RADIO
en vivo

Lunes. 31 de diciembre. El mejor momento del año. Un ciclo se termina. El clima es el adecuado, cálido, algo húmedo. Hoy sol. Sigo leyendo a Pound. Reviso Historia nocturna de Carlo Guinzburg.

Martes. 1 de enero. Vuelvo en bicicleta. Siento el olor del verano en Buenos Aires, esa humedad, algo mecánica, algo residual, al mismo tiempo fresca, liberadora. Pero ¿liberadora por qué, de qué? De las obligaciones de lectura del año. Ya hace mucho tiempo, décadas, que eso no funciona así para mí. Ya no estoy inmerso en el sistema escolar, universitario, o lo que fuera que me pudiese reglamentar las lecturas. Sin embargo, la sensación persiste.

Miércoles. Napolitano me manda unas citas de Sun Ra, entre ellas, esta que dice: “Una raza necesita payasos. Creo que las naciones también necesitan bufones, en el congreso, cerca del presidente, en todos lados… Pueden llamarme el bufón del Creador. Todo el mundo, las enfermedades y la miseria, todo es ridículo.” Recuerdo, como quien recuerda una astilla, que estoy escuchando poca música. Nada de música, en realidad. Y eso es una pérdida grave.

Jueves. Leo demasiado del teléfono. La actividad surrealista. “Leer el teléfono.” ¿Es malo? No. Pero el teléfono viene con sus propios géneros, propone otra cosa. O mejor sería decir impone. ¿Pero qué impone? Los géneros la fugacidad contemporánea. La de la pequeña pantalla es una lectura sensual, a-histórica, sistemática, anti-tradición. No es mala per se, pero sus límites son muy claros. Una biblioteca que es un infierno antiborgeano, porque nada queda, todo se evapora, se destruye, desaparece. Pero algo aparece como el Gran Amo, el Gran Poder Humano: el deseo de leer, no importa qué, no importa dónde, no importa por qué.

Viernes. Juicios mediáticos sin pruebas, Bolsonaro pidiendo una ley que prohíba juzgar a policías por hechos en servicio. Así las cosas, desde la derecha a la izquierda, lo que se está demandando es que el sujeto moderno pierda sus derechos. Lo que se cuestiona es el Estado. La web no es ajena a esa demanda. La idea es que el Estado de derecho y las leyes no sirven, no nos protegen, y desde ambas bandas prefieren jugarse un pleno a ver qué pasa. ¿El costo? Bueno, siempre lo ponen los mismos. “No matar la palabra, no dejarse matar por ella” decía Germán Garcia. Me llega un meme útil. Arriba dice: “Todo el que piensa diferente a mí es Hitler.” Abajo: “Guia infantil para la discusión política on line.” Y sobre el fondo de un arcoíris de frivolidad y alegría, un Führer de traje marrón salta feliz.

COLUMNISTAS

La Política

¿Alberto y Cristina no se pelean nunca más?

Por: Luis Majul

(Columna publicada en Diario La Nación) A Eduardo Duhalde le atribuyen haber perdido el denominado “freno inhibitorio”. En especial, cuando hace declaraciones públicas. Alejado del día a día, el ex...

Hiper Show

"El irlandés": la nueva gran película sobre mafia de Scorsese

Por: Redacción

Fue uno de los grandes lanzamientos de Netflix durante 2019, y su estreno ha generado una enorme expectativa. No es para menos: la propuesta es la nueva película sobre mafia...

Actualidad

Kambourian: "El estudio sobre aceite de cannabis tuvo resultados contundentes"

Por: Redacción

Finalizado el protocolo necesario para exponer conclusiones (primer ensayo médico realizado en el país), los resultados han sido contundentes. En el 80 por ciento de los niños que padecían epilepsia...

Crónicas + Desinformadas

La moraleja del sapo viral

Por: Cicco

El episodio ocurrió en Granadero Baigorria, en Santa Fe y se hizo viral: una mujer en el campo descubrió un sapo gigante y de forma extraña. Lo retuvo, alarmada, y...

Opina Deporte

Periodistas que cobran

Por: Pablo Llonto

Tremendo lodazal aquel en que se metió Juan Román Riquelme al acusar al periodista Tato Aguilera de radio Mitre de ser empleado del presidente de Boca, Daniel Angelici y de...

Actualidad

Fardin: "La lucha colectiva por ganar derechos cambió mi concepción de la vida"

Por: Redacción

Thelma Fardin fue entrevistada hoy por Luis Majul en el programa La Cornisa desde los estudios de América. En un mano a mano con el periodista, la actriz que el...

Libros y Lecturas

Una semana en el fin del mundo

Por: Juan Terranova

Domingo. Estoy en Ushuaia. El aeropuerto de la ciudad se llama Malvinas Argentinas. Viajé en un horario incómodo y algo ridículo de cuatro de la mañana, pero eso me evitó...

Actualidad

Katz: "Hay que sumarle pasos a la vida"

Por: Redacción

A pocas semanas para el verano, mucha gente decide comenzar dietas para poder llegar a la playa con un buen peso. Sin embargo esa búsqueda repentina lleva a tomar malas...