RADIO
en vivo

Crónicas + Desinformadas

No sé usted, pero a la hora de colocar el voto, el mío obedece cada vez más a razones puramente intuitivas. La cara del candidato. Algún gesto de, creo yo, autenticidad. Una respuesta que parece medianamente sensata y fuera de libreto.

Es el capo de todos los capos de la motivación. Nadie como él puede convertir el drama en músculo. El obstáculo en trampolín. Se llama Tony Robbins, parece Arnold Swarzenegger, y a sus seminarios asiste gente de todo el planeta -200 mil al año-, son doblados en vivo y entre sus clientes estuvo, alguna vez, Nelson Mandela, Lady Di y la mismísima Madre Teresa. Su mayor logro es un seminario de una semana, que dicta una vez al año cuesta cinco mil dólares: Cita con el destino. Y que tras décadas de celebrarlo, fue, por primera vez, filmado en un documental irresistible que muestra a Robbins en acción: “No soy tu gurú” –lo puede ver en Netflix-. Tony putea, hace chistes, empuja al límite a los participantes, y todo sin perder la sonrisa. Lo que otras terapias tardan años en lograr, Tony dice que, puede obtener los mismos resultados en menos de un día. Ver para creer. “A veces hay gente que tarda diez años en hacer un descubrimiento, sin embargo ese descubrimiento sucede en un instante. En mis talleres la gente puede tener muchos descubrimientos de esa clase, descubrimientos ilimitados”, promete a los asistentes.

Tiene todos los ingredientes de una serie policial copada. Una conspiración. Un misterio. Traiciones, romances. Un toque paranormal para darle vuelo. Me tragué, sediento, los diez episodios de la primera temporada de Pulsaciones en lo que corre un fin de semana y entendí que esta es una de las mejores series españolas policiales de todos los tiempos. Me animo a decir esto especialmente porque, si mal no recuerdo, no he visto ninguna otra serie policial made in España. Así que: ¿qué más puedo decir al respecto, no?

Durante años fui el biógrafo frustrado de María Amuchástegui. Digo frustrado porque nunca pude plasmar un libro. Así que, en fin, más que frustrado diría fracasado.

Reconozco que los quise, y quién podía resistirse a quererlos. Divertidos, obedientes, laburantes, los Minions eran un amor. Parecían un reflejo del comunismo, pero con una pizca de joda y pachanga. Todos iguales y a la vez, todos distintos y sirviendo al amo del mal.

Me caía bien Angelina Jolie, sobre todo cuando se puso al hombro causas humanitarias. Cuando adoptó hijos en situaciòn de pobreza, me pareció copada. Era una nueva clase de Lady Di, no tan santa como la Madre Teresa pero, por suerte, tampoco con tantas arrugas.

Uno es tan callado y el otro tan lengua larga. Uno es tan puro, tan angelito. Y el otro es un tremendo. Uno es tan de su casa que acaba de casarse con la novia de toda la vida, en su ciudad de la infancia. El otro, Dios mío, tiene un bolonqui de mujeres, y un tendal de demandas de hijos no reconocidos. Uno, su mayor pecado, es haber tomado quizás, una Coca Cola light entera y sin compartir. El otro, se tragó todos los pecados de este mundo y aún así sigue vivo.

No es la medicina ortomolecular lo que traerá la juventud eterna. No es el milagro del aloe vera ni las terapias con rayos infrarrojos. No es, menos aún, ni el bisturí ni el botox lo que devolverán al rostro la frescura primaveral de un campito en flor. No es, en fin, ninguna de esos nuevos hallazgos de la tecnología de la pomada. Ahora el boom es dormir. Ni más ni menos. Dormir. Esa actividad en extinción amenazada por trabajos infumables cada vez más exigentes, piquetes cada vez más impredecibles que obligan a salir antes y dormir menos, y jefes cada vez más hincha quinotos.

No hay en este mundo oficio más apresurado que el del periodista, excepto el del camillero y el bombero. Sin embargo, mientras estos se dedican a salvar vidas, nosotros, los periodistas nos dedicamos a enterrarlas. Bueno, no es que lo hagamos adrede y seamos unos perversos. Pero en el apuro, a veces, uno pisa algún que otro pie y enmaraña las cosas.

No para de ganar premios, Abel Pintos. Pero, a la par, tampoco para de dar entrevistas que son un absoluto plomazo. Las confesiones de Abel son una sarta de naderías que lo convierten en, tal vez, uno de los personajes más difíciles de entrevistar.

COLUMNISTAS

Actualidad

Carlin: "Las penas para los independentistas catalanes son muy desproporcionadas…

Por: Redacción

John Carlin es un destacado periodista y escritor de origen británico, que hace una semana fue deportado de Venezuela, país al que había llegado para participar de una serie de...

Hiper Show

True Detective, la serie que renovó el género policial en televisión

Por: Redacción

En la emisión de ésta semana del programa Bebedores Seriales por Radio Berlín, la serie analizada fue True Detective. El conductor Gabriel Corrado se refirió a ésta ficción norteamericana de...

La Política

¿Y si Macri logra llegar a la segunda vuelta?

Por: Luis Majul

(Columna publicada en Diario El Cronista) Una ola de renovada energía atraviesa al presidente Mauricio Macri y un pequeño pero influyente grupo de hombres y mujeres: cada vez parecen más...

Hiper Show

Blutrach: "El público de teatro es el primer comunicador y la mejor publicidad"

Por: Redacción

Buenos Aires es una de las plazas del mundo con más variedad en la cartelera teatral. Solo superada por Nueva York y Londres, nuestra ciudad ofrece un menú de opciones...

Crónicas + Desinformadas

Debate, debate que algo quedará

Por: Cicco

Más allá de quién fue el más sólido y quién el más endeble, hay cierto encanto malicioso en ver a los candidatos debatir en la arena pública. Ya no es...

Opina Deporte

Marionetas de cartón

Por: Pablo Llonto

Se dice que los periodistas pretenden saber de todo. Y así se manifiestan cada vez que abrimos nuestras bocazas. 

Actualidad

Berensztein: "El debate fue una exposición segmentada sin demasiado intercambio"

Por: Redacción

Ayer en la ciudad de Santa Fe se llevó a cabo el primer debate presidencial (el segundo será el domingo próximo) del que participaron los seis candidatos en carrera hacia...

Actualidad

¿El estrés y las emociones afectan los hábitos alimenticios saludables?

Por: Redacción

Vivimos en un mundo veloz y vertiginoso. Y cada día estamos obligados a enfrentar muchos obstáculos y conflictos. En el marco de esa lucha diaria, los buenos hábitos alimenticios y...