RADIO
en vivo

Ya todo el mundo sabe que el tiempo es oro. Y sabe también lo carísimo que está hasta una minúscula pepita de oro del tamaño de una lágrima. Entonces, deberíamos cuidar nuestro tiempo de cualquier intromisión innecesaria. Nos referimos a una costumbre creciente que, dada esta situación, deberíamos erradicar de inmediato. Y queremos hablar aquí en este espacio prestigioso de un tema de vital importancia, un eslabón que todo el mundo descuida y luego se lamenta diciendo: ¡Qué rápido que pasó el día! ¡No tengo tiempo para nada! Qué rápido pasó el año. Qué rápido pasó la vida. Y así. Y todo por culpa del WhatsApp o más precisamente de los audios indiscriminados de Wapp.

Dado que los audios no llevan títulos, uno debe fumarse el audio sin protestar. Y al final, se siente como si le han robado un poco de su tiempo. El mensaje de texto permite que, si a uno no le interesa, se lo saltee. Pero el audio, en cambio, necesita que uno lo soporte con entereza de punta a punta, sin chistar y sin distraerse. Vaya uno a saber: tal vez lo importante está sobre el final del mensaje al minuto 5.

Estamos convencidos de que todo asunto puede comunicarse en un audio de no más de minuto y medio. Todo aquello que exceda será considerado falta de respeto. Tomadura de pelo. Y calificado como robo de tiempo, ese valor que, ya lo dijimos de entrada, equivale a oro.  

Cada vez que llega un mensaje de audios de más de tres minutos, siempre empieza con una voz titubeante, merodeadora, degustando el placer de que hablará y será escuchado sin interrupciones. Y en especial, sin preguntas. La gente hoy en día, ya no conversa, ahora se manda audios. Y la charla se parece cada vez más a debate político: primero uno expone. Luego el otro expone. Entonces, vuelve a exponer el primero. Y así. Réplica. Interrupción. Repregunta. No existen más.

Queremos recuperar nuestro tiempo. Queremos volver a tener tiempo libre. Ya bastantes tonterías nos insumen un tiempo precioso. No sumemos más leña al fuego.  

COLUMNISTAS

Libros y Lecturas

María Elena y la ética del estrangulamiento morboso

Por: Juan Terranova

Lunes. El sábado a la una de la mañana entré en una sala de cine de Belgrano para ver 1917. Me gustó. Una película “como las de antes”, cine clásico...

Mundo Cine

Parásitos y parasitosis

Por: Javier Porta Fouz

En las redes sociales, como suele suceder, prolifera la queja canchera de la queja canchera de la queja canchera. Una de esas quejas cancheras exponenciales fue, esta semana, la de...

Hiper Show

La nueva edición de Leer y Comer será en Abril de 2020

Por: Redacción

Ya están confirmadas las fechas. El sábado 18 y el domingo 19 de abril de 2020 se llevará a cabo la edición número 13 de Leer y Comer, la única...

Opina Deporte

¿Qué esperaban de la FIFA?

Por: Pablo Llonto

Expulsado de sus aspiraciones presidenciales por la indignación popular y el voto, Mauricio Macri encontró refugio en las paradisíacas oficinas de la FIFA y sus satélites (la Fundaciòn FIFA es...

Crónicas + Desinformadas

Big data que me hiciste mal

Por: Cicco

Ya no es del DT Marcelo Bielsa analizando al detalle obsesivo y transpirado las jugadas de delanteros buscando su nueva adquisición. O el legendario Bilardo, con pilas y más pilas...

Actualidad

¿Las hamburguesas de Buenos Aires tienen características propias?

Por: Redacción

(Archivo Entrevistas 2019) Buenos Aires es una capital gastronómica que cada año mejora en la variedad de opciones, y que posee restaurantes con especialidades reconocidas a nivel mundial. Aunque la...

Libros y Lecturas

Las manos

Por: Juan Terranova

Lunes. Mi mano izquierda tiene un corte. Pero sana bien. La derecha está más golpeada. Aunque la muñeca fue mejorando, tengo dos o tres golpes más que todavía la resienten...

Actualidad

¿Existe la adicción patológica a los videojuegos?

Por: Redacción

(Archivo Entrevistas 2019) Desde hace algunos años, y cada vez más, los videojuegos están muy presentes en la vida de los niños, adolescentes y jóvenes. Pueden jugar en la consola...