Los datos son concluyentes: el 61,6 por ciento de la población argentina está excedida de peso y/o es sedentaria. Los números, que sin dudas son muy preocupantes, surgen de la 4ta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) que se realizó en todo el país. Hoy para abordar éste delicado tema de salud social, Luis Majul en "La tarde de CNN" dialogó con Veronica Schoj, directora nacional de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles, del ministerio de Salud de la Nación.

Demasiada azúcar

La funcionaria en sus apreciaciones señaló dos datos que son claves para comprender la gravedad de la problemática. En primer lugar que el fenómeno está en crecimiento y que ese aumento es cada vez más rápido. Por otro lado remarcó una de las principales razones que explican la situación: “somos los cuartos consumidores de azúcar del mundo. Se recomiendan 10 cucharadas pequeñas al día y nosotros estamos en un promedio de 35", detalló.

Y amplió el dato: "Esto se debe a que los argentinos somos líderes en consumo de galletitas, alfajores y bebidas azucaradas”

Adultos y niños excedidos

Cabe decir que la funcionaria también señaló datos sobre los grupos más afectados, y allí aparecen los niños, ya que el 34 por ciento de los chicos de Argentina tienen mal nutrición con exceso de peso: “Entre los adultos se ve un incremento de obesidad pero en los chicos es aún peor", explicó. Y agregó que los principales motivos del cuadro se explican porque en los estratos más bajos el azúcar, la grasa y el sodio están muy presentes en los alimentos que consumen.

Por un kiosco saludable

En el final de la charla, la especialista sostuvo que es muy importante en las escuelas comenzar a educar a los niños sobre la alimentación saludable, y a su vez facilitar el acceso a bebederos (para evitar el consumo de bebidas azucaradas), con un mínimo de tres horas de actividad física semanal y regulaciones del menú del comedor. Agregó que además se debe promover el consumo del kiosco saludable con frutas y evitar el bombardeo del marketing en centros educativos: “Hoy la mitad de las escuelas están afectadas por la publicidad de bebidas y snacks", concluyó.

COLUMNISTAS

La Política

Para terminar con la mentira y en defensa propia

Por: Luis Majul

Esto es en defensa propia. Y para terminar con la mentira.

Libros y Lecturas

Sol de cuarentena

Por: Juan Terranova

Lunes. El viernes pasado se me rompieron los cambios de la bicicleta. Estaba andando por Colegiales. Sentí el crack. Paré. La cadena estaba caída. Saqué la rueda. No había mucho...

La Política

Cómo desarmar la máquina de destruir periodistas

Por: Luis Majul

(Columna publicada en diario La Nación) La estrategia de demolición de periodistas tiene una potencia inusitada y recursos abundantes. La desproporción de fuerzas es abrumadora. De un lado, una sola...

Actualidad

Quirós: "Desde el principio dijimos que si era necesario, se volvería a medidas más r…

Por: Redacción

Hoy comenzó en el AMBA una nueva etapa de la cuarentena con un regreso a la fase 1. El aumento de los contagios, el marcado ascenso de la curva de...

Crónicas + Desinformadas

¿Qué hacer con los runners?

Por: Cicco

¿Qué debemos hacer con los runners, esa gente que, ante el primer indicio de relajación de cuarentena, se calza prendas flúo y sale cual estampida de toros a correr y...

Opina Deporte

Precisiones, Scola, precisiones

Por: Pablo Llonto

La dura crítica de Luis Scola durante una entrevista de Hernán Sartori en Clarín necesita de algunas precisiones, Y de unos cuantos nombres que Scola debe dar. Estaría bueno que...

La Política

Estrategia de demolición de periodistas

Por: Luis Majul

Esta es la crónica de una estrategia de demolición. Este texto, junto a una serie de demandas penales y civiles contra algunas personas algunos y medios, está siendo presentado ante...

Hiper Show

"Vivir sin permiso", atrapante serie española que suma cada vez más seguidores

Por: Redacción

Las series que se transmiten en las diferentes plataformas de streaming han aumentado su público en gran medida durante el confinamiento social impuesto por la pandemia del coronavirus. Pero claro...