Ya no es del DT Marcelo Bielsa analizando al detalle obsesivo y transpirado las jugadas de delanteros buscando su nueva adquisición. O el legendario Bilardo, con pilas y más pilas de VHS a fin de estudiar de cerca puntos flojos y fortalezas del equipo rival. Todo eso, tecnología mediante, es cosa del pasado. Ahora hasta los equipos de fútbol usan una herramienta high tech: el big data. 

El éxito del Liverpool, en Inglaterra -, no es sólo mérito y obra de 11 jugadores y un técnico ejemplar, es también mérito y obra de un equipo de científicos –en su caso, dos físicos y un campeón en ajedrez-. El grupete aplica el big data a la compra de jugadores y hasta del técnico. En lugar de ver VHS, como el doctor Bilardo, analizan decenas de miles de jugadas, rendimientos, despliegues, conversiones, eficacia. En fin, todo lo que una máquina hace a velocidad de estornudo. Los capos del Liverpool traen preguntas –qué delantero comprar, qué técnico es el más capaz para sacar al equipo campeón-, y el big data, cual oráculo moderno, trae las respuestas. 

No asusta el avance de la tecnología en todo campo de la vida humana. La aplicación de la info a escala inteligente potenciado por máquinas, está aún en pañales. Lo que da un poco de temor es el retroceso, inversamente proporcional de la inteligencia humana. De la memoria humana. De la concentración humana. 

Delegando su porvenir –hasta en el fútbol-, a la inteligencia artificial, el hombre se rebaja, se resiente, se estupidiza y ya no puede ni siquiera memorizar su propio número de móvil. Los equipos –como el Liverpool en manos de millonarios capaces de pagar el costo- meterán más goles, los consultores pronosticarán con más eficacia resultados de elecciones o vaticinarán con más precisión cataclismos en puertas. Pero mientras tanto, el ser humano, rancio y olvidado, desmemoriado y rezagado, se convertirá apenas en un eterno espectador de su propia caída.  

COLUMNISTAS

Actualidad

¿Qué aprobación tienen los principales referentes políticos en el contexto de pandemia?

Por: Redacción

Hace más de cuatro meses que la pandemia ha determinado en el país un escenario de crisis y emergencia. En ese contexto algunos temas han quedado superados por otros, y...

Mundo Cine

La santísima trinidad del cine político en el siglo XXI (Parte 1)

Por: Javier Porta Fouz

Hay gente que afirma que el cine de estos últimos años tiende a eludir enfrentarse a su tiempo, a sus problemas, a sus encrucijadas políticas y de otros órdenes, que...

Hiper Show

"The last dance": para los fanáticos del básket y de Michael Jordan

Por: Redacción

El último baile o The last dance es una serie documental que se puede ver en la plataforma Netflix y que se enfoca en uno de los deportes más populares...

Crónicas + Desinformadas

He visto un lindo pajarito

Por: Cicco

Adopté, en plena pandemia, un hobbie nuevo: dar de comer a los pájaros. Parece una tontera pero, de algún modo, me tiene absorbido en su inmensa capacidad de crear tramas...

Opina Deporte

La protesta y el deporte

Por: Pablo Llonto

Vengan de donde vengan los gestos por la democratización del deporte son bienvenidos. Es que si hay dos ámbitos donde la democracia y el respeto por los Derechos Humanos encuentran...

Actualidad

Rubinstein: "Hay que reforzar la comunicación en las maneras para prevenir el Covid19…

Por: Redacción

Ayer otra vez en la Argentina se marcó un nuevo récord de fallecimientos por coronavirus. El país atraviesa el peor momento de la pandemia y se espera que durante el...

La Política

Un límite para Cristina, para Máximo y para Alberto Fernández también

Por: Luis Majul

Juntos por el Cambio discute ahora los límites que le quiere poner a la prepotencia del gobierno. Es decir: los límites a la vicepresidenta Cristina Fernández, a Máximo Kirchner y...

Actualidad

Quirós: "La curva de contagios en la ciudad está horizontalizada"

Por: Redacción

¿La pandemia del coronavirus está cerca del pico en Argentina? Es la pregunta que se hace la comunidad ante los datos sobre contagios y fallecidos diarios. En especial es el...