Tomar un remedio no es sólo una cura. Tiene, como todo el mundo sabe, sus efectos colaterales. Los coletazos físicos, es cosa sabida, basta con verlos detallados en la letra chica del prospecto. Ahora bien, el alcance psicológico de esos efectos colaterales, parece, gracias a recientes descubrimientos, mucho más profundo de lo que imaginamos.

Hay remedios para el asma que generan hiperactividad y déficit de atención. Antidepresivos que provocan que los consumidores tomen riesgos innecesarios. O el consumo de Paracetamol –uno de los fármacos más usados del mundo- que generaría en pacientes falta de empatía. ¿Falta de empatía? Así es. Dominik Mischkowski, investigador sobre el dolor de la Universidad de Ohio, en Estados Unidos, puso la lupa sobre los efectos profundos y sutiles del Paracetamol en la personalidad. Hizo un estudio entre estudiantes y la conclusión lo dejó pasmado. "Así como tenemos conciencia que no debemos manejar bajo la influencia del alcohol”, reflexionó, “no querríamos tomar paracetamol y luego ponernos en una situación que requiere que respondamos emocionalmente".

Los efectos psicológicos de los remedios más recetados son desconocidos por la mayoría de los pacientes. A veces, la culpa, el miedo, la ira y hasta los celos podrían estar más ligados a coletazos de medicamentos que a sentimientos genuinos. 

Estudiar cómo impacta todo esto en la psiquis –al menos, hasta que dura el tratamiento- debería crear conciencia social y encender alertas. Así como hay naciones con crisis de hambruna y desnutrición, hay naciones con crisis de obesidad y sobremedicadas. Un norteamericano compra, al año 298 pastillas de paracetamol –se gasta 1200 dólares al año en remedios-. Traducido a la luz de los nuevos descubrimientos: tendrá una población desconectada emocionalmente, al menos, lo que dure el efecto. 

Estas investigaciones abren la puerta a un sinfín de demandas de gente que comete todo tipo de truculencias, y ahora quiere adjudicar su responsabilidad a los laboratorios . Agresiones domésticas, abusos, desmadres. El lado menos pensado. 

COLUMNISTAS

La Política

Para terminar con la mentira y en defensa propia

Por: Luis Majul

Esto es en defensa propia. Y para terminar con la mentira.

Libros y Lecturas

Sol de cuarentena

Por: Juan Terranova

Lunes. El viernes pasado se me rompieron los cambios de la bicicleta. Estaba andando por Colegiales. Sentí el crack. Paré. La cadena estaba caída. Saqué la rueda. No había mucho...

La Política

Cómo desarmar la máquina de destruir periodistas

Por: Luis Majul

(Columna publicada en diario La Nación) La estrategia de demolición de periodistas tiene una potencia inusitada y recursos abundantes. La desproporción de fuerzas es abrumadora. De un lado, una sola...

Actualidad

Quirós: "Desde el principio dijimos que si era necesario, se volvería a medidas más r…

Por: Redacción

Hoy comenzó en el AMBA una nueva etapa de la cuarentena con un regreso a la fase 1. El aumento de los contagios, el marcado ascenso de la curva de...

Crónicas + Desinformadas

¿Qué hacer con los runners?

Por: Cicco

¿Qué debemos hacer con los runners, esa gente que, ante el primer indicio de relajación de cuarentena, se calza prendas flúo y sale cual estampida de toros a correr y...

Opina Deporte

Precisiones, Scola, precisiones

Por: Pablo Llonto

La dura crítica de Luis Scola durante una entrevista de Hernán Sartori en Clarín necesita de algunas precisiones, Y de unos cuantos nombres que Scola debe dar. Estaría bueno que...

La Política

Estrategia de demolición de periodistas

Por: Luis Majul

Esta es la crónica de una estrategia de demolición. Este texto, junto a una serie de demandas penales y civiles contra algunas personas algunos y medios, está siendo presentado ante...

Hiper Show

"Vivir sin permiso", atrapante serie española que suma cada vez más seguidores

Por: Redacción

Las series que se transmiten en las diferentes plataformas de streaming han aumentado su público en gran medida durante el confinamiento social impuesto por la pandemia del coronavirus. Pero claro...