La Política

Por Luis Majul (Columna publicada en Diario La Nación) El rey de la obra pública y el zar del juego se están quedando sin alternativas. Tienen que pagar con la cárcel, y con su patrimonio, por haber violado la ley con la complicidad del gobierno anterior. Vamos por partes. El socio de Néstor Kirchner y Cristina pasa sus peores momentos en el establecimiento penitenciario de Ezeiza. "Recién le cayó la ficha", me dijo uno de los pocos que hablan con Báez y que se considera su amigo. "Se está dando cuenta de que no volverá a recuperar ninguno de los bienes que le están embargando. Además extraña a sus hijos, pero no quiere que lo vayan a visitar. Se niega a que lo vean en esa situación", detalló.