Un mes atrás, en una verdulería del pueblo –mi pueblo- lo vi: misma nariz chata. Mismo rostro galán. Algunas canas más, pero bien conservado. No era la verdulería más top de la ciudad –esa está frente a la plaza principal-, por eso me extrañó verlo ahí, haciendo cola, si mal no recuerdo, con su bolsita de tela. Un consumo discreto, barrial, bajo perfil. 

Tardé toda una tarde, previa chequeada en internet, hasta que descubrimos con mi señora quién era: “¿Ese no era el marido de esa modelo tan conocida?”, preguntó. ”¿No era ese deportista que se había casado con ella y fue tapa de todos los medios y luego tuvieron una separación conflictiva?” Y ese era él. Había pasado, desde luego, el fuego de la celebridad. La hoguera viva de pasar por la portada de los medios. Y luego, el drama del divorcio: la balacera cruzada, el descrédito, el rebaje, el engaño, el juicio,  y al final, ese miedo tan arraigado: el impostergable olvido. El nombre de aquel galán, hoy pueblerino como tantos otros, se precipitó de las portadas, al pirulito de tapa, de entrevista a fondo, a mención en un sueltito de página perdida. Y mientras la modelo –ahora su ex-, seguía su vuelo barrilete al estrellato, con nuevo amor, y nuevo ciclo, él, iniciaba una tocata y fuga hacia ese temido mar negro de la gente uniforme y olvidada.

Después de un tiempo, ya lo crucé varias veces al galán en la misma verdulería. Rehizo su vida. Tiene nueva esposa. Sé que trabaja en las afueras del pueblo. Veo su camioneta estacionada en la puerta. No le va mal. Y a su rostro, ya entrado en años, se lo ve, como mínimo, aliviado. Volver a ser anónimo no tiene precio.

COLUMNISTAS

La Política

Para terminar con la mentira y en defensa propia

Por: Luis Majul

Esto es en defensa propia. Y para terminar con la mentira.

Libros y Lecturas

Sol de cuarentena

Por: Juan Terranova

Lunes. El viernes pasado se me rompieron los cambios de la bicicleta. Estaba andando por Colegiales. Sentí el crack. Paré. La cadena estaba caída. Saqué la rueda. No había mucho...

La Política

Cómo desarmar la máquina de destruir periodistas

Por: Luis Majul

(Columna publicada en diario La Nación) La estrategia de demolición de periodistas tiene una potencia inusitada y recursos abundantes. La desproporción de fuerzas es abrumadora. De un lado, una sola...

Actualidad

Quirós: "Desde el principio dijimos que si era necesario, se volvería a medidas más r…

Por: Redacción

Hoy comenzó en el AMBA una nueva etapa de la cuarentena con un regreso a la fase 1. El aumento de los contagios, el marcado ascenso de la curva de...

Crónicas + Desinformadas

¿Qué hacer con los runners?

Por: Cicco

¿Qué debemos hacer con los runners, esa gente que, ante el primer indicio de relajación de cuarentena, se calza prendas flúo y sale cual estampida de toros a correr y...

Opina Deporte

Precisiones, Scola, precisiones

Por: Pablo Llonto

La dura crítica de Luis Scola durante una entrevista de Hernán Sartori en Clarín necesita de algunas precisiones, Y de unos cuantos nombres que Scola debe dar. Estaría bueno que...

La Política

Estrategia de demolición de periodistas

Por: Luis Majul

Esta es la crónica de una estrategia de demolición. Este texto, junto a una serie de demandas penales y civiles contra algunas personas algunos y medios, está siendo presentado ante...

Hiper Show

"Vivir sin permiso", atrapante serie española que suma cada vez más seguidores

Por: Redacción

Las series que se transmiten en las diferentes plataformas de streaming han aumentado su público en gran medida durante el confinamiento social impuesto por la pandemia del coronavirus. Pero claro...