Más allá de quién fue el más sólido y quién el más endeble, hay cierto encanto malicioso en ver a los candidatos debatir en la arena pública. Ya no es como antes, donde el debate era más abierto, sin límites, ni reglas y los candidatos, cual pelea de vale todo, se daban con uñas y dientes. Debate acalorados y rabiosos. Ahora es todo protocolar, medido y ordenado. Es cierto, antes eran más divertidos. Pero lo cierto es que, en tiempos donde nadie lee una plataforma electoral, no hay mejor modo de enterarse las ideas de los candidatos que viéndolos discutir ao vivo. 

Soy de los que creen que todo debate amplio e inclusivo, siempre favorece a los candidatos de partidos pequeños, pues, en buena medida, es su carta de presentación al gran público, su, como le llaman, minuto de fama. 

El debate de candidatos, en verdad, va más allá de lo que sueltan sus lenguas –como todos sabemos, lenguas que luego, se desdicen una y mil veces-. Lo interesante aquí, es el tono. La severidad. La contundencia. El, en fin, andamiaje emocional y gestual, que sostiene semejante propuestas de forjar una gran nación. No hay que ser muy ducho en lenguaje corporal para descubrir quién repite palabras que le dieron otros. Y quién realmente aporta convencido. Quién tiene el timing y ritmo que piden estos tiempos. Y quién atrasa, se empantana y aburre.

La Argentina es un país sin reglas ni parámetros fijos, donde la ideología y las bases partidarias son escenarios de un eterno gris. Zonas sin brújula donde impera la ambigüedad absoluta. Es, en ese orden de cosas, como la serie de debates presidenciales que acaba de estrenarse esta semana, tiene más sabor, jugo e intriga que maratón de Netflix. Bienvenidos sean estos espacios de esgrima verbal, donde más allá de quién gane, siempre gana la gente. Pues descubre así que, por más marcianos, poco serios y mano largas que parezcan los candidatos, son un triste reflejo de nosotros mismos.

COLUMNISTAS

Actualidad

Estol: "Lo que pasa en Europa con la pandemia debe ayudarnos a definir el manejo loca…

Por: Redacción

Ayer la pandemia del Coronavirus en la Argentina marcó una nuevo récord de contagios y fallecimientos, y generó nuevamente inquietud en la sociedad. Según han indicado algunos funcionarios del GCBA...

Crónicas + Desinformadas

¿Enamorados de la cuarentena?

Por: Cicco

No todo el mundo quiere volver a la normalidad, si uno con esto se refiere a colapso, caos, transporte desbordado, y una vida signada por la incertidumbre y el empujón...

Actualidad

López: "El aumento de fallecidos tiene relación con los brotes en geriátricos"

Por: Redacción

¿En qué situación se encuentra el país y el AMBA con relación a la pandemia de Coronavirus? El número de contagios y fallecimientos aún se mantiene alto, especialmente en AMBA...

Opina Deporte

¿Postpandemia elitista o popular?

Por: Pablo Llonto

De las muchas reflexiones acerca del futuro después de la cuarentena, pocas han puesto eje en el periodismo y el deporte. Un buen obsequio del fin de semana lo fue la...

Hiper Show

En Netflix: una gran película argentina sobre explotación laboral

Por: Redacción

La explotación laboral puede ocurrir muy cerca nuestro. Tal vez en la misma cuadra en la que vivimos alguien se encuentra en esa situación. Es muy importante tener conciencia sobre...

Actualidad

Alfredo Leuco en La Cornisa

Por: Redacción

Hoy en la emisión del programa La Cornisa por la señal La Nación Más, el periodista Alfredo Leuco fue entrevistado por Luis Majul. En el intercambio ambos analizaron la situación...

La Política

Para terminar con la mentira y en defensa propia

Por: Luis Majul

Esto es en defensa propia. Y para terminar con la mentira.

Libros y Lecturas

Sol de cuarentena

Por: Juan Terranova

Lunes. El viernes pasado se me rompieron los cambios de la bicicleta. Estaba andando por Colegiales. Sentí el crack. Paré. La cadena estaba caída. Saqué la rueda. No había mucho...