RADIO
en vivo

Que la Argentina sea un país joven siempre pareció una buena cualidad: juventud viene ligado a futuro, a potencial, a frescura. Esto es lo que uno puede ver cada vez que visita Europa, países, por así decirlo, viejos, ancianos donde los niños escasean. Y se respira atmósfera de cansancio, de comilona, y de fin de ciclo.

La Argentina, en verdad, no es joven. Es un niño. Y no es cualquier niño: es un niño malcriado. Rebelde. Y desobediente. Y, en lugar de crecer, los hechos indican que ese niño padece de regresión. Se vuelve cada día más pequeño, cada día más indomable, cada día más insufrible.

Esta semana, ese fue el dilema de fondo del debate por la final River-Boca y el acceso de la hinchada visitante al estadio. En un segundo, los medios se llenaron con las mismas preguntas: ¿estamos capacitados los argentinos para convivir con el que tiene camiseta contraria? ¿Somos lo suficientemente maduros para fumarnos una derrota y regresar a casa sin proponernos quemar el mundo y exterminar a los victoriosos? El gobierno, en lugar de decir que sí, que somos un pueblo maduro, eligió comunicar su posición desde un lado más coyuntural: gane quien gane, pierda quien pierda, habrá un desembarco a la Normandía de seguridad para controlar el asunto. No vamos a quemar el mundo y exterminar a los victoriosos porque no queramos. No lo haremos porque no nos van a dejar hacerlo.

Los argentinos somos bipolares, agrietados, blanco y negro. Aseguramos que cada uno tiene derecho a defender su propia inclinación sexual –y que hasta eso se imprima en el documento-. Pero no a su propia libertad de pensamiento: si uno sostiene lo que piensa y no coincide con el discurso hegemónico mediático, agarrate.

La Argentina es hervidero puro. Descalabro resbaladizo. Somos niños de pecho a cargo de un país hermoso, cargado de recursos que son la envidia del planeta y aún así, caemos en picada. Y ni podemos, desde hace tiempo, aceptar un hecho tan simple como que haya en la misma cancha gente con otra camiseta.

Paradojas de la vida: una nación cada vez más tolerante de las minorías, es incapaz de tolerar otra camiseta que no sea la suya. Mezcla rara de veganismo y despotismo intelectual. El tiempo dirá y la final River Boca también dirán, si estamos para primer grado o merecemos vivir por siempre en salita roja.

COLUMNISTAS

Hiper Show

Godoy: "Me gusta hacer espectáculos de tango para todo tipo de públicos"

Por: Redacción

Es una de las bailarinas de tango más importantes del país y una figura estelar en muchos lugares del mundo, y en países tan lejanos como China. Es la gran...

La Política

El último manotazo de ahogada de CFK

Por: Luis Majul

(Exclusivo Hipercrítico) El intento del ensuciar al fiscal Carlos Stornelli parece un manotazo de ahogado de Cristina Fernández para tratar de desmoronar la investigación de los Cuadernos de la Corrupción...

Crónicas + Desinformadas

El peligro del titulador Chiche

Por: Cicco

En tren por ponerle onda y que la gente lea sus notas, el periodismo escrito ya no sabe qué hacer. Ha probado de todo. Hasta filmar a sus propios periodistas...

Opina Deporte

El deporte sí se mancha

Por: Pablo Llonto

De las tantas angustias que nos sofocan en estos tiempos, la multifacética corrupción asoma como aquellos muñecos de los locales-fichines,  por los sitios más inesperados de la vida cotidiana. Para...

Actualidad

¿Cuánto más caro será comprar los útiles escolares en 2019?

Por: Redacción

Faltan pocas semanas para el comienzo de clases, y las familias ya comienzan a organizar útiles y uniformes escolares para el ciclo lectivo 2019. Al igual que la mayoría de...

La Política

A pesar de los errores, Macri ya piensa en el próximo gobierno

Por: Luis Majul

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) Por supuesto: se prepara porque descuenta que, al fin de cuentas, Cambiemos ganará, y que será reelecto, a pesar de los gravísimos errores...

Libros y Lecturas

Diario de lecturas 351

Por: Juan Terranova

Lunes. Sobre Avenida Libertador, a un viejo se le cayó la billetera. Papeles, documentos y billetes se esparcieron cerca del cordón de la vereda. El hombre los fue juntando uno...

Mundo Cine

Recuerdos de Suspiria/Suspiria

Por: Javier Porta Fouz

Mi Suspiria de Dario Argento fue en la Lugones, en la última función de un domingo lluvioso de hace dos décadas. Tal vez más, seguramente más. Era fílmico y el...