RADIO
en vivo

Se llama el General y el hombre inventó el reggaetón, el ritmo más contagioso, febril y meneante del planeta. Concibió un puñado de hits en los ’90 que lo inmortalizaron y asociaron su nombre y sus letras a esa parte del cuerpo femenino que va de la cintura hacia abajo. “Te ves bien buena”, “Tu pum pum” y “Muévelo”, fueron su trinidad de caderas. Y ahora, en plena hora de reivindicación feminista, el General renunció a su cargo y a su podio –se hizo millonario y le llovieron seis Billboards y 32 discos de oro- para abrazar a Dios y que Dios lo abrace a él. “El reggaetón es música de Satanás”, dijo, ahora convertido en Testigo de Jehova para alarma de sus fans y sus fansas que lo entronaron rey del boliche, la noche y la mar en coche.

El General, un panameño llamado Edgardo Franco, de 47 años, se retiró de las pistas en el 2004, abdicó al trono y ahora es pastor y predica la palabra del Señor. Él era, de joven, testigo de Jehová pero el reggaetón lo mandó por la canaleta: cosechó mujeres, dinero, se drogó, se emborrachó, y se sometió a ese otro dios, de millones de reggaetoneros, llamado nalgas.

Es curioso: también el talentoso músico Prince, murió siendo predicador de los Testigos de Jehová, y vivió arrepentido por un puñado de sus canciones más sexuales y cachondas de su repertorio. Los fieles que lo conocieron decían que tenía un perfil bajo asombroso.

Y ahora es el turno del General, quien dejó las redes, la noche, el baile y le hizo un corte de manga al ritmo del momento. Desde este humilde lugar le pedimos a Daddy Yankee, Luis Fonsi y tanto otro adorador del meneo, que sigan el ejemplo del padre de la criatura, y se dediquen a ritmos más decentes como el bolero, la bachata y el canto lírico.

Vaciar el reggaetón de sus referentes va a traer, como correlato, hombres menos babosos, mujeres más en paz con sus cuerpos y una disparada en el consumo de alfajores y tortas a nivel mundial. Al fin de cuentas, qué hay de malo en juntar un poquito de grasa en las caderas, si no pregunten al pintor barroco Rubens o al más reciente Botero, que hicieron de las mujeres rellenitas musas de sus obras. De lo contrario, la humanidad irá en una coreo masiva, meneante y festiva, con mucho pum pum y mucho totó directo al infierno.

COLUMNISTAS

Mundo Cine

Rocky Balboa, Creed y listados vuelteros

Por: Javier Porta Fouz

El mes habitual de los listados es diciembre, aunque alguna gente los hace en noviembre, y eso que hacen balances “del año” -que sigue su curso, impertérrito. Pero no quiero...

Crónicas + Desinformadas

Elige tu propia demanda

Por: Cicco

Tal vez nunca escuchó hablar de una empresa llamada Chooseco. Pero lo importante aquí no es el nombre de la empresa, sino de su producto estrella: los libros infantiles de...

Actualidad

Bravo: "Las radios en el mundo tienen formatos muy diferentes a los locales"

Por: Redacción

(Entrevistas destacadas del año que pasó - Publicada en agosto de 2018) En el día de la radio, y para homenajear a ese medio de comunicación, Luis Majul comenzó su programa...

Opina Deporte

Sarna con gusto no pica

Por: Pablo Llonto

Una queja periodística se entrometió el pasado sábado en los pliegues de la prensa deportiva.

Actualidad

Una mañana con Javier Calamaro en Radio Berlín

Por: Redacción

(Entrevistas destacadas del año que pasó - Publicada en marzo de 2018) El gran músico Javier Calamaro estuvo en marzo de 2018 de visita en los estudios de Radio Berlín, y...

Libros y Lecturas

Diario de lecturas 348

Por: Juan Terranova

Lunes. El cine me parece una pérdida de tiempo. Prefiero leer sobre cine que ver cine. Las películas, por lo general me aburen. No todas, claro. Las que no me...

Actualidad

Radagast: "Trabajo con lo que me sucede y desde la mirada de un niño"

Por: Redacción

(Entrevistas destacadas del año que pasó - Publicada en Abril de 2018) Es un artista difícil de clasificar, porque es un músico, pero también es un mago y a su...

Crónicas + Desinformadas

Vacaciones ideales vs. vacaciones reales

Por: Cicco

Cada vez que uno decide partir con destino vacaciones, siempre una vez que llega se frustra un poco. Inclinado a elegir el lugar por el avistaje de fotos en la...