RADIO
en vivo

(Columna publicada en Diario El Cronista) El lunes pasado, 24 horas después del cierre de la elección, en el programa 4D, hice un comentario bastante obvio sobre lo que había pasado el domingo. Me pregunté si, al mismo tiempo que había perdido la reelección, el presidente Mauricio Macri había ganado, de manera simbólica, por haber logrado más del 40%, cuando ninguna encuesta lo ponía por encima del 35%.

También me pregunté por qué, si Alberto Fernández había triunfado, como resulta más que evidente, muchos analistas, dentro y fuera del Frente de Todos, especulaban con que también había perdido. Concluí, en el caso de Macri, que ese porcentaje, y la campaña de las plazas del Sí se Puede, le darían derecho a pelear, junto con otros dirigentes, por la jefatura de una oposición que va a necesitar barajar y dar de nuevo.

Y especulé que, al contrario de lo que se estaba analizando por éstas horas, será positivo para el Frente de Todos no haber superado el 50% de los votos. ¿Por qué? Es una teoría que encierra una paradoja. La que presupone que el peronismo se pelea menos y es mejor cuando tiene miedo de perder el poder. Y que, al revés, es muy capaz de sumergirse en graves luchas intestinas cuando el poder "sobra" y tiene que dirimir quién conduce y quién lidera.

Pero el martes a la mañana, ni bien me levanté, grande fue mi sorpresa cuando comprobé que el eventual futuro jefe de gabinete de Alberto Fernández, uno de los "cuatro coroneles" de la transición, Santiago Cafiero, había tuiteado, bajo una foto mía, como conductor del programa 4D de A24, con el graph "Macri perdió ¿pero ganó?, Alberto ganó pero…." un texto provocativo, juguetón y adolescente, que decía: "De los creadores de "no vuelven más" y el último éxito "sí,se puede" no se pierdan "perdió pero ganó".

Confieso que cuando me reenviaron el tuit, lo primero que sentí fue un poco de vergüenza ajena. ¿Qué hace un futuro jefe de gabinete jugando con su cuenta de  Twitter, en el medio de esta transición tan incierta, ocupándose del título y la edición de un programa periodístico? ¿Debería interpretar que todavía no asumió y ya empezó a despuntar su vocación autoritaria de manejar el contenido de los programas?

Después me preocupé más todavía. Porque es evidente que no vio ni leyó el comentario completo. Si no,se hubiera dado cuenta que, más que una afirmación taxativa, son preguntas y reflexiones que dejó el resultado de la elección. Y van más allá de una lectura superficial sobre ganadores y perdedores.

Para ponerlo en términos muy sencillos, la cuestión acá es tratar de evitar, por el bien del país, la percepción de que Cristina Fernández incidirá en la toma de decisiones de Alberto Fernández. Y no tanto por Alberto o por Cristina. Más bien por el futuro inmediato de la Argentina, cuya salida al final del túnel todavía no se ve.

Comprendo, por supuesto, que Santiago Cafiero, el nieto de Antonio e hijo de "Juampi", no haya tenido tiempo de ver el programa completo. Quizá sus múltiples ocupaciones se lo hayan impedido. Pero si ese tuit agresivo, que pretende ser irónico pero parece propio de alguien superficial en el análisis político es, en el fondo, el principio de una manera de actuar, habrá que empezar a tener cuidado. Porque incluso este joven político que se reivindica albertista, parecería tener algunos resabios prepotentes del kirchnerismo de pensamiento único.

Estuve en frente de Alberto Fernández no hace mucho, días después de ganar las PASO, cuando me dijo que la lucha que dará más a fondo será para terminar con la maldita grieta. Creo en sus intenciones. Lo conozco desde hace más de 30 años. Y me consta que trabaja para eso. Pero como soy periodista, prefiero remitirme a los hechos.

Por supuesto, tanto Santiago Cafiero como cualquier otro tienen derecho a opinar sobre el trabajo de cualquier periodista. Parece que Cafiero interpretó, después de ver la foto con el zócalo, que algunos colegas subestiman la victoria de Alberto Fernández. No es mi caso. No sólo no la subestimo.

Soy de los que piensan que podrá construir poder, desde esta base electoral, porque la especialidad del Presidente electo, en política, es la acumulación de poder. Y no todo lo contrario. Pero además, el eventual futuro jefe de gabinete de la administración que asumirá el 10 de diciembre parece estar mal informado.

Jamás escribí, dije, comenté y ni siquiera murmuré "no vuelven más". Primero, no es mi estilo. No pienso ni la vida ni la política en esos términos. Segundo,siempre entendí que la base electoral de Cristina Fernández y del peronismo era sólida y mayoritaria. Tampoco soy creador ni participé de la creación del Sí se puede. Sé que le dio resultado a Barack Obama y, en 2015, a Macri.

COLUMNISTAS

Mundo Cine

La singularidad como refugio

Por: Javier Porta Fouz

Conozco a Quintín personalmente desde hace más de veinte años, y lo leo desde hace casi treinta. En ambos aspectos esta relación ha tenido cercanías, lejanías y frecuencias oscilantes. Pero...

Actualidad

Sorba: "En el mundo hay cinco tipos de pizza y una es la de Buenos Aires"

Por: Redacción

(Archivo Entrevistas 2019) Sin lugar a dudas la ciudad de Buenos Aires es uno de los lugares del mundo que cuenta con la mayor cantidad y calidad de pizzerías. A...

Crónicas + Desinformadas

Las lecciones de Elena Cruz

Por: Cicco

Los medios asignaron un espacio modesto, apartado y tal vez, pudoroso para anunciar la muerte de la ex legisladora y actriz Elena Cruz. Tenia 93 años. Había filmado pelis con...

Actualidad

Di Marco: "Todo lo que te pasa en la infancia te queda muy marcado"

Por: Redacción

(Archivo Entrevistas 2019) Laura Di Marco es una destacada periodista y escritora que ha desarrollado una extensa carrera en el Diario La Nación y que desde hace algún tiempo forma...

Hiper Show

Todo el periodismo de investigación en Pendientes (segunda temporada) por América

Por: Redacción

Hoy sábado 11 de enero a las 22 30 hs por América TV, se estrenará el segundo capítulo de la segunda temporada de Pendientes, la serie de periodismo de investigación...

Libros y Lecturas

Váyanse, estoy leyendo

Por: Juan Terranova

Lunes. Soñé con una mesa que mi padre hizo en la década del noventa para una casa que teníamos en el bosque de Cariló. Cuando después de su muerte la...

Crónicas + Desinformadas

Todo el mundo quiere a Pepe Mujica, pero nadie lo imita

Por: Cicco

Ahora, Emir Kusturica acaba de potenciar aún más el mito con el documental, el Pepe, que ya se ve por Netflix. Y así, la vida del uruguayo Mujica, el más...

Opina Deporte

¿De qué hablan los periodistas en el verano?

Por: Pablo Llonto

Década nueva, año nuevo, periodismo viejo.