RADIO
en vivo

Con toda esta búsqueda frenética del submarino ARA San Juan y los 44 tripulantes argentinos, en medio de la desesperación, la supuesta falta de oxígeno y demás peligros en ciernes, uno se pregunta: ¿para qué corno inventó la humanidad algo tan contraproducente como un submarino? Digo yo: ¿por qué no nos quedamos en disfrutar de la superficie en barco, la bella línea horizontal del horizonte, el mar meciéndose por todas partes, y nos dejábamos de jorobar de una buena vez?

Parece que, así como todos los caminos conducen a Roma, todas las invenciones conducen a Leonardo da Vinci. Y el bosquejo más remoto en la antigüedad de lo que sería un submarino se lo debemos a él. Pasaron años hasta que un loco llamado Cornelius van Drebbel se lo tomó en serio: envolvió un bote con pieles, lo enceró y se metió con un puñado de amigos durante tres horas bajo el agua. Esto fue en 1620, sobre el Támesis en Inglaterra. Para moverse empleaba remos. Y aún se discute cómo hizo para respirar allí abajo –¿utilizó tubos que salían del agua?-. Lo que sí se sabe es que, para subir y bajar el primer submarino, Cornelius utilizaba vejigas de cerdo que llenaba y vaciaba según la necesidad. Un demente hermoso.

En 1776, a David Bushnell le debemos el primer submarino con fines milicos. Era de madera y su función maravillosa era colocar explosivos debajo de los barcos enemigos. Un dulce, David.

Tiempo después, llegó la tecnología y John P. Holland y Simon Lake fueron los padres de los modelos modernos –algunos países adoptaron los de Holland, otros los de Lake, iba en gustos, vio-, más parecidos a los que vemos hundirse hoy en día algunos con mejor suerte que otros.

Todo este introito whikpediero, señor lector, para contarle que, en líneas generales, el submarino siempre me dio mala espina. Siempre olió a gato encerrado. De todos los vehículos, el submarino es el más canuto de todos. El más ladino. El más traicionero.

Cada vez que hay una guerra, junto con los misiles, lo primero que se envían son submarinos. El tanque siempre pareció el hermano fuerte y bobo de los vehículos militares. Y el helicóptero el primo debilucho que lo voltea el primer resfrío. Pero ahí está el submarino, siempre escurridizo como funcionario kirchnerista, agazapado y dispuesto a atacar cuando ya nadie piensa en él. “Eh, dale”, uno tiene ganas de gritarle, “¿por qué no das la cara y te convertís en barco?”

COLUMNISTAS

Opina Deporte

Baños de humildad

Por: Pablo Llonto

Todo el veneno que destila la camarilla deportiva (Niembro, Pasman, Caruso y mil más) se desliza por los medios de comunicación cual si fuesen los lamentos de una generación que...

Actualidad

Pichetto: "El espacio del medio se achicó"

Por: Redacción

Ayer en la emisión de La Cornisa, el senador nacional y pre candidato a vice presidente del oficialismo, Miguel Angel Pichetto, fue entrevistado por Luis Majul en los estudios de...

Libros y Lecturas

El barroco contemporáneo

Por: Juan Terranova

Lunes. Me hubiera gustado dedicarme a la lingüística. No solo de forma amateur como lo hago hoy. ¿Podría? Recuerdo que los lingüistas de mi facultad eran unos taradúpidos que se...

Actualidad

AGIP: la Ciudad exime del Impuesto de Sellos a los autos 0km

Por: Redacción

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó la Ley N° 6169/19, que exime del Impuesto de Sellos a las operaciones de compraventa de autos 0km que se radiquen...

Crónicas + Desinformadas

Ciclistas al desnudo

Por: Cicco

Fue parte de una ola de protesta en reclamo a mayores medidas de seguridad para los ciclistas. Se dio una en Madrid, otra en el DF. Ya se había hecho...

La Política

La designación de Pichetto estaría resultando mejor de lo esperado

Por: Luis Majul

(Columna presentada en CNN Radio y publicada en Infobae) Los paracientíficos del laboratorio de ideas políticas de Cambiemos están de parabienes: la designación de Miguel Angel Pichetto como compañero de...

Hiper Show

Segade: "Bloodline se destaca porque refleja lo mejor de la narrativa norteamericana…

Por: Redacción

La emisión de ésta semana de Bebedores Seriales por Radio Berlín tuvo como foco a una gran serie dramática norteamericana que ya tiene tres temporadas estrenadas. Gabriel Corrado y Mario...

Mundo Cine

(Pongamos que) por la senda del optimismo

Por: Javier Porta Fouz

Hace unos cuantos días publiqué en este espacio la tercera de una serie de columnas en modo queja, con estupor y un poco de pedantería, acerca del estado del cine...