No tenemos nada en contra de los dramones con final feliz. Permiten que nos vayamos a la cama a soñar, que la cena no se atragante y que los niños no lloren. Sin embargo, para que la onda benéfica se expanda hace falta el requisito indispensable de que ese final tenga relación con el planteo inicial. Si toda esa algarabia y papelitos al aire no fluyen con deducción lógica, hay una estafa en la trama. O el guionista nos toma por imbéciles o no nos dimos cuenta de que se trataba de ciencia ficción.

 

Durante el largo 2016, el mundo de la farándula televisiva tuvo en una mala noticia su mejor historia. La pareja Federico Bal y Barbie Velez se separaba por denuncias de violencia machista. Programa tras programa se trató el tema que, obviamente, trascendía lo mediático. Con #NiUnaMenos de fondo, la difusión del caso permitió una lectura amplia, aplicable a toda la sociedad, a todas las novias y chicas jóvenes, a todas los padres para que estuvieran atentos. Muchos aprendieron entonces qué quería decir “perimetral”.

En este verano, nadie querrá que Fede sea infeliz. Que no pueda volver a enamorarse ni gritar a los cuatro vientos que vale la pena estar vivo con Laurita Fernández. Nadie querrá, tampoco, que Barbie no sonría desde las playas de Punta del Este. Pero algo hace agua en este final después de tantos capítulos de terror. Algo no concuerda, es o fue desmedido, no se corresponde, algo se descompuso en esa cadena de noticias.

Con otra intensidad pero al mismo género pertenece lo sucedido con Jimena Baron y Daniel Osvaldo. O con la periodista Fernanda Iglesias y su pareja, el productor Pablo Nieto. Denuncias por violencia seguidas por reconciliaciones, rupturas, casamiento... Las segundas oportunidades tienen ese encantador sabor a Hollywood. Cada uno brinda a su manera y como quiere pero en el confuso montón, a los misóginos les cayó del cielo el término “banalización” para reanimar sus impotentes argumentos contra largas y justas luchas. Si fuera una película, sería muy mala. Incoherente, bobalicona, uno de esos flojos telefilms de desgracias con suerte. Mientras tanto, en la realidad, los femicidios nunca sabrán de finales felices: en ese túnel no había lugar para comerse el amague.

Crónicas + Desinformadas

¿Entonces qué debemos comer?

Por: Cicco

Si hay algo que va más rápido que la moda, el dólar blue y la suerte de los técnicos de fútbol en Argentina, son las recomendaciones de lo que debemos...

Mundo Cine

Tornados: cine y memoria

Por: Javier Porta Fouz

Cada vez confío menos en mi memoria, y hace poco me pasó eso que temo desde hace décadas: me dispuse a ver una película de las pocas que me quedaban...

Libros y Lecturas

Nada se pierde

Por: Juan Terranova

Lunes. Hoy empiezo unas vacaciones de un mes. No voy al Museo Rojas como estuve haciendo los lunes de este año. A las nueve de la mañana la temperatura en...

Actualidad

Cómo serán los androides con IA y rostros de piel artificial

Por: Redacción

¿Cuánto tiempo falta para que un androide nos atienda en la pizzería de la esquina o en el bar de la vuelta? Seguramente faltan unos cuantos años. Pero aunque esas...

Crónicas + Desinformadas

Salvemos a las orejas

Por: Cicco

Llama la atención que en el frustrado atentado contra Donald Trump, lo que ha salido más perjudicado ha sido su oreja. Ha dado la vuelta al mundo la imagen de...

Hiper Show

¿Cuáles fueron las tres series más comentadas en lo que va de 2024?

Por: Redacción

El panorama de las series de televisión en 2024 ha generado novedades diversas. En ese escenario vibrante muchas nuevas producciones captaron la atención del público y a su vez generaron...

Libros y Lecturas

¿Qué denuncia Garay?

Por: Juan Terranova

Jueves. Napo me pasa en pdf unos libros de Friedrich Kittler donde se busca explicitar la relación entre el nacimiento del rock y los saltos tecnológicos de la Segunda Guerra...

Actualidad

Ovnis: ¿por qué muchos científicos dudan de las evidencias?

Por: Redacción

¿Estamos solos en el universo? ¿O los extraterrestres existen y ya llegaron a la tierra? En una nota con un canal de TV, un físico argentino explicó por qué muchas...