La Política

(Columna publicada en Diario La Nación) El procesamiento de Cristina Fernández como heredera de la jefatura de una asociación ilícita es la peor noticia de toda la vida política de la ex presidenta, por más que ella y su impresentable abogado Gregorio Dalbón la quieran minimizar o transformar en un chiste. Y es, también, la poderosa razón que explica los innumerables ataques y descalificaciones que sufrimos, entre otros, Elisa Carrió, Margarita Stolbizer, Jorge Lanata, Alfredo Leuco, Nicolás Wiñazki y quien esto escribe, por haber anticipado y seguido los detalles de esta y otras causas y, cada vez que fue necesario, buscar y ampliar la información.

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) El Presidente Mauricio Macri está a mitad de camino entre lo que quiere para el país y lo que efectivamente logró durante su primer año de gestión. También es consciente de que los argentinos, en las últimas elecciones, no le dieron el mandato de transformar profundamente a la Argentina. Apenas lo eligieron para cambiar la forma de hacer política, hartos del estilo de patota y de mentira constante del kirchnerismo y sus variantes más extremas e impresentables.

(Columna publicada en Diario La Nación) Cómo gobernar con minoría parlamentaria sin perder autoridad. Cómo hacerlo sin que lo confundan con Fernando de la Rúa. Cómo evitar que le impongan leyes que engorden el déficit fiscal, retrasen el control de la inflación y posterguen el crecimiento de la economía. Qué decisiones tomar para que los inversores extranjeros no interpreten el equilibrio de poderes como la imposibilidad de implementar las reformas estructurales que la Argentina necesita. Estos son los dilemas del Presidente, cumplido un año de su gestión.

(Columna publicada en Diario La Nación) A casi un año de asumir la presidencia, y después de haber tomado decisiones erróneas, Mauricio Macri debería estar muy satisfecho con el porcentaje de aceptación del que goza. Según Jaime Durán Barba, cualquier otro jefe de Estado latinoamericano, luego de la determinación de devaluar y aumentar las tarifas sin audiencia pública, y en medio de la recesión con inflación, estaría en el peor de los mundos. Un "inframundo" parecido, por ejemplo, al de Dilma Rousseff, quien después implementar el ajustazo no recuperó su popularidad.

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) En un alarde de autoindulgencia, para calificar el primer año de su gobierno, el Presidente Mauricio Macri se puso 8 sobre un total de 10.

(Columna publicada en Diario La Nación) Si Cristina Fernández fuera presa, Mauricio Macri no movería un dedo ni se molestaría en tratar de revertir la situación. Lo que sí lo inquietaría es que la detuvieran sin las pruebas suficientes que exige la ley. "Ni al país ni al Gobierno les haría bien que lo hicieran de manera desprolija y a las apuradas. Porque eso sí impactaría como un búmeran, sería utilizado por su gente para victimizarla, saldría más temprano que tarde en libertad y el sistema judicial quedaría todavía más desprestigiado de lo que está", me dijo esta semana alguien que suele hablar por boca del Presidente.

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) Hace más de cinco años que la Argentina no crece. Sin embargo la frustrada expectativa de que lo haría casi al mismo tiempo en que asumiera Mauricio Macri, primero; durante el segundo semestre después y, en cualquier caso, antes de terminar el año 2016, deja al Gobierno en una mala posición, más cerca de la ineficiencia que de la candidez.

(Columna publicada en Diario La Nación) El gobierno pasó de la etapa zen y el "dejar fluir la conversación" al contraataque directo. Apuntó a los "detractores", a quienes considera, casi sin excepción, "ventajeros políticos" y no "adversarios leales". Inició la movida el propio Mauricio Macri , al sacudir a los dirigentes sindicales "perpetuos", a quienes les recomendó "soltar" la manija del poder y alentar convenios más creativos para que las pequeñas y medianas empresas puedan tomar nuevos empleados, disminuyendo, parcialmente, la carga laboral.

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) Si por algún motivo el proyecto de emergencia social que contempla la creación mágica de un millón de puestos de trabajo y lleva la firma del senador Juan Manuel Abal Medina se transformara en ley, el presidente Mauricio Macri la vetaría, casi al instante. "La vetaría. Claro que lo haría. Y estoy seguro que no pagaría ningún costo político. Al contrario: la mayoría de la gente, cuya madurez está muy por encima de los dirigentes de la oposición irracional, apoyaría mi decisión", le dijo, convencido, a un periodista, el sábado, después de conversar por teléfono con el ministro de Energía, Juan José Aranguren, mientras miraba, de a ratos, el partido que el Real le ganó al Atlético 3 a 0.

(Columna publicada en Diario La Nación) No habrá que esperar hasta que asuma, en enero, para determinar si la victoria de Donald Trump será negativa para los Estados Unidos, para el mundo y también para la Argentina. Las malas noticias están sucediendo ahora mismo. El alza del dólar y el encarecimiento del crédito internacional más la fundada sospecha de que Trump será mucho más proteccionista que Barack Obama ya están afectando la economía nacional, cuyos componentes positivos eran hasta ahora la confianza, la expectativa futura, el crédito barato y la apuesta real a la globalización. Las acciones de la mayoría de las empresas nacionales y los bonos de corto y largo plazos vienen a la baja, y no hay nada que indique que esta tendencia se revertirá. El derribo de la barrera arancelaria para que entren en Estados Unidos las exportaciones argentinas de carne y limón sigue en veremos, y nada hace prever que la nueva administración, con su defensa del americanismo, las levante en el corto plazo.