La Política

(Columna publicada en Diario El Cronista) Alberto Fernández está exultante. No pudo haber imaginado un arranque mejor. Y encima, con una impronta idéntica a lo que se imaginaba: un inicio casi calcado al de su maestro y amigo Néstor Kirchner. El Presidente, cuando me recibió el domingo pasado, ya sabía que los mercados habían reaccionado bien a su potente paquete de medidas económicas. Y estaba muy ansioso por destacarlo.

A veces me parece que la historia reciente de la Argentina es como una pesadilla interminable donde todo vuelve a empezar. Apenas estalló la crisis de diciembre de 2001, junto con la organización Poder Ciudadano, impulsamos una iniciativa popular para derogar las jubilaciones de privilegio. Hicimos un trabajo ciclópeo. De un esfuerzo inconmensurable. Constante. Todos los días, de 6 a 9 de la mañana, desde La Cornisa Radio, en RadioShow, la emisora de Marcelo Tinelli, convocábamos a la audiencia para firmar las planillas que incluían un reclamo explícito al parlamento para que transformara en ley de eliminación de las jubilaciones de privilegio.

(Columna publicada en Diario El Cronista) En la Argentina, donde las leyes no se cumplen y las instituciones y la autoridad están todo el tiempo en cuestión, el temperamento del presidente de turno termina siendo determinante. Mauricio Macri, el presidente que se fue, en el ejercicio de la presidencia, y es, todavía, y en esencia, una persona terca.

(Columna publicada en Diario La Nación) A Eduardo Duhalde le atribuyen haber perdido el denominado “freno inhibitorio”. En especial, cuando hace declaraciones públicas. Alejado del día a día, el ex presidente se autopercibe “más allá del bien y del mal”. Por eso se da el lujo, en éste presente de incertidumbre, de jugar con los peores fantasmas. De hecho, hace un par de días, sin ponerse colorado, sin repetir y sin soplar, lanzó por radio, la siguiente admonición: “Si Cristina y Alberto se pelean, se acabó. Esto termina mal”. ¿En que estaba pensando Duhalde cuando planteó semejante escenario de catástrofe? ¿Sabe algo que el resto de los mortales ignoramos?

(Columna presentada por Luis Majul en el programa 4Días) A días del trapaso presidencial, Alberto Fernández me confesó que ya tiene a su ministro de Economía. No lo está pensando, sino que ya lo decidió. Y que esa persona ya lo sabe. En esa charla me dijo que "cualquiera que suponga que estoy improvisando, se va a llevar una gran sorpresa".

(Columna publicada en Diario El Cronista) El fin de semana que pasó, Alberto Fernández, presidente electo y proclamado, descansó un poco. Se lo recomendaban tanto sus amigos más íntimos como el médico que lo atiende y lo controla. Entonces, con la agenda más despejada, se le vinieron a la cabeza imágenes de su último viaje a México. Recordó, con intensidad, un consejo reciente que le dio el actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en el encuentro que mantuvieron ambos. Un consejo que apenas cuenta con siete palabras y dice. "Alberto: no te pelees con los gringos".

(Columna publicada en Diario La Nación) La alquimia es una ciencia esotérica. Se la vincula, desde sus orígenes, a la transmutación de la materia. El principal objetivo de los primeros alquimistas era buscar la “piedra filosofal” para transformar cualquier metal en oro.

(Columna editorial completa presentada hoy por Luis Majul en La Cornisa) En las líneas que siguen voy a compartir información muy sensible. La obtuve de varias fuentes independientes, muy cercanas al presidente electo Alberto Fernández. Es información sobre cómo va a gobernar Alberto y con quienes, incluidos el ministro de Economía y el futuro Presidente del Consejo Económico y Social. A su vez voy  detallar las primeras y cruciales medidas que va a tomar.

(Columna publicada en Diario El Cronista) El lunes pasado, 24 horas después del cierre de la elección, en el programa 4D, hice un comentario bastante obvio sobre lo que había pasado el domingo. Me pregunté si, al mismo tiempo que había perdido la reelección, el presidente Mauricio Macri había ganado, de manera simbólica, por haber logrado más del 40%, cuando ninguna encuesta lo ponía por encima del 35%.

(Columna publicada en Diario El Cronista) Una ola de renovada energía atraviesa al presidente Mauricio Macri y un pequeño pero influyente grupo de hombres y mujeres: cada vez parecen más convencidos de que se está muy cerca de pasar los 35 puntos y que los 48 puntos de Alberto Fernández y Cristina puedan transformarse en menos de 45. Es decir: de lograr el pasaporte para ir al ballotlage, donde anticipan, tendrá lugar una elección distinta. Muy diferente.