RADIO
en vivo

smartphones vs cerebros

Por Cicco. Es una cosa de locos. Los smartphones vienen cada día más inteligentes. Ya no sólo son teléfonos, ni walkmans, ni cámaras de video, ahora son plataformas de video games, pcs portátiles, GPS, metereólogos. Y claro todo muy bonito, pero el ser humano sigue siendo el mismo idiota de siempre. Y en tren por seguir siendo amos y señores del planeta, estamos perdiendo terreno a lo pavote.

 

No van a ser los simios quienes conquisten el planeta, como pronosticaba el clásico de ciencia ficción. Tampoco los robots. No señor. En este mundo, en años nomás, serán dominados por los celulares. Así es. No se preocupe, eh. Aún estamos a tiempo de mejorar nuestra performance, como seres humanos, y quién sabe, aprender de meteorología, reemplazar los video games con destreza en el balero y el yenga, y podemos memorizar un puñado de calles sin necesidad de apelar a Filcar alguno. El hombre puede dar batalla. No está perdido.

Aún recuerdo los primeros modelos primitivos de celulares del tamaño de una zapatilla número 40. Eran pesados, feítos y la batería era del tamaño de un celular moderno. El acto de ensamblarla al aparato tenía el mismo espíritu y chasquido de cargar una escopeta. Uno se sentía poderoso. Pero el celular en sí parecía inofensivo, un poco torpe. Nadie jamás de los jamases iba a pensar que, con el tiempo, terminaríamos convertidos en sus esclavos.

Antes la batería se terminaba en horas y uno se la pasaba con el celular apagado. Nadie se atrevía a tomarse mal que uno no lo atienda. Era lógico. Ya meter semejante socotroco en el bolso era un trabajo titánico. No había bolsillo que aguante. Pero los modelos se superaron y el tamaño se achicó. El precio de abarató y al cabo de unos años, uno no podía eludir tener su propio celular y menos aún atenderlo. Y así empezó todo. Primero nos hicimos dependientes de ellos. Además de estar pendientes de sus timbres, costeábamos cuotas cada vez más pesadas. Luego, ellos se volvieron, ups, más inteligentes que nosotros. Y ahora estamos a su merced. Lo más recomendable, dadas las circunstancias y previendo lo que vendrá, es tratar con delicadeza al smartphone, tener buenos modales con ellos, ponerles un nombre, darles un espacio cómodo donde descansar por las noches y en breve, anexarlos a su propia constitución. Y cuando llegue el momento indicado, y hayan tomado en golpe comando los congresos del mundo, copado las centrales eléctricas y el control áreo, sólo nos quedará una opción: arrodillarnos y pedir clemencia.

COLUMNISTAS

Actualidad

Reflexiones en la previa del segundo debate presidencial

Por: Redacción

Hoy en la previa del segundo debate presidencial de cara a las elecciones del próximo domingo 27, en un dúplex entre América y la señal A24, Luis Majul condujo un...

Libros y Lecturas

El ciego y el dinero falso

Por: Juan Terranova

Lunes. Escribo sobre leer y qué leer y cómo leer en este diario y nunca escribo sobre el género “diario” en sí. Practicarlo, practicar el género, me resulta más simple...

Actualidad

Carlin: "Las penas para los independentistas catalanes son muy desproporcionadas…

Por: Redacción

John Carlin es un destacado periodista y escritor de origen británico, que hace una semana fue deportado de Venezuela, país al que había llegado para participar de una serie de...

Hiper Show

True Detective, la serie que renovó el género policial en televisión

Por: Redacción

En la emisión de ésta semana del programa Bebedores Seriales por Radio Berlín, la serie analizada fue True Detective. El conductor Gabriel Corrado se refirió a ésta ficción norteamericana de...

La Política

¿Y si Macri logra llegar a la segunda vuelta?

Por: Luis Majul

(Columna publicada en Diario El Cronista) Una ola de renovada energía atraviesa al presidente Mauricio Macri y un pequeño pero influyente grupo de hombres y mujeres: cada vez parecen más...

Hiper Show

Blutrach: "El público de teatro es el primer comunicador y la mejor publicidad"

Por: Redacción

Buenos Aires es una de las plazas del mundo con más variedad en la cartelera teatral. Solo superada por Nueva York y Londres, nuestra ciudad ofrece un menú de opciones...

Crónicas + Desinformadas

Debate, debate que algo quedará

Por: Cicco

Más allá de quién fue el más sólido y quién el más endeble, hay cierto encanto malicioso en ver a los candidatos debatir en la arena pública. Ya no es...

Opina Deporte

Marionetas de cartón

Por: Pablo Llonto

Se dice que los periodistas pretenden saber de todo. Y así se manifiestan cada vez que abrimos nuestras bocazas.