RADIO
en vivo

Domingo. En la casa de mi abuela duermo la siesta. Ella de noventa años habla con mi hijo de cuatro. Los escucho hablar desde la cama, en otro cuarto. Hablan y rehacen la vida privada de mi familia.

Lunes. A partir de algo que Margarita Martinez escribió en Facebook recordé que en 1994 mi padre llevó a su familia a ver La nariz, la ópera de Shostakovich, que se daba en el Colón. De la música y de la obra no recuerdo casi nada, salvo que había poco público y en un momento uno de los actores se paraba arriba de una silla y miraba a la platea con un catalejo. Enseguida decía en un castellano muy marcado de acento extranjero: “No veo nada. No veo nada. Ah, sí, ¡ahí están! ¡los argentinos!” Aparte, recuerdo un poco del vestuario, de la iluminación, una luz muy blanca. Lo que sí retuve en mi memoria fueron las explicaciones de mi padre. Antes de entrar, nos contó la historia de Gogol en la cual se basaba la ópera: la nariz de un oficial cobraba vida y se independizaba de su cuerpo. En un momento, nos advirtió, una multitud buscaba la nariz del oficial por las calles de San Petersburgo. En el medio, como siempre, había una historia de amor. Ahora escucho la ópera en YouTube, una versión muy percusiva del 2006, y mientras la escucho extraño a mi padre.

Martes. Uno se hace siempre la pregunta por el estilo porque lo educaron bien y sabe que hay que ser amable, al menos al principio.

Mártes, medianoche. Volví manejando por Avellaneda. Ya no había tráfico. La calle estaba vacía. Puse Transformer que estaba en el asiento del copiloto. Pensé en Lou Reed. Pensé que había muerto hacía poco. (¿Cuánto? ¿Un año, dos años, cinco años?) Y después pensé en todos los escritores que habían muerto, Piglia, Fogwill, Saer, Libertella, Ludmer, Andrés Rivera, Laiseca. “¿Cuánto falta para que empiecen a morirse mis amigos?” pensé. Después no pensé nada más.

Miércoles. Me junté con Sebastián y con Paula y ellos me hicieron recordar, con algunos comentarios sobre literatura y política, Del diario del caracol de Günter Grass. Estuve releyéndolo. Hay muchas partes subrayadas que no recuerdo. (Supongo que no recuerdo también a causa del estilo más bien entrecortado de Grass.)

Jueves. En El perjurio de la nieve todos los personajes son Bioy Casares, el poeta, el periodista, el amigo del poeta, los parroquianos, el ermitaño danés, la muchacha ultrajada y muerta.

Viernes. Leo las letras de las canciones de los Hosen en alemán y en castellano. Pienso que es una música clara y firme que se va a seguir escuchando cuando colonicemos el espacio.

COLUMNISTAS

La Política

¿Alberto y Cristina no se pelean nunca más?

Por: Luis Majul

(Columna publicada en Diario La Nación) A Eduardo Duhalde le atribuyen haber perdido el denominado “freno inhibitorio”. En especial, cuando hace declaraciones públicas. Alejado del día a día, el ex...

Hiper Show

"El irlandés": la nueva gran película sobre mafia de Scorsese

Por: Redacción

Fue uno de los grandes lanzamientos de Netflix durante 2019, y su estreno ha generado una enorme expectativa. No es para menos: la propuesta es la nueva película sobre mafia...

Actualidad

Kambourian: "El estudio sobre aceite de cannabis tuvo resultados contundentes"

Por: Redacción

Finalizado el protocolo necesario para exponer conclusiones (primer ensayo médico realizado en el país), los resultados han sido contundentes. En el 80 por ciento de los niños que padecían epilepsia...

Crónicas + Desinformadas

La moraleja del sapo viral

Por: Cicco

El episodio ocurrió en Granadero Baigorria, en Santa Fe y se hizo viral: una mujer en el campo descubrió un sapo gigante y de forma extraña. Lo retuvo, alarmada, y...

Opina Deporte

Periodistas que cobran

Por: Pablo Llonto

Tremendo lodazal aquel en que se metió Juan Román Riquelme al acusar al periodista Tato Aguilera de radio Mitre de ser empleado del presidente de Boca, Daniel Angelici y de...

Actualidad

Fardin: "La lucha colectiva por ganar derechos cambió mi concepción de la vida"

Por: Redacción

Thelma Fardin fue entrevistada hoy por Luis Majul en el programa La Cornisa desde los estudios de América. En un mano a mano con el periodista, la actriz que el...

Libros y Lecturas

Una semana en el fin del mundo

Por: Juan Terranova

Domingo. Estoy en Ushuaia. El aeropuerto de la ciudad se llama Malvinas Argentinas. Viajé en un horario incómodo y algo ridículo de cuatro de la mañana, pero eso me evitó...

Actualidad

Katz: "Hay que sumarle pasos a la vida"

Por: Redacción

A pocas semanas para el verano, mucha gente decide comenzar dietas para poder llegar a la playa con un buen peso. Sin embargo esa búsqueda repentina lleva a tomar malas...