RADIO
en vivo

Cada vez que uno decide partir con destino vacaciones, siempre una vez que llega se frustra un poco. Inclinado a elegir el lugar por el avistaje de fotos en la red, descubre que, cuando pone un pie en el lugar, el sitio es el mismo, pero también es otro. No es, por así decirlo, el paraíso de las fotos.

Es que –y esto es lo más importante y, a la vez, lo más alarmante- las cosas nunca son como en las fotos. La belleza suele entrar por los ojos y con eso a nosotros, nos basta. Pero a la hora de elegir nuestro próximo destino, deberíamos tomar algunos reparos. Al menos estos tres:

  1. Las fotos nunca incluyen el calor soporífero, la humedad aplastante y la térmica que salta de un modo tal que hace ver ese mismo paisaje como el mismísimo infierno.
  2. Una foto jamás da cuenta de las bacterias, los virus locales y todo aquel microbio que puede hacer que tus vacaciones terminen en el mismísimo retrete.
  3. Las fotos suelen eludir un factor importante. Si lo incluyeran, deslucirían la foto. Y el paisaje dejaría de ser paraíso y pasaría a ser mero destino mundano. Y esto es: las fotos de paisajes vacacioneras jamás incluyen gente.

Y la gente es un elemento más peligroso que el calor y los virus. La gente todo lo pisa. Todo lo pisha. Todo lo tiñe de un tinte populachero y ruidoso. Espanta las cacatúas. Rompe la paz matinal. Se excede en confianza con la tímida gente local. Y rompe bien rotos los caracolitos en la playa.

La gente es insufrible es por esto que, desde este humilde espacio, le recomendamos: en lugar de alquilar una cabaña en costa brasilera, con altas chances de atiborrarse de argentinos desbordantes de caipiroska, mejor, si las condiciones están dadas para garantizar su soledad y paz, alquílese un tres ambientes en Aldo Bonzi. Chequee que para la quincena en cuestión no quede nadie a la redonda. Y ése será, créame, su paraíso en la tierra.

COLUMNISTAS

Libros y Lecturas

María Elena y la ética del estrangulamiento morboso

Por: Juan Terranova

Lunes. El sábado a la una de la mañana entré en una sala de cine de Belgrano para ver 1917. Me gustó. Una película “como las de antes”, cine clásico...

Mundo Cine

Parásitos y parasitosis

Por: Javier Porta Fouz

En las redes sociales, como suele suceder, prolifera la queja canchera de la queja canchera de la queja canchera. Una de esas quejas cancheras exponenciales fue, esta semana, la de...

Hiper Show

La nueva edición de Leer y Comer será en Abril de 2020

Por: Redacción

Ya están confirmadas las fechas. El sábado 18 y el domingo 19 de abril de 2020 se llevará a cabo la edición número 13 de Leer y Comer, la única...

Opina Deporte

¿Qué esperaban de la FIFA?

Por: Pablo Llonto

Expulsado de sus aspiraciones presidenciales por la indignación popular y el voto, Mauricio Macri encontró refugio en las paradisíacas oficinas de la FIFA y sus satélites (la Fundaciòn FIFA es...

Crónicas + Desinformadas

Big data que me hiciste mal

Por: Cicco

Ya no es del DT Marcelo Bielsa analizando al detalle obsesivo y transpirado las jugadas de delanteros buscando su nueva adquisición. O el legendario Bilardo, con pilas y más pilas...

Actualidad

¿Las hamburguesas de Buenos Aires tienen características propias?

Por: Redacción

(Archivo Entrevistas 2019) Buenos Aires es una capital gastronómica que cada año mejora en la variedad de opciones, y que posee restaurantes con especialidades reconocidas a nivel mundial. Aunque la...

Libros y Lecturas

Las manos

Por: Juan Terranova

Lunes. Mi mano izquierda tiene un corte. Pero sana bien. La derecha está más golpeada. Aunque la muñeca fue mejorando, tengo dos o tres golpes más que todavía la resienten...

Actualidad

¿Existe la adicción patológica a los videojuegos?

Por: Redacción

(Archivo Entrevistas 2019) Desde hace algunos años, y cada vez más, los videojuegos están muy presentes en la vida de los niños, adolescentes y jóvenes. Pueden jugar en la consola...