RADIO
en vivo

Ya lo habían anunciado. Este verano vendría con pocas lluvias. Pero uno tiene con el servicio metereológico la misma actitud que con el GPS: le cree hasta ahí nomás.

La parte rata de mi ser, se alegró porque se dijo: “Si no llueve, vamos a gastar menos de jardinero”. Porque, claro, cuando llueve el pasto crece sin control. Fue una frase desafortunada, lo admito.

La sequía es desalmada. La tierra se endurece y abre como una herida. Los pájaros caen en picada del cielo, desahuciados. Los bichos y los animales, se guardan y esperan. Los mosquitos, por suerte, sin agua no se multiplican, ni todas las plagas que vienen con ellos. Las moscas casi no joden, no les da el cuero.

El verde de la gramilla, se retira poco a poco, y deja, a su paso, un rastro amarillo desierto. Las calles de tierra se hacen polvo y el viento sube y arremolina el polvo, como si Dios revolviera Nesquik sin leche. Las flores, las pocas flores que se animan a aparecer, no duran nada: el sol las quema, las prende, literalmente, fuego. Las napas de agua, bajan. En los pueblos, hay que subir el agua con bombas al tanque. De lo contrario, vas a tener que bañarte con la canilla de la plaza.

Cuando nos advierten del avance de la desertificación, y uno lee estos pronósticos agoreros en invierno, o junto al río, o en el mar, o con los pies sobre una alfombra de verde primavera, le parece en su fuero íntimo, como si hablaran de un planeta distinto. “Esto lo deben decir por Marte”, reflexiona. Sin embargo, el desierto está ahí a la vuelta de la esquina. Bajo nuestros pies. Basta con un mes de, como le decimos en el pueblo, “seca” para comprobar que este planeta tiene, de verdad, los días contados.

La vida en la Tierra llegó a su recta final. Ponerlo en duda, es cosa de tontos. Somos muchos, demasiados. Y estamos muy locos.

Se vienen tiempos de transpirar la camiseta. Y de vestirnos como beduinos en el desierto. En el futuro muy cercano seremos, más que seres humanos, un sinfín de churrasquitos a la plancha.

COLUMNISTAS

Hiper Show

Godoy: "Me gusta hacer espectáculos de tango para todo tipo de públicos"

Por: Redacción

Es una de las bailarinas de tango más importantes del país y una figura estelar en muchos lugares del mundo, y en países tan lejanos como China. Es la gran...

La Política

El último manotazo de ahogada de CFK

Por: Luis Majul

(Exclusivo Hipercrítico) El intento del ensuciar al fiscal Carlos Stornelli parece un manotazo de ahogado de Cristina Fernández para tratar de desmoronar la investigación de los Cuadernos de la Corrupción...

Crónicas + Desinformadas

El peligro del titulador Chiche

Por: Cicco

En tren por ponerle onda y que la gente lea sus notas, el periodismo escrito ya no sabe qué hacer. Ha probado de todo. Hasta filmar a sus propios periodistas...

Opina Deporte

El deporte sí se mancha

Por: Pablo Llonto

De las tantas angustias que nos sofocan en estos tiempos, la multifacética corrupción asoma como aquellos muñecos de los locales-fichines,  por los sitios más inesperados de la vida cotidiana. Para...

Actualidad

¿Cuánto más caro será comprar los útiles escolares en 2019?

Por: Redacción

Faltan pocas semanas para el comienzo de clases, y las familias ya comienzan a organizar útiles y uniformes escolares para el ciclo lectivo 2019. Al igual que la mayoría de...

La Política

A pesar de los errores, Macri ya piensa en el próximo gobierno

Por: Luis Majul

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) Por supuesto: se prepara porque descuenta que, al fin de cuentas, Cambiemos ganará, y que será reelecto, a pesar de los gravísimos errores...

Libros y Lecturas

Diario de lecturas 351

Por: Juan Terranova

Lunes. Sobre Avenida Libertador, a un viejo se le cayó la billetera. Papeles, documentos y billetes se esparcieron cerca del cordón de la vereda. El hombre los fue juntando uno...

Mundo Cine

Recuerdos de Suspiria/Suspiria

Por: Javier Porta Fouz

Mi Suspiria de Dario Argento fue en la Lugones, en la última función de un domingo lluvioso de hace dos décadas. Tal vez más, seguramente más. Era fílmico y el...