

Por: Sebastián Di Doménica

El último martes en el Bafici se presentaron dos películas que había marcado en mi programa desde el comienzo del festival. Una documental y otra de ficción, una española y...

Actualidad

Oliveto sobre Caso Potocar: "El fiscal pudo avanzar sin ningún condicionamiento polít…

Por: Redacción

La legisladora de la Ciudad de Buenos Aires por la Coalición Cívica, Paula Oliveto, dialogó hoy con el equipo de Majul910, y en el intercambio analizó la causa judicial por...

La Política

CFK toma de su propia medicina

Por: Luis Majul

(Columna publicada en Diario La Nación) Cristina Fernández está recibiendo su propia medicina. Parecida a la que usaron ella y Néstor Kirchner cuando tuvieron, durante muchos años, casi, la suma...

Actualidad

¿Cuándo va a arrancar la economía?

Por: Redacción

Según datos del Indec que se dieron a conocer ayer, la economía en febrero de 2017 tuvo su peor caída (2,2) desde 2012. Ante estos números y luego de las...

Crónicas + Desinformadas

Nuestro villano favorito

Por: Cicco

Se llama James Spader y es el rey de los villanos. Nadie hace villanos como James. En el mundo de la ficción, lo consideran el actor más raro de la...

Actualidad

Espert: "Argentina ha perdido entre 45 y 50 puestos en el ránking mundial"

Por: Redacción

José Luis Espert es un economista que escribió el libro "La Argentina Devorada, Cómo sindicatos, empresarios prebendarios y políticos sabotean el desarrollo del país y cómo vencerlos para despegar". Un...

Opina Deporte

¿Humo o esperanza?

Por: Pablo Llonto

Luego del homicidio de Emanuel Balbo, el hincha de Belgrano asesinado durante el clásico ante Talleres, dos hechos permiten suponer que la conmoción fue mayúscula.

LA CORNISA OK
Latam
Grupo Petersen