Crónicas + Desinformadas

La vida es como un Pokemon Go: invertimos tiempo en cazar cosas que no sirven para nada. Vivimos en un mundo paralelo al que llamamos realidad. Y los líderes –o, parafraseando el juego, los dueños del gimnasio- son, de todos nosotros, los más peleles de la manada.

El argentino será muchas cosas que lo hacen único. Muchas cosas contradictorias, tumultuosas, espumantes. Pero hay una cosa, sobre tanta cosa, que lo hace un ser completo made in Argentina. Y esa cosa sobre tanta cosa, es ser jodón.

Belgrano habrá creado la bandera. Y San Martín liberó esta patria y unas cuantas más del yugo de España. Sarmiento será el padre de la escuela y Mitre seguramente hizo cosas brillantes que usted y yo conocemos muy bien como para detallar acá. Pero nadie como este referente patriótico, este líder de manada que luchó contra el apetito cruel del hombre de tragarlo todo. Este emblema nacional resistió para persistir.

Se lo puede ver adonde quiera que vaya en la ciudad. Primero si mira en la línea recta, verá un adulto apesadumbrado. Súbitamente sacado de sus cabales, de su centro de adultez y su peso específico de hombre responsable y de trabajo. Luego, si tuerce la mirada hacia abajo, allí verá el problema: un niño. Un niño suelto y con ganas de gozar la vida en todo su potencial en día hábil y en horario de trabajo, momentos donde ningún adulto tiene ganas de vivir la vida en todo su potencial y menos en horario laboral. Un niño, sin ir más lejos, de vacaciones.

En medio de la fanfarria militar por los actos del Bicentenario, y en el aluvión de tanta doble escarapela patriótica en la semana del 9 de julio, ningún medio recordó que, justamente en esta fecha moría, cinco años atrás el gran Facundo Cabral. Una pena: porque nadie como Cabral nos enseñó a independizarnos de este mundo donde no suelen darse muchas “rotas cadenas” ni hay trono para la “noble igualdad”.

Entre músicos, la posición del disc jockey nunca estuvo muy bien vista que digamos. Mezcla difusa de programador de radio y músico frustrado, el DJ jamás gozó de calidad de músico entre sus pares. Pero por obra y gracia de la misericordia divina, siempre acostumbraron llevarse a las mejores chicas.

En las universidades de periodismo, queda viejo hablar de nuevo periodismo. Los popes de ese movimiento que conjugó ficción y medios, están enterrados o llevan bastón y transitan su vida más cerca del arpa que de la guitarra. Pero, hay un nuevísimo periodismo que deja todo este boom atrás. Y el hombre que más hizo por él y lo volvió a convertir en género fresco y novedoso, fue el gran David Foster Wallace, quien se quitó la vida en el 2008 y acaba de inspirar una peli y un sinfín de tributos menos sinceros que oportunistas.

Si hubieses conocido en persona al monje Ryokan (1758-1831), jamás pensarías que era uno de los calígrafos más célebres de Oriente, cuyos originales hoy se venden en millones de dólares. Sus letras tenían tanta fuerza vital y, a la vez, tanta belleza –un mar a veces embravecido, a veces calmo-, que hasta el emperador soñaba con adornar con ellas su palacio.

Semanas atrás, una reunión cumbre entre el partido de ultraderecha alemán y el líder de la comunidad islámica del país, terminó en pateada de tablero. A la hora de iniciado el encuentro, la derecha liderada por Frauke Petry, exigió al líder religioso que se retracten de una declaración por haberlos asociado a Hitler. Mientras el titular del consejo islámico, Aiman Mazyek, exigió al movimiento de Petry que se retracten por haber dicho que los musulmanes no formaban parte de Alemania. Ni uno ni otro, claro, lo hicieron. Y la situación llevó a Alemania a un duelo que va de mal en peor.

prince

Hace tiempo que quiero escribir sobre Prince. Pero luego llegó su muerte repentina. Y luego pasó un tiempo de su muerte repentina. Así que ya no quedan más excusas periodísticas para hablar de Prince excepto por el hecho de que uno simplemente quiera hablar de Prince y escriba una columna llamada Crónicas desinformadas, donde pueda permitirse esta falta absoluta de actualidad en sus textos.

COLUMNISTAS

Actualidad

Alfredo Leuco en La Cornisa

Por: Redacción

Hoy en la emisión del programa La Cornisa por la señal La Nación Más, el periodista Alfredo Leuco fue entrevistado por Luis Majul. En el intercambio ambos analizaron la situación...

La Política

Para terminar con la mentira y en defensa propia

Por: Luis Majul

Esto es en defensa propia. Y para terminar con la mentira.

Libros y Lecturas

Sol de cuarentena

Por: Juan Terranova

Lunes. El viernes pasado se me rompieron los cambios de la bicicleta. Estaba andando por Colegiales. Sentí el crack. Paré. La cadena estaba caída. Saqué la rueda. No había mucho...

La Política

Cómo desarmar la máquina de destruir periodistas

Por: Luis Majul

(Columna publicada en diario La Nación) La estrategia de demolición de periodistas tiene una potencia inusitada y recursos abundantes. La desproporción de fuerzas es abrumadora. De un lado, una sola...

Actualidad

Quirós: "Desde el principio dijimos que si era necesario, se volvería a medidas más r…

Por: Redacción

Hoy comenzó en el AMBA una nueva etapa de la cuarentena con un regreso a la fase 1. El aumento de los contagios, el marcado ascenso de la curva de...

Crónicas + Desinformadas

¿Qué hacer con los runners?

Por: Cicco

¿Qué debemos hacer con los runners, esa gente que, ante el primer indicio de relajación de cuarentena, se calza prendas flúo y sale cual estampida de toros a correr y...

Opina Deporte

Precisiones, Scola, precisiones

Por: Pablo Llonto

La dura crítica de Luis Scola durante una entrevista de Hernán Sartori en Clarín necesita de algunas precisiones, Y de unos cuantos nombres que Scola debe dar. Estaría bueno que...

La Política

Estrategia de demolición de periodistas

Por: Luis Majul

Esta es la crónica de una estrategia de demolición. Este texto, junto a una serie de demandas penales y civiles contra algunas personas algunos y medios, está siendo presentado ante...