RADIO
en vivo

Domingo. Termino de leer Hasta la última balsa de Daniel Cavalieri, un libro sobre el hundimiento del Belgrano centrado en el operativo de rescate que fue uno de los operativos de rescate más exitosos de la historia naval en tiempos de guerra. Uno de los personajes principales del relato es el clima, o mejor dicho el frío mismo, el frío duro del Atlántico Sur.

Lunes. Llego a Córdoba a primera hora de la mañana. Me abrigo al bajar del micro y voy a a ver la Iglesia de los Capuchinos. La están restaurando con colores más vivos. Saco fotos y después desayuno. Tomo un taxi hasta el barrio Poeta Lugones. Cuando llego, comprendo que el llamativo nombre no es azaroso. Recorro apenas un barrio tranquilo. La casa donde me hospedo queda frente a un bulevar ancho como un plaza, con juegos para niños y senderos de grava desdibujados. Se ve poca gente en la calle. Vivir en Poeta Lugones, ser melancólico, tener pretensiones literarias. Qué deriva del significante.

Lunes, más tarde. Leo Romanticismo, una odisea del espíritu alemán de Safranski. Está escrito con mucho criterio, sin los engolados gestos contemporáneos. Lo disfruto.

Martes. Visité el Museo de Antropología de Córdoba. Fui sin expectativas y la parte nueva del edificio tenía una muestra contra la discriminación con fotos de pibes chorros y travestis que era un catálogo de lugares comunes. Sin embargo, en la parte antigua y más tradicional se puede ver la exposición permanente, no muy grande, pero muy bien curada y hermosa y sugestiva. ¿Qué nos cuentan de esta tierra y de esta geografía esas piezas de un arte que no se termina de ir y a las cuales llamar folclore o artesanía implica perder toda una cosmovisión de sensualidad y misterio? A través de los siglos, la picaresca de la tierra me saca la lengua desde una vasija de barro con forma de cara. Como dijo Alejandro Schmidt: “En la prehistoria, hace 8000 años, en el Neolítico, los cuerpos se enterraban, no los dejaban pudriéndose. Después los exhumaban y le pintaban los huesos de rojo. El sentido de trascendencia está en el hombre, es totalmente primitivo, está en todas las culturas.”

Martes, más tarde. Cerca de la medianoche, tomo un taxi del centro. El taxista se pierde. Me deja a unas cuadras de Pedro Cavia, la calle de mi hospedaje. Recorro Poeta Lugones de noche. Los árboles del bulevar no están iluminados. Las casa se ven cerradas. El silencio es perfecto. Me imagino que es un barrio para recorrer las noches de primavera o verano. Llego y me caliento en una estufa. Tomo una taza de te. Escribo en Twitter: “El barrio Poeta Lugones de Córdoba es tranquilo y melancólico. En sus plazas hay bancos de piedra. Por las noches se llena de sombras.”

Miércoles de madrugada. En su carta final, apenas tres líneas manuscritas sin fuerza, Lugones prohibe que se le ponga su nombre a cualquier lugar público. Luego, se suicida porque no puede terminar de escribir su biografía de Roca. Cualquiera empieza a escribir un libro. El tema es terminarlo. Un poema, un tuit, una biografía de Roca, un barrio para caminar en verano, recorrido en invierno. “Prohibo que se de mi nombre a ningún sitio público.” Qué bien escrita esa carta de suicida. Hasta la caligrafía imita la sosegada desesperación interior del poeta. Luego, la vida que se remonta. Nacer en un rancho. Ser el intelectual más importante de su época. Volver como barrio lejano donde la clase media vive en silencio. Guerber me comenta por Twitter: “Es el barrio del querido tío Eduardo, médico psiquiatra, psicólogo, mujeriego y racista.” Me dice que siempre anda armado.

Miércoles. Vuelvo de Córdoba en un micro lechero que para en todos lados y rebota por rutas provinciales. Una nena vomita en el asiento de al lado. Leo sobre romanticismo aleman. A eso de las ocho y media de la mañana, antes de que se levante la niebla saco una foto del paisaje donde se ve la llanura prehistórica de la monotonía, ese abismo metafísico de los pobres de América, que está ahí desde siempre y ahí va a seguir cuando no seamos ni el pálido fragmento de un recuerdo. Es muy hermosa y me emociona. Los muchachos de Jena la deben haber soñado. Luego de la pausa del paisaje sigo viajando. Todo el dia en el micro de vuelta leyendo y durmiendo. También cambiando de asiento, porque el mio en un momento lo ocupaba un niño que si no duerme llora. En cada pueblo de la pampa gringa la misma pregunta. ¿Vivirías aca? O mejor, ¿cómo sería mi vida aca? En la ciudad de Armsotrong tormenta de polvo. Luego mil pueblos mas. Y Safranski escribe muy bien. Elegante, informado, sobre, erudito, para cerrar una prolija descripción de una Alemania mágica. Llegando a Buenos Aires baja el sol y baja la temperatura y el chofer satura el micro con calefacción.

Jueves. Voy al Instituto Browniano. Leo sobre Piedrabuena, sobre Rio Gallegos, sobre la Armada Argentina en el siglo XIX. Ayer transitando la pampa, hoy imaginando el mar en un subsuelo del barrio de la Boca.

Viernes. Leo un poco sobre el destino de Haydn: “En 1820, cuando Viena volvió a ser un lugar tranquilo después de que Napoleón fuera derrotado, el Príncipe Nicolas II Esterhazy comenzó a investigar qué había pasado con el cuerpo de Haydn, y averiguó todo lo relacionado con el robo. Parece ser que el cráneo de Haydn había pasado de mano en mano y finalmente, en 1839 fue adquirido por la Academia de la Música de Viena. Durante años, el cráneo estuvo sobre un piano, dentro de una vitrina de cristal en dicha Academia. Y por fin, en 1954, el cráneo de Haydn fue finalmente situado de nuevo junto a su cuerpo, en la iglesia en la que reposaba este.”

COLUMNISTAS

Hiper Show

Freeman: "Los Stones siempre han sido mi mayor influencia"

Por: Sebastián Di Doménica

Por Sebastián Di Domenica. Charles Freeman es un cantante de pop británico que ha comenzado a escalar posiciones en el mundo de la música. Tal como lo han definido muchos...

Actualidad

Macri, Fernández y la posición de Argentina ante la situación de Bolivia

Por: Redacción

En la emisión de hoy de La Cornisa TV por América, Luis Majul presentó un comentario editorial en el que se refirió a la preocupante situación institucional de Bolivia, luego...

Libros y Lecturas

Wagner 2019

Por: Juan Terranova

Lunes. No existe posteridad para la escritura. No existe la consagración más allá de cierto acceso al dinero, siempre insatisfactorio, y ese desagradable besamanos cultural, también amargo, incluso tóxico. ¿Un...

Mundo Cine

La quinta de Acuña

Por: Javier Porta Fouz

Hay una regla no escrita en los festivales de cine y que se cumple con mucha más frecuencia que las normas explícitas de los reglamentos, bases y condiciones. Esa ley...

Hiper Show

El método Kominski: la última etapa de la vida en tono de comedia

Por: Redacción

"El método Kominski" fue la serie elegida para ser analizada en una nueva emisión de Bebedores Seriales por Radio Berlín. El programa que conduce Gabriel Corrado y que todos las...

Crónicas + Desinformadas

Las abejas en peligro ya tienen su influencer

Por: Cicco

A pesar de que el 70% de la agricultura mundial depende de ellas, les damos poca bola. De hecho, en los últimos años, barrimos a nueve de cada diez abejas...

Opina Deporte

¿Qué dicen?

Por: Pablo Llonto

Boca caído anímicamente, Boca sin rumbo, Alfaro se tiene que ir y mil frases más formaron parte de la confusión mental de gran parte de los periodistas futboleros de la...

Hiper Show

Chernicof: "Extrañaba mucho el olor de Buenos Aires y de sus teatros"

Por: Sebastián Di Doménica

Por Sebastián Di Domenica. Rudy Chernicof está de regreso en Argentina y en pocos días volverá a la cartelera porteña. Durante varios años estuvo instalado en Segovia, España, en donde...