trompetas

Por Cicco. Cuando uno escucha la palabra protesta, ya se cubre los oídos. Se resigna a la tremendez. Ya hace cuentas de que tardará una hora más, como mínimo, en llegar a casa. En fin, está preparado para lo peor. Pero esto sucede, acá en el fin del mundo. En la Argentina, tenemos la mala costumbre de que la protesta significa hacerle padecer el sufrimiento a los demás. En Alemania, sin embargo, es otro cantar.

 

Pasé siete horas a la espera de un vuelo en el aeropuerto de Frankfurt. Cuando de pronto, escuchamos un sonido triunfal de trompetas. Y luego, al compás se coló una metralla de redoblantes. Y luego otro y otro. Al cabo de unos minutos, una banda sinfónica con aire de los Balcanes llenaba el hall central del aeropuerto. ¿Era un aniversario de la inauguración? ¿Celebraban los 100 años de Lufhtansa, las líneas aéreas locales? Nah. Nada de eso. Esta gente lo que hacía era protestar. Ellos, todos alemanes y vecinos, querían provocar estruendo, pero no podían escapar del karma de ser como son y sonar afinados. Eso debía ser un reclamo, pero sonaba a Oktoberfest.

Para serle franco, descubrí recién que eso era una protesta cuando la banda y una procesión de miles de personas, pasaron por mi banquito y me dieron, primero un folleto impreso en un papel envidiable hasta para las revistas Premium argentinas. Y luego, me ofrecieron un sticker. Esta gente protestaba porque el runrún del aeropuerto no los dejaba llevar adelante sus vidas. Eran vecinos, gente del barrio que, de un día para el otro, descubrieron que en el terrenito del fondo construían un mega aeropuerto que, en breve se transformaría en uno de los más transitados de todo Europa.
“Cada cinco minutos nuestros maestros deben callar y esperar a que pase el ruido del avión”, advertían en el folleto. “Y hasta los sacerdotes en el cementerio deben interrumpir su oración a los muertos por los ruidos. No podemos seguir viviendo así”.

Los vecinos alertaban de que, clínicamente, vivir junto a un aeropuerto dispara el estrés, la presión y un sinfín de padecimientos relacionados con el alboroto. Y también señalaban cuál es el verdadero negocio de todo aeropuerto. ¿No lo sabe? Yo tampoco lo sabía. Pues, si imaginaba que los aeropuertos hacen la diferencia con el cánon que ponen las líneas aéreas, es un error. “Esta gente hace plata con el alquiler de locales”, se enojaban los vecinos. “Y ahora quieren extender un ala más del aeropuerto para seguir transformando esto en un shopping”.

Los vecinos hacían ruido de trompeta y silbato y tambores, para que los viajeros supieran lo que es vivir de la mano del sacudón sonoro. Pero ya les digo: lo hacían tan bien, los trompetistas y percusionistas eran tan buenos músicos, que lograban que, en lugar de que uno quisiera escapar de allí, buscara seguir escuchando la banda y se acercara a dejarles unas moneditas. Querían sonar estridentes. Pero sonaban armónicos.

Cuanto tenemos para enseñarles los argentinos sobre el arte siempre desafinado, siempre tormentoso, siempre un clavo en el traste, de protestar. Deberíamos dar cátedra en Harvard.

COLUMNISTAS

La Política

¿Nadie piensa en el día después?

Por: Luis Majul

Ocupados en cómo atravesar la pandemia primero y en su propia supervivencia, al mismo tiempo, la clase dirigente no piensa en el día después, sino en cómo quedarse con la...

Opina Deporte

Todos los días sale el sol

Por: Pablo Llonto

Por suerte quedan periodistas deportivos en la Argentina. Que asoman día a día desde los medios más variados y que gracias a esta democratización de la informaciòn que la Argentina...

Actualidad

Gentile: "AMBA tiene circulación comunitaria y concentra el 90 por ciento de casos…

Por: Redacción

Luego de más de 70 días de distanciamiento social, un gran interrogante surge entre la gente: ¿cómo se encuentra la Argentina con relación a la pandemia de coronavirus? Algunas versiones...

Actualidad

Oscar Martínez: "Trato de estar bien y comunicarme con los afectos"

Por: Redacción

El reconocido y popular actor Oscar Martínez fue entrevistado hoy por Luis Majul en el programa La Cornisa por la señal La Nación Más. En un mano a mano con...

Libros y Lecturas

Apreciación del silencio

Por: Juan Terranova

Lunes. La conciencia se transformó en una especie de commodity pero si la querés apurar, la transformás en paranoia y siempre te quedás afuera. Pero ¿afuera de qué? Afuera de...

Mundo Cine

La reconquista del honor

Por: Javier Porta Fouz

Los directores más veteranos siguen reconquistando el cine, revitalizándolo, reviviéndolo, alejándolo de los respiradores y de los que meramente respiran. El cine está vivo en el clasicismo de Clint Eastwood...

Actualidad

COVID19: ¿qué son los tests agrupados para testear a más personas con menos kits?

Por: Redacción

La ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense son los lugares más calientes con relación a contagios y avance de la pandemia del coronavirus. Ante el actual escenario en...

Actualidad

La Cornisa con nuevo horario: domingo a las 20 30 por LN+

Por: Redacción

La Cornisa, el clásico programa periodístico con más de 20 años en la televisión, a partir de este domingo 31 de mayo se presentará en un nuevo horario: 20 30...