Alejandro Fantino, ganador del Martín Fierro por Animales sueltos, es un gran conductor de tevé que supo domar sus demonios y convertirse de relator de futbol en un cálido entrevistador de políticos, actores y hasta filósofos. Si bien insiste en el recurso del “pará pará pará ¿en serio me lo decís que dos más dos es cuatro?”, ya casi se parodia a sí mismo y en todos los casos sale airoso y logra buenas notas.

No siempre fue así y la evolución de austrolopitecus a sapiens fue paso a paso dando frutos. Ninguna casualidad porque lo hizo a conciencia, por amor propio y por obsesión profesional. Atrás quedaron épocas cavernosas en que asociado a su amigo Coco Sily iban de rama en rama tirando cáscaras de maníes (o bananas, si el lector sensible prefiere) a las mujeres. Ellas, pulposas en el living erotizado y algo grasoso, se dejaban llevar al jardín donde los deseos son irrefrenables, los instintos mandan y cada cual tironea la tajada más conveniente al marketing personal. Pero el doble sentido y la picaresca sofovicheana pasaron de moda, el #NiUnaMenos nos puso serios y varios salieron a renovar patentes de comunicadores aptos géneros.

En esta nueva etapa, elegantemente formal, tomó por las astas la mesa política y de actualidad y se puso al frente del debate con conocidos y variados opinólogos: Jorge Asís, Eduardo Feinmann, Juan Carlos de Pablo, Sergio Berensztein y Juan Cruz Sanz, más algunos visitantes como Mauricio D'alessandro y Alfredo Casero. ¿Algo en común? Además de una mirada crítica al kirchnerismo (y no porque esté mal o bien pero Fantino solía mostrarse más condescendiente con el pasado gobierno), son todos hombres de pelo en pecho. Ni una mujer. Y no solo eso, el trato del conductor a sus colaboradores podría asociarse a la extremada reverencia de un club masculino en Gran Bretaña siglo XIX. Cada cosa que dice “el primer ministro” Asis es festejada como una estrategia napoleónica; los balbuceos de Casero, como frases a descifrar del oráculo; las caritas de Feinmann, la calma antes de la tempestad, y así, con euforia pareja y sostenida de principio a fin.

El histrionismo de Fantino merece un asado con aplausos. Y es su característica, la marca que lo distingue. No meto de contrabando ninguna cuestión de género en este comentario. El conductor elige a sus panelistas como quiere, como lo hizo Ángel de Brito con sus ángeles sin alas y con escobas del mediodía. Pero no es forzado pensar que se trata de un programa dedicado sobre todo a la farándula y los chimentos, con algunos toques en la coyuntura. La que hacía periodismo político, ahora tendrá que matizarlo con Dalma Maradona, Pamela Sosa o María del Mar. En cambio, casi a la medianoche, los señores hablan de los temas que requieren agudos análisis, en un clima de gozosa celebración entre dandys del pensamiento. Quizá una casualidad, apenas una coincidencia, pero a Fantino le gusta acurrucarse en la complicidad y el guiño de la cofradía masculina. Brindamos por su disfrute si es ahí donde se siente cómodo y lo nombramos –ya que tanto admira a los antiguos griegos- el rey tevé de la Androcracia.

Crónicas + Desinformadas

¿Entonces qué debemos comer?

Por: Cicco

Si hay algo que va más rápido que la moda, el dólar blue y la suerte de los técnicos de fútbol en Argentina, son las recomendaciones de lo que debemos...

Mundo Cine

Tornados: cine y memoria

Por: Javier Porta Fouz

Cada vez confío menos en mi memoria, y hace poco me pasó eso que temo desde hace décadas: me dispuse a ver una película de las pocas que me quedaban...

Libros y Lecturas

Nada se pierde

Por: Juan Terranova

Lunes. Hoy empiezo unas vacaciones de un mes. No voy al Museo Rojas como estuve haciendo los lunes de este año. A las nueve de la mañana la temperatura en...

Actualidad

Cómo serán los androides con IA y rostros de piel artificial

Por: Redacción

¿Cuánto tiempo falta para que un androide nos atienda en la pizzería de la esquina o en el bar de la vuelta? Seguramente faltan unos cuantos años. Pero aunque esas...

Crónicas + Desinformadas

Salvemos a las orejas

Por: Cicco

Llama la atención que en el frustrado atentado contra Donald Trump, lo que ha salido más perjudicado ha sido su oreja. Ha dado la vuelta al mundo la imagen de...

Hiper Show

¿Cuáles fueron las tres series más comentadas en lo que va de 2024?

Por: Redacción

El panorama de las series de televisión en 2024 ha generado novedades diversas. En ese escenario vibrante muchas nuevas producciones captaron la atención del público y a su vez generaron...

Libros y Lecturas

¿Qué denuncia Garay?

Por: Juan Terranova

Jueves. Napo me pasa en pdf unos libros de Friedrich Kittler donde se busca explicitar la relación entre el nacimiento del rock y los saltos tecnológicos de la Segunda Guerra...

Actualidad

Ovnis: ¿por qué muchos científicos dudan de las evidencias?

Por: Redacción

¿Estamos solos en el universo? ¿O los extraterrestres existen y ya llegaron a la tierra? En una nota con un canal de TV, un físico argentino explicó por qué muchas...