ELECCIONES 2007 l FERNANDO "PINO" SOLANAS
"Kirchner volvió a regalar el petróleo"

 Por Hipercrítico. El candidato por el Proyecto Sur dialogó con Luis Majul en los estudios de La Red. La doble candidatura -a Presidente y senador-, su mirada sobre las otras propuestas y la defensa de los recursos naturales. (Espíritu Crítico, L a V de 6 a 9). 

Luis Majul: ¿Por qué la doble candidatura, a Presidente y a senador? ¿Era necesario?
Pino Solanas: Para nosotros era inevitable. Esta fuerza nació con vocación de hacer política electoral hace tres meses, y se gestó por todos los reclamos que venían del interior. Nadie puede creerse que nosotros tengamos posibilidades de ganar la elección presidencial, pero colocándome en esa candidatura le daba identidad a todo el espacio. Mi candidatura real es ayudar a que los votantes planten a "Pino" en el Senado.

L.M.: ¿Para qué, un tipo que está en la marquesina del arte, baja al barro de la política?
P.S.: Desde mis 15 años tuve grandes pasiones que se fundieron en el cine. En todas mis películas, el tema de la historia, la política, la realidad, el testimonio, están presentes. Desde chico consumía libros de historia o ensayo, y por otro lado tenía una vocación artística. Ya a los 20  años asistía a charlas de Scalabrini y Jauretche.

L.M.: ¿Por qué la obsesión por el petróleo y los contratos de explotación? Te escuché decir que este era un gobierno “entreguista”…
P.S.: Vivimos todavía en la civilización del petróleo, que no sólo sirve para el auto, sino que también representa la industria del plástico, la industria textil, los agroquímicos, la cosmética. Buena parte de la industria y la economía contemporánea, desde 1860, se fue construyendo alrededor de este bien precioso, que está en extinción. Todas las naciones del mundo están buscando fuentes alternativas y, sobre todo, lo que queda. Existen guerras atroces por el petróleo. La única dirigencia que regala este bien estratégico es Argentina.

L.M.: ¿De qué manera lo regala?
P.S.: Lo regaló en el ’89, donde se desprendió de una manera tonta e imbécil. Lo privatizó sin ninguna necesidad de hacerlo. Países como México y Brasil, con gobiernos conservadores y liberales, potencializaron sus propias industrias. Todos tenían información de su escasez, y acá se regaló. Lo más terrible es que Kirchner fue de los que apoyó ese regalo. El petróleo le aportaba 9.000 millones de dólares anuales al tesoro nacional. El cuerpo argentino tenía dos patas: una era el campo, y la otra el petróleo y el gas. Estos últimos sirvieron para construir decenas de ciudades en la Patagonia, represas hidroeléctricas, miles de kilómetros de ruta, el plan siderúrgico. Al sacarlos, perdimos 150.000 millones de dólares en 16 años que se cubrieron con deuda externa, y al sumarle un crédito del 10% anual, la privatización del petróleo le provocó a nuestro país más de 250.000 millones de dólares de pérdida. Pero a pesar de la tragedia de haber perdido todo, Kirchner facilitó la segunda privatización. Las concesiones de Menem terminaban en 2017, y se empezó a renegociar la prórroga por 30 años más. Y antes de las elecciones, por la dudas que venga otro con un pensamiento distinto. Es el petróleo de la generación de nuestros hijos y nietos, y está en extinción. ¿Por qué la clase dirigente no lo discute?


L.M.: ¿Te considerás un candidato testimonial?
P.S.: Sí, pero con vocación de superarlo. Por supuesto que hemos dado testimonio y hemos dicho cosas, a lo largo de estos últimos 20 años, que se cumplieron. Hace tiempo que venimos trabajando 40 ó 50 especialistas en el proyecto “Sur”, recuperando los aportes y estudios que han hecho el CTA, la Federación Agraria… Es decir, sabemos de lo que hablamos y es un proyecto realizable.

L.M.: ¿Se le puede reconocer a este Gobierno cuestiones como el crecimiento económico y el descenso en el índice del desempleo?
P.S.: Sí, claro, pero este plan empezó con Lavagna y siguió durante los dos primeros años de Kirchner. Todas las cosas buenas hay que defenderlas públicamente, sin mezquindades. Yo no apruebo todas las medidas de Lavagna, pero en 2002 se enfrentó al incendio. De todos modos sí hubo crecimiento económico de un  8,5%, pero este Gobierno nunca repartió la riqueza.

L.M.: Ante el asesinato de los tres policías, como Presidente, ¿cómo lo hubieras solucionado?
P.S.: Lo tiene que solucionar la eficacia de tu servicio de inteligencia y de seguridad, que debe responder a tu proyecto político. En todos estos años hemos visto que buena parte de los servicios de seguridad han hecho la “vista gorda”, mezclados con el narcotráfico que se desarrolló en los ’90. En el año 1995, fue tapa de Clarín, el Departamento de Estado norteamericano denunciaba que había 1.000 pistas de aterrizaje para la distribución de las drogas en nuestro país. Tenemos Gendarmería, Policía Federal, policías provinciales, jueces federales, ¿han sido incapaces de localizar una sola pista o hay complicidad con el negocio?

L.M.: Unas líneas sobre los otros candidatos: Cristina Fernández de Kirchner.
P.S.: La conozco poco. Nunca ha explicado cuál es el proyecto de gobierno, cuáles son las medidas concretas.

L.M.: Elisa Carrió…
P.S.: Tuvo momentos interesantes, sobre todo con la denuncia por evasión y la fuga de más de 20.000 millones de dólares en 2001. Pero ha venido girando a la derecha y no se distingue del modelo neoliberal imperante. Piensa llevar como ministro de Economía a un funcionario de Lavagna-Kirchner, como lo fue Prat-Gay. Habla de ética, pero se olvida que la principal ética es la defensa de lo que es de todos y no dijo nada con respecto a la segunda privatización del petróleo.

L.M.: Roberto Lavagna…
P.S.: Es coautor de este plan económico: jamás cuestionó los temas centrales sobre los recursos naturales.

L.M.: Alberto Rodríguez Saá…
P.S.: Es socio de Menem, forma parte del viejo justicialismo que está ligado directamente con el saqueo del patrimonio público.

L.M.: ¿Te satisface lo que hace el Gobierno en materia cultural?
P.S.: No, es totalmente formal. En primer lugar hay desprecio hacia la cultura porque el presupuesto es ridículo. Al secretario de Cultura, José Nun, no se le ha escuchado ninguna iniciativa importante. Todavía no tenemos Ley del Libro. No han sido capaces ni de motorizar una ley votada dos veces por unanimidad en el parlamento argentino en el año 1997, que es la creación del Archivo de la Imagen y la Cinemateca Nacional. Este gobierno tiene una gran capacidad para el marketing y de tapar otras cosas que son aberrantes.

LM.: ¿Por qué hay que votarte?
P.S.: Votar el proyecto “Sur” es votar por la construcción de un nuevo espacio, con ideas nuevas, e integrado por hombres y mujeres que nos hemos pasado la vida defendiendo la democracia, los derechos humanos y los recursos naturales.