(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) La corrida cambiaria y la devaluación hicieron lo que no se atrevió a hacer este gobierno ni bien asumió: poner sobre la mesa la verdadera dimensión de la crisis. Todavía es muy temprano para dictaminar si le va a servir a Mauricio Macri para ser reelecto. Sin embargo, sí se puede aventurar que el Presidente, de a poco, paso a paso, está logrando instalar, en parte de la sociedad, el verdadero motivo de los principales males de los argentinos: el hecho de que hace años gastamos más de lo que producimos.

La conferencia de prensa que encabezó a mitad de semana, en la que dio por concluida la turbulencia y, por primera vez, en mucho tiempo, hizo una fuerte autocrítica de algunos aspectos de su gestión, lo volvió a colocar en el centro de la escena. Ahora resta confirmar si la convocatoria oficial a un nuevo Gran Acuerdo Nacional es sincera, o solo una jugada dialéctica para ganar tiempo.

El analista Rosendo Fraga cree que el Gobierno no debería esperar apoyo ni comprensión de la oposición. Que apenas debería conformarse con que ni sus aliados radicales de Cambiemos ni el peronismo denominado racional eviten ponerle de nuevo lo que Macri denomina "palos en la rueda".

Este fin de semana el Presidente no estaba tan seguro de haber empezado a ganar la batalla cultural. Masticaba bronca porque calculaba que, al final, el Senado iba a votar la ley que intenta volver para atrás el aumento de tarifas. Una decisión que, si se confirma, podría generar al Estado una pérdida de entre $ 150.000 y $ 200.000 millones. Empezaba, de manera consciente, a asumir un nuevo costo político: el de recurrir a su derecho a vetarla. Macri todavía no puede creer como el Parlamento va a terminar votando algo que impactará de manera negativa en el presupuesto que el mismo Congreso aprobó seis meses atrás.

Quizá el jefe de Estado no toma verdadera conciencia sobre lo que está pasando ahora mismo. Se lo dijo un legislador a quien el Presidente suele escuchar cuando está de buen humor. "Mauricio; no te confundas con los gobernadores peronistas que la van de responsables. Quieren la cama donde vos dormís. La huerta donde tu esposa cultiva tomates. Quieren sacarte de donde estás en 2019". Lo que no le dijo es que también están "en modo electoral" los intendentes del conurbano -todos- y los propios dirigentes radicales de Cambiemos que aspiran a un cargo ejecutivo o a renovar sus bancas. Modo electoral significa: decir lo que se supone que la mayoría de la gente quiere escuchar; hablar a favor de los que menos tienen y más sufren pero no tocar los gastos de la política, presentar el gradualismo como un ajuste encubierto y no como una manera racional de reducir el agujero negro del déficit.

Por cuerda separada, los dirigentes que fueron de nuevo convocados para integrar la mesa política del Poder Ejecutivo, todavía miran la iniciativa con recelo. "Vamos a ver si fue un impulso por la angustia que nos provocó a todos la corrida cambiaria o se trata de un gesto sincero, que sirva para escuchar propuestas alternativas", me dijo uno de los autoexiliados que ahora regresó. Hay una mesa chica denominada Grupo de los 5 (G5) integrada por el jefe de gabinete, Marcos Peña, el jefe de gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, la gobernadora de la provincia, María Eugenia Vidal, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Y hay otra, que se va a reunir cada quince días, a la que se le sumarán, además de los cinco, los gobernadores de Mendoza, Alfredo Cornejo, de Jujuy, Gerardo Morales, Ernesto Sanz y Fernando Sánchez, un incondicional de Elisa Carrió. La gran pregunta de la hora es cómo van a funcionar cuando las papas empiecen a quemar de nuevo.

Las encuestas todavía no sirven para anticipar el nuevo mapa político. Se sabe que Macri está pagando con una caída de imagen inédita las consecuencias de la actual situación económica. Se sabe además que la tormenta también afectó a Vidal, pero en menor medida. Se asegura que mucho menos todavía afectó a Rodríguez Larreta, porque la Ciudad parece seguir siendo un territorio escindido, desde el punto de vista político, del gobierno nacional. También se sabe que tanto Cristina Fernández como Sergio Massa eligieron el silencio público como opción para crecer, en el medio de semejante volatilidad.

Quienes usan las encuestas para operar, a un año y medio de las presidenciales, están más activos que nunca. Y no dejan escenario sin explorar. Este fin de semana volvieron a insistir con dos hipótesis imposibles de ser tomadas en serio, por ahora. Una es una eventual segunda vuelta, en la que tanto Massa como el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey le ganarían a Macri, montados en el descontento por la situación socioeconómica. La otra es la posibilidad de que Vidal se presente como la alternativa para suceder a Macri y garantizar para Cambiemos cuatro años más en el poder. Los agitadores de ambas ideas parecen subestimar las artes de Jaime Durán Barba y el propio Peña, expertos en campañas electorales. También parecen subestimar el dato de que en la Argentina, un año y medio siempre parece una eternidad.

COLUMNISTAS

Actualidad

Teijeiro: "Si salen a correr, no deben tener cruzamientos con otros corredores"

Por: Redacción

En las próximas horas el Gobierno anunciará las nuevas medidas de restricción social en el marco de la estrategia contra el coronavirus, y que tal como afirman los trascendidos, extenderá...

Hiper Show

Stranger Things, una de las series más exitosas de Netflix

Por: Redacción

En tiempos de cuarentena, Netflix ha sido uno de los grandes ganadores. Millones de personas encerradas en sus casas han tenido el tiempo suficiente para mirar y descubrir muchas más...

Actualidad

¿Qué puede pasar en EEUU luego de la ola de masivas protestas?

Por: Redacción

Luego de varios días de protestas en numerosas ciudades de Estados Unidos, hoy todo parece indicar que en principio ha comenzado a retornar la calma. Las movilizaciones se iniciaron en...

Actualidad

Este domingo en La Cornisa: ¿Hay un plan para el día después?

Por: Redacción

Este domingo 7 de junio a las 20:30 por La Nación +, La Cornisa planteará dos interrogantes: ¿Hay un plan para el día después? ¿Es legítimo insistir con la idea...

Crónicas + Desinformadas

Viejitos como Clint Eastwood

Por: Cicco

Si la expectativa de vida de uno se alarga, a pesar de la amenaza de pestes y acabóses planetarios, qué bueno sería de viejo ser como Clint Eastwood, que acaba...

Actualidad

Sabignoso: "La capacidad para responder a un eventual incremento de casos es muy ampl…

Por: Redacción

El progresivo y veloz crecimiento de la curva de contagiados de coronavirus en el país (con el mayor porcentaje en el AMBA) abre interrogantes sobre el sistema de salud local...

La Política

¿Nadie piensa en el día después?

Por: Luis Majul

Ocupados en cómo atravesar la pandemia primero y en su propia supervivencia, al mismo tiempo, la clase dirigente no piensa en el día después, sino en cómo quedarse con la...

Opina Deporte

Todos los días sale el sol

Por: Pablo Llonto

Por suerte quedan periodistas deportivos en la Argentina. Que asoman día a día desde los medios más variados y que gracias a esta democratización de la informaciòn que la Argentina...