La Política

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) Hace unos años, un ministro muy importante de los gobiernos de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner me habló del síndrome del muro de la Quinta de Olivos. Me explicó que desde la casa donde vive y trabaja el Presidente, hasta el muro que da a la avenida Libertador, hay por lo menos 400 metros. "Demasiado lejos de la vida real", interpretó. Me sugirió que esa era la metáfora perfecta para comprender por qué a veces los jefes de Estado se encierran en sí mismos, no suelen comprender lo que pasa afuera, terminan aislados, más radicales y menos integradores.

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) Hace unos días, Jorge Macri le habló a su primo, el Presidente, con parte de su corazón en la mano. Sucedió en la Quinta de Olivos. Fue después de la muerte de Franco Macri y antes de la entrevista que concedió a ‘La Cornisa’. El intendente de Vicente López fue al hueso. Le dijo, palabra más, palabra menos, que Cambiemos es una fuerza rara. Que desde que asumió el poder y ganó las elecciones se achicó, en vez de agrandarse. No solo en cantidad de legisladores ni afiliados. Más bien en términos de acumulación política real.

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) En los últimos meses los argentinos asistimos a un operativo político para tratar de instalar al ex ministro de Economía Roberto Lavagna como el hombre providencial para sacar a la Argentina del atraso, y terminar con la agotadora maldición de la llamada grieta.

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) A Mauricio Macri se "le despertó el indio". Estalló, gritó y hasta lagrimeó, en el medio de agresiones y apoyos demasiado ruidosos, y un día y medio antes de la muerte de su controvertido e influyente padre, Franco Macri.

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) En uno de los momentos más críticos de su gestión, con una inflación que no termina de bajar, una economía que no crece, un nuevo récord de cierre de comercios y empresas, cientos de miles de puestos de trabajos perdidos y el índice de pobreza en aumento, uno de los hombres de mayor confianza del presidente Mauricio Macri vuelve a desafiar al círculo rojo con un análisis electoral provocador. "Estamos mejor ahora que en febrero de 2015", evalúa.

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) En el pequeño círculo del gobierno que está pendiente de lograr la reelección de Mauricio Macri, se sostiene que Cambiemos solo podría perder en octubre si se desata una nueva corrida contra el peso, que termine en otra devaluación.

(Exclusivo Hipercrítico) El intento del ensuciar al fiscal Carlos Stornelli parece un manotazo de ahogado de Cristina Fernández para tratar de desmoronar la investigación de los Cuadernos de la Corrupción y poner en cuestión a todo el sistema judicial argentino. Sus operadores lo están haciendo mal y a las apuradas, y por eso mismo se le notan los hilos de la maniobra. La urgencia se comprende: dentro de muy pocos días, el próximo martes 26 de febrero, la expresidenta aparecerá en la peor foto de toda su vida: en el banquillo de los acusados, en la primera jornada del juicio oral y público por las obras de Vialidad, y junto a los argentinos más desprestigiados del país, como Lázaro Báez, Julio De Vido, José López y el primo del expresidente, Santiago Carlos Kirchner.

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) Por supuesto: se prepara porque descuenta que, al fin de cuentas, Cambiemos ganará, y que será reelecto, a pesar de los gravísimos errores que su gobierno cometió. Si efectivamente triunfa, Macri se habrá transformado en un hombre récord, digno de ser incluido en el Guinness. Porque prevalecerá con unos niveles de rechazo y descontento altísimos, una economía destrozada, y sus dos grandes promesas incumplidas de su gestión: la de bajar abruptamente la pobreza y al mismo tiempo la inflación.

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) Cada tanto, ciertos sectores lanzan manotazos de ahogado para intentar romper la fuerte polarización entre Mauricio Macri y Cristina Kirchner que todavía el peronismo alternativo no ha podido superar. Las encuestas, hasta ahora, dicen que no hay ningún dirigente que se desmarque, exprese y pueda representar, con claridad, a los Ni-Ni (Ni Macri ni Cristina). Que aún no hay nadie que pueda llevar a esta fuerza a una segunda vuelta.

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) Cualquiera que tome con ligereza la denominada revolución de la mujer que se acaba de disparar en la Argentina con la valiente denuncia por violación de la actriz Thelma Fardín contra el actor Juan Darthés corre el riesgo de que la enorme y potente ola lo pase por encima, lo revuelque y lo termine ahogando.