RADIO
en vivo

Crónicas + Desinformadas

Que alguien advierta a Samapoli: lo que necesita la selección no es cambio de estrategia. No es planteo nuevo. Ni condenar a la hoguera a Mascherano y al Pipa Higuaín, por estar fuera de época. No se trata de que a Sampaoli se le chifle, cada tanto, el moño. Lo que precisa el plantel es al crack Del Potro. Así como lo escucha. Más allá que lo suyo sea el tenis y no el fútbol, eso es lo de menos, pues Delpo tiene el órgano necesario que el equipo aún carece: bolas.

¿Cómo será que el recuerdo del martirio de Jesús terminó, como ahora, en frenesí turístico, en disparada del trabajo, y en escalada de venta de huevos de chocolate? ¿Cómo es que la semana más santa para los cristianos, acabó en sucesión de días para olvidarlo todo?

Que Del Potro consiga la hazaña de batir a Federer, tras pender de un hilo en tres match point en contra, y llevarse el título de Indian Wells, el primero de su carrera, a puro corazón, no es de extrañar. Lo llamativo es, quizás, a quién le dedicó el campeonato: a César, su terranova negro que murió en febrero. “Te voy a extrañar mucho, compañero fiel”, escribió en las redes cuando partió el pichicho. “Me acompañaste en estos casi diez años, me esperaste con alegría después de cada viaje, me protegiste, hiciste feliz a una familia entera y hoy te vas a descansar en paz dejando tu huella en mi corazón. Adiós, César.” En plena algarabía por el campeonato, Delpo dibujó en verde un corazón con su nombre en la cámara para sellar emotivamente su mensaje.

Todo empezó con ese monstruo ensamblado al que nadie quería, ni siquiera su propio padre. Ese grandote con corazón tierno y destino trágico: Fankenstein. Luego, le siguió el Fantasma de la Ópera, enamorado, resentido y monstruoso. Más posesivo que romántico. Y más tarde, el príncipe transformado en bestia que a fuerza de buenos modales y atenciones, se ganaba el corazón de la bella. Pues la verdad es que, con lo flojo que viene la performance del ser humano últimamente, es comprensible que una chica de su casa termine enamorándose de una criatura mutante, o hechizada o ensamblada por un científico loco. O, como en la reciente premiada y poética, “La forma del agua” de una criatura anfibia capturada por militares.

Aún recuerdo la tapa de Crónica, 30 años atrás: más que muerto parecía dormido, el pecho al viento sobre la avenida costera de La Feliz, y empuñando una bolsita que, tardaría años, en conocer su contenido. Excepto la muerte del Potro Rodrigo, no hubo otra pérdida de ídolo tan repentina y dolorosa como la de Alberto Olmedo. Para mis 12 años de entonces, fue un golpe al corazón.

No hubo en este mundo un poeta que se dedicara mejor al periodismo que él. O, para decirlo de otro modo, no hubo un periodista que fuera tan buen poeta como él. Henri Michaux, belga, autor y pintor, experimentó con drogas y elaboró poemas loquísimos y visionarios, a la manera de William Blake. Pero el punto caramelo de su obra –voy a ahorrarte datos biográficos aquí que podés encontrarlos al a vuelta de la esquina en Wikipedia-, son sus libros de viaje. El periodismo debería hacerle un monumento a este groso de los grosos, titán de titanes, paladín de las letras que conjugó por primera vez el ojo de la poesía y lo puso al servicio de la crónica viajera.

¿Alguien puede decirme dónde han ido a parar los vasos? Pues, por mucho que uno transite restoranes de Palermo, o bares con aires de artesanal y progre, todo lo que encuentra allí es un puñado de frascos.

Ya lo habían anunciado. Este verano vendría con pocas lluvias. Pero uno tiene con el servicio metereológico la misma actitud que con el GPS: le cree hasta ahí nomás.

La relación se dio medio siglo atrás y fue fruto de un engaño. El tipo que los presentó era amigo de ambos y les había dicho que, luego del primer encuentro, los dos pidieron expresamente volver a verse. Cada tanto, cuando ese amigo llegaba a casa, él o ella me decían: “Este es Osvaldo, el tipo que nos mintió y mirá cuánto duró la mentira”.

La serie se llama Ertugrul –Resurrección- y narra la historia del padre que dará origen al imperio Otomano, en tiempos de invasiones, internas tribales, donde el mapa del mundo era como un gran TEG. Hay batallas filmadas que nada tienen que envidiarle a “El señor de los anillos”. Hay maestros inspirados como el gran Ibn Arabi que, por primera vez, se los retrata en una serie. Hay iniciaciones. Ritos funerarios. Casamientos. Y códigos de honor del islam que nunca antes fueron tratados con tanta destreza y poesía.

COLUMNISTAS

Mundo Cine

La singularidad como refugio

Por: Javier Porta Fouz

Conozco a Quintín personalmente desde hace más de veinte años, y lo leo desde hace casi treinta. En ambos aspectos esta relación ha tenido cercanías, lejanías y frecuencias oscilantes. Pero...

Actualidad

Sorba: "En el mundo hay cinco tipos de pizza y una es la de Buenos Aires"

Por: Redacción

(Archivo Entrevistas 2019) Sin lugar a dudas la ciudad de Buenos Aires es uno de los lugares del mundo que cuenta con la mayor cantidad y calidad de pizzerías. A...

Crónicas + Desinformadas

Las lecciones de Elena Cruz

Por: Cicco

Los medios asignaron un espacio modesto, apartado y tal vez, pudoroso para anunciar la muerte de la ex legisladora y actriz Elena Cruz. Tenia 93 años. Había filmado pelis con...

Actualidad

Di Marco: "Todo lo que te pasa en la infancia te queda muy marcado"

Por: Redacción

(Archivo Entrevistas 2019) Laura Di Marco es una destacada periodista y escritora que ha desarrollado una extensa carrera en el Diario La Nación y que desde hace algún tiempo forma...

Hiper Show

Todo el periodismo de investigación en Pendientes (segunda temporada) por América

Por: Redacción

Hoy sábado 11 de enero a las 22 30 hs por América TV, se estrenará el segundo capítulo de la segunda temporada de Pendientes, la serie de periodismo de investigación...

Libros y Lecturas

Váyanse, estoy leyendo

Por: Juan Terranova

Lunes. Soñé con una mesa que mi padre hizo en la década del noventa para una casa que teníamos en el bosque de Cariló. Cuando después de su muerte la...

Crónicas + Desinformadas

Todo el mundo quiere a Pepe Mujica, pero nadie lo imita

Por: Cicco

Ahora, Emir Kusturica acaba de potenciar aún más el mito con el documental, el Pepe, que ya se ve por Netflix. Y así, la vida del uruguayo Mujica, el más...

Opina Deporte

¿De qué hablan los periodistas en el verano?

Por: Pablo Llonto

Década nueva, año nuevo, periodismo viejo.