RADIO
en vivo

Fue parte de una ola de protesta en reclamo a mayores medidas de seguridad para los ciclistas. Se dio una en Madrid, otra en el DF. Ya se había hecho una de similares características, 15 años atrás pero en Londres: se la llamó el World Naked Bike Ride, en reclamo por los desastres ecológicos. Y se dio, en el 2018 otra en San Pablo.

Todas ellas englobadas bajo el mismo formato: pedalear sin ropas. La desnudez, juraban, no era decisión arbitraria, era forma de reflejar su indefensión interna: “desnudos” se llamaban ante el atropello de los automóviles que disfrutan de arrollar ciclistas como si fuera video game.

Ahora bien, no dudamos de la seriedad del reclamo, pero nos hacemos una pregunta de rigor: ¿es necesario desfilar con todo el asunto al aire? ¿Podrán los ciclistas, gente noble y por lo que vemos bien dotada, encontrar modos más originales y menos porno de protesta? ¿Cómo le explica un padre a su niñito y su niñita que esa horda de pitos y flautas que desfila por ahí a la carrera es, en verdad, un gesto humanitario y un llamado de conciencia social? ¿Cómo descomprimir el shock psicológico de tanto bulto y tanta bulta bigotudo y bigotuda andando libremente por las calles de las grandes ciudades? ¿Cómo se repara el daño hecho en la retina inocente y angelical de estas criaturitas de Dios? Nadie lo sabe. Nadie lo dice. Nadie lo debate.

En Madrid, la protesta bicicletera ya tiene ritmo anual –se hace, por obvias razones, casi entrado el verano-, y este año, ni lerdos ni perezosos, se sumaron al grupete de desbolados bikers el movimiento así llamado naturista. Esta gente ya no reclama por el atropello de tanto automovilista inescrupuloso, ellos reclaman poder salir a la calle como Adanes y como Evas en el paraíso, es decir, en bolas. Juzgan que la desnudez es un derecho. Y si no te gusta, mirá para otro lado.

Por eso, desde humilde espacio, reclamamos al automovilista y automovilisto, no sean cretinos y desalmados, respeten al pobre biciman y biciwoman en su lento andar callejero. Déjeles un espacio, evite la encerrona desalmada, el roce perverso, el bocinazo traicionero. Y si no lo hace por usted, hágalo por sus hijos para que no vean a esos mismos biciman y biciwoman con todo al aire, a la que te criaste, y haga preguntas incisivas sobre pitos y flautas que pueden derivar en respuestas incómodas que tarde o temprano lamentará.

COLUMNISTAS

Libros y Lecturas

María Elena y la ética del estrangulamiento morboso

Por: Juan Terranova

Lunes. El sábado a la una de la mañana entré en una sala de cine de Belgrano para ver 1917. Me gustó. Una película “como las de antes”, cine clásico...

Mundo Cine

Parásitos y parasitosis

Por: Javier Porta Fouz

En las redes sociales, como suele suceder, prolifera la queja canchera de la queja canchera de la queja canchera. Una de esas quejas cancheras exponenciales fue, esta semana, la de...

Hiper Show

La nueva edición de Leer y Comer será en Abril de 2020

Por: Redacción

Ya están confirmadas las fechas. El sábado 18 y el domingo 19 de abril de 2020 se llevará a cabo la edición número 13 de Leer y Comer, la única...

Opina Deporte

¿Qué esperaban de la FIFA?

Por: Pablo Llonto

Expulsado de sus aspiraciones presidenciales por la indignación popular y el voto, Mauricio Macri encontró refugio en las paradisíacas oficinas de la FIFA y sus satélites (la Fundaciòn FIFA es...

Crónicas + Desinformadas

Big data que me hiciste mal

Por: Cicco

Ya no es del DT Marcelo Bielsa analizando al detalle obsesivo y transpirado las jugadas de delanteros buscando su nueva adquisición. O el legendario Bilardo, con pilas y más pilas...

Actualidad

¿Las hamburguesas de Buenos Aires tienen características propias?

Por: Redacción

(Archivo Entrevistas 2019) Buenos Aires es una capital gastronómica que cada año mejora en la variedad de opciones, y que posee restaurantes con especialidades reconocidas a nivel mundial. Aunque la...

Libros y Lecturas

Las manos

Por: Juan Terranova

Lunes. Mi mano izquierda tiene un corte. Pero sana bien. La derecha está más golpeada. Aunque la muñeca fue mejorando, tengo dos o tres golpes más que todavía la resienten...

Actualidad

¿Existe la adicción patológica a los videojuegos?

Por: Redacción

(Archivo Entrevistas 2019) Desde hace algunos años, y cada vez más, los videojuegos están muy presentes en la vida de los niños, adolescentes y jóvenes. Pueden jugar en la consola...