Crónicas + Desinformadas

Después de Maradona, nadie ha dado tanta frase polémica en la Argenta como el metalero Ricardo Iorio. Si tuviera cuenta de Twitter sería un éxito.

A pesar de la derrota de Juan Martín Del Potro en la final del US Open, hay algo a tener claro. Una lección a aprender. Y es la siguiente: no hay obstáculo que sea definitivo, cuando uno persevera. Del Potro se sobrepuso a lesiones, operaciones, viento en contra piscológico, y siempre sorprendió. Siempre se las arregló para volver de las cenizas, cuando medio país ya lo daba por muerto.

En la ruleta imprevisible de videos virales del año, se multiplicó milagrosamente una entrevista de 1987 a Roberto Gómez Bolaños, el creador del Chavo del 8 y se contagió como bacilo de la gripe. Allí se lo ve a Chespirito ponderando al Chapulín Colorado por sobre los otro supehéroes. Valorando su entrega a pesar del miedo, y a pesar de no tener poderes. Mientras que el resto de los superhéroes de capa y tecnología de punta made in Marvel, las tienen todas a su favor. “el Chapulín Colorado se muere de miedo, es torpe, débil, tonto... y consciente de esas deficiencias, se enfrenta al problema. ¡Eso es un héroe!”, le dijo en una entrevista de 1987 a Jorge Guinzburg en “La noticia rebelde”.

Las noticias de las últimas semanas se cargan de entusiasmo con lo bien, fértil y, por lo visto con mucha vida por delante, que se lo ve a Charly García. Tiene nuevos shows en puerta, no se sabe bien dónde. Sus últimas presentaciones, según dicen, fueron impecables, redondas, atinadas. Este Charly que volvió de la muerte, es puntual, agradecido, detallista. Lanzó nuevo disco. Le dieron premios. Le palmearon la espalda. Sin embargo, sus temas no suenan en las radios. La gente no habla de él. Y, en líneas generales, corre la suerte de los ídolos que no han sabido morir a tiempo.

Sin necesidad de ponerse conspiracionista ni paranoico, es llamativo cómo la plataforma Netflix elige la temática de muchas de sus nuevas producciones. Mientras por un lado, aborda la retorcida mente de condenados a muerte en Estados Unidos –las confesiones a cara lavada de “Soy un asesino”-, persiste en tirar de la cuerda narrativa de nuevos y viejos capos narcos, y se regodea en ver cómo bestias de la naturaleza se devoran unas a otras –“72 animales peligrosos”-, por otro lado, le da con todo a todo aquello que tenga aura de camino espiritual o religión.

Lo llaman personal vigorizado. Es un grupo de empleados normales a los que, por obra y gracia del dueño, se le asigna un día libre a la semana. Es decir, otro que no sea el sábado y domingo, lógico. Ese día a la semana libre es fijo y corre para todo el año. Los empleados pueden hacer ese día lo que se les cante: visitar amigos, estar en familia, clavarse maratón de Netflix. No importa. Es suyo y no deben rendir cuentas a nadie.

Qué cura Bochero, ni cura Bochero. Palito Ortega, querido. Ese sí que es un santo. Lo que sucede es que, como todo ser aún vivo, no se lo aprecia lo suficiente.

Mama mía: a Dios gracias que el legendario actor Rocco Siffredi nació en Italia y no en la Argentina porque, de ser así, sumaríamos escándalo tras escándalo, guerra tras guerra. Rocco sería el hombre menos indicado en el lugar menos favorable.

A juzgar por lo que dicen los medios y lo que dicen los miembros de ellos mismos, nunca vas a encontrar a nadie tan amable en este mundo como un swinger. Ellos son todo caballerosidad, pase usted. No, por favor, faltaba más. Se ha hablado tanto de los códigos swingers que, si aplicáramos la Constitución con esa misma coherencia y determinación, hoy este país sería Suecia, y con veranito.

Con motivo de la Rural de Palermo, déjenme contarles una de las teorías conspiracionistas más deliciosas y por qué no vacunas de los últimos tiempos. Tal vez, sea cierta. Tal vez, no. Quién puede decirlo. Los conspiracionistas son gente que aportan muchos indicios pero no anda con muchas pruebas. De lo contrario, si algo de todo lo que dicen se demostrara este mundo sería muy distinto. Estaría por así decirlo, patas para arriba. Como dicen los conspiracionistas, debe estar.

COLUMNISTAS

La Política

Para terminar con la mentira y en defensa propia

Por: Luis Majul

Esto es en defensa propia. Y para terminar con la mentira.

Libros y Lecturas

Sol de cuarentena

Por: Juan Terranova

Lunes. El viernes pasado se me rompieron los cambios de la bicicleta. Estaba andando por Colegiales. Sentí el crack. Paré. La cadena estaba caída. Saqué la rueda. No había mucho...

La Política

Cómo desarmar la máquina de destruir periodistas

Por: Luis Majul

(Columna publicada en diario La Nación) La estrategia de demolición de periodistas tiene una potencia inusitada y recursos abundantes. La desproporción de fuerzas es abrumadora. De un lado, una sola...

Actualidad

Quirós: "Desde el principio dijimos que si era necesario, se volvería a medidas más r…

Por: Redacción

Hoy comenzó en el AMBA una nueva etapa de la cuarentena con un regreso a la fase 1. El aumento de los contagios, el marcado ascenso de la curva de...

Crónicas + Desinformadas

¿Qué hacer con los runners?

Por: Cicco

¿Qué debemos hacer con los runners, esa gente que, ante el primer indicio de relajación de cuarentena, se calza prendas flúo y sale cual estampida de toros a correr y...

Opina Deporte

Precisiones, Scola, precisiones

Por: Pablo Llonto

La dura crítica de Luis Scola durante una entrevista de Hernán Sartori en Clarín necesita de algunas precisiones, Y de unos cuantos nombres que Scola debe dar. Estaría bueno que...

La Política

Estrategia de demolición de periodistas

Por: Luis Majul

Esta es la crónica de una estrategia de demolición. Este texto, junto a una serie de demandas penales y civiles contra algunas personas algunos y medios, está siendo presentado ante...

Hiper Show

"Vivir sin permiso", atrapante serie española que suma cada vez más seguidores

Por: Redacción

Las series que se transmiten en las diferentes plataformas de streaming han aumentado su público en gran medida durante el confinamiento social impuesto por la pandemia del coronavirus. Pero claro...