adele

Por Cicco. Habrás visto algún concierto este año, me imagino. Vino tanta gente, habrás pescado alguno, queremos creer. Pero, ¿realmente viste el concierto? Sí, claro, lo has presenciado más lejos o más cerca, depende de tu poder adquisitivo. Sin embargo, y aún así, ¿viste algo del concierto o sólo te tragaste el show?

 

A decir verdad, cuando uno va a ver un recital, ve -son prácticamente sinónimos-, un show. Y un show tiene toda una serie de ingredientes singulares. Alguien ha montado las luces. El vestuario. La escenografía como si fuera una obra teatral. Los músicos suelen estar bañados de un aura particular. Para meterle garra a las partes más emotivas, se sacuden, un poco, confesémoslo, por demás para que usted también se sacuda. Todo eso es parte del show. Se lo montan para que usted sienta que pagó una entrada que valió la pena pagar.

En fin, usted ve el show pero, en verdad, no ve la banda. La banda se le esconde detrás de todo ese baile de luces y maquillaje. Se pierde en la mística del asunto.

Descubrí que, aún cuando fui a cientos de recitales a lo largo de mi vida, jamás había visto una banda en vivo hasta que, mire cómo son las cosas, ví la serie de Tiny Desk Concerts en youtube, que vendría ser algo como: Conciertos del Escritorcito. Duran poco más de 15 minutos y las bandas invitadas tocan en un living minúsculos, con bibliotecas detrás, discos apilados y, en verdad, no mucho lugar ni siquiera para afinar la guitarra. Toda esa supuesta incomodidad, le da a los conciertos del escritorcito, un aire familiar asombroso. En esos recitales, realmente uno ve el concierto. Los músicos van a cara lavada. Transpiran. La pifian. Se ríen. Tienen granos. Está todo tan cerca que uno, por momentos, siente el verdadero lugar de donde sale la música: sólo una suma de tipos que aman lo que hacen y tocan con el corazón.

El hallazgo de Tiny Desk Concerts es el hallazgo de las cosas sencillas. Llevar, en tiempos de megashows millonarios, toda la música al lugar de donde nunca debió salir: los músicos.

Por si fuera poco, los productores tienen un gusto monumental en la elección de los artistas. Podés ver desde a Adele y Tom Jones hasta el barbudo de Iron and Wine, y la boca torcida de Bill Callahan. Desde los Cranberries, ya entrados en años, hasta un rappero maravilloso llamado Gyptian, cantando en una sillita con una guitarra de acompañamiento. ¿Hace falta algo más para hacer y ver buena música? Nah.

COLUMNISTAS

Actualidad

Estol: "Lo que pasa en Europa con la pandemia debe ayudarnos a definir el manejo loca…

Por: Redacción

Ayer la pandemia del Coronavirus en la Argentina marcó una nuevo récord de contagios y fallecimientos, y generó nuevamente inquietud en la sociedad. Según han indicado algunos funcionarios del GCBA...

Crónicas + Desinformadas

¿Enamorados de la cuarentena?

Por: Cicco

No todo el mundo quiere volver a la normalidad, si uno con esto se refiere a colapso, caos, transporte desbordado, y una vida signada por la incertidumbre y el empujón...

Actualidad

López: "El aumento de fallecidos tiene relación con los brotes en geriátricos"

Por: Redacción

¿En qué situación se encuentra el país y el AMBA con relación a la pandemia de Coronavirus? El número de contagios y fallecimientos aún se mantiene alto, especialmente en AMBA...

Opina Deporte

¿Postpandemia elitista o popular?

Por: Pablo Llonto

De las muchas reflexiones acerca del futuro después de la cuarentena, pocas han puesto eje en el periodismo y el deporte. Un buen obsequio del fin de semana lo fue la...

Hiper Show

En Netflix: una gran película argentina sobre explotación laboral

Por: Redacción

La explotación laboral puede ocurrir muy cerca nuestro. Tal vez en la misma cuadra en la que vivimos alguien se encuentra en esa situación. Es muy importante tener conciencia sobre...

Actualidad

Alfredo Leuco en La Cornisa

Por: Redacción

Hoy en la emisión del programa La Cornisa por la señal La Nación Más, el periodista Alfredo Leuco fue entrevistado por Luis Majul. En el intercambio ambos analizaron la situación...

La Política

Para terminar con la mentira y en defensa propia

Por: Luis Majul

Esto es en defensa propia. Y para terminar con la mentira.

Libros y Lecturas

Sol de cuarentena

Por: Juan Terranova

Lunes. El viernes pasado se me rompieron los cambios de la bicicleta. Estaba andando por Colegiales. Sentí el crack. Paré. La cadena estaba caída. Saqué la rueda. No había mucho...