Lunes. Visita a Napolitano en el conservatorio. Me levanto, desayuno y salgo. Me demoro caminando. Luego subte y casi enseguida la calle Pasteur. De ida voy hacia Córdoba por la mano derecha. Leo los nombres de los muertos por el atentado a la AMIA. Paso por la puerta de la mutual. Camino un poco más. Llego a Córdoba y espero a Napolitano en la puerta del Conservatorio, que está en obra. Un grupo de operarios perfora una pared con un taladro. Napolitano me dice que necesita dinero y vamos al cajero de un banco. Antes de llegar ya estamos comentando un libro. Después hablamos de música. Napolitano me cuenta anécdotas personales, y va de Coltrane a Wagner, citando libros y obras como si no hubiera distancia. Cuando vuelvo por Pasteur camino de la otro mano y encuentro la pequeña placa que recuerda a Juan Carlos Terranova, el panadero muerto por el atentado a la AMIA.

Martes. De El desencanto, rescato a Luis Rosales, un personaje secundario pero que me convoca a pensar. ¿Por qué? Rosales es el amigo del gran poeta franquista Panero, el segundo siempre cerca, el que le daba la conversación y rivalizaba con su mujer en atención. Hay registro de un panegírico. Filmado, adusto, Rosales despide a su amigo con virilidad castellana, hoy muy parodiable. La mujer lo recuerda con un ligero resentimiento risueño. La película, escandalosa en su momento, hoy es mucho más sutil. Ahora entro en Wikipedia a leer sobre Rosales. Leo que nació en 1910 y que en 1982 le dieron el Premio Cervantes. Copio parte de la entrada: “En 1937 publica en el diario Patria de Granada, el poema La voz de los muertos, probablemente uno de los más importantes escritos durante la guerra civil, elegía a todas las víctimas de ambos bandos, en el que quedan fuera cualquier expresión de triunfalismo o exaltación. A partir de ese mismo año Rosales colabora en la revista falangista Jerarquía. Colaboró también en el diario Arriba España y en la revista Escorial. Fue secretario de redacción y director de Cuadernos Hispanoamericanos. A partir de 1978 dirigió Nueva Estafeta, revista única en su época por incorporar entre sus colaboraciones obras escritas en las distintas lenguas de España (castellano, catalán, euskera o gallego).” Leo también que hizo algunas misiones diplomáticas para el franquismo. ¿Qué tan cortesano y arribista era? Los títulos de sus libros me generan una mezcla de desinterés y candidez, en los que, no sin resignación, me veo reflejado.

Martes, más tarde. De La casa encendida de Luis Rosales: “Y yo recuerdo que le dije algo queriéndola vendar,/ queriéndola de pronto irrestañablemente,/ y ella me contestó:/ No se preocupe:/ me nacen arañazos cuando espero.”

Miércoles. La relación del académico con el estilo es vigilada por otros académicos. El crítico está solo. De ahí que la disciplina en él sea tan importante.

Jueves. Avanzo una reseña del libro de Cristina. Luego me trabo. Leo una línea de Leopoldo María Panero: “Los libros caían sobre mi máscara (y donde había un rictus de viejo moribundo), y las palabras me azotaban y un remolino de gente gritaba contra los libros, así que los eché todos a la hoguera para que el fuego deshiciera las palabras…”

Viernes. Ayer fui a buscar Pensado y escrito de Alberto Fernández, una compilación de artículos que sacó Ediciones B en el 2010. No se me ocurre peor título para un libro que Pensado y escrito. Es de una redundancia idiotizante. Sin embargo, los títulos de los artículos son sugerentes y en su parquedad, atractivos. Por ejemplo Los malos consejos del viejo Vizcacha o El Bicentenario del desconcierto. ¿Qué le podemos pedir a un futuro presidente, a un candidato firme a la presidencia? ¿Se le puede pedir que escriba y piense bien? ¿O eso implica un desvío de la función de candidato, político y primer funcionario? Quizás escribir sea un lujo, o una banalidad, o ambos. Quizás no. Como fuere el libro de Cristina cumple bien su género y lo hace con fluidez y precisión. Comparar esa Cristina del 2019 con el Alberto del 2010 es un ejercicio político que excede la letra, y reenvía al lector al territorio, siempre menos firme, de la política.

COLUMNISTAS

Actualidad

Teijeiro: "Si salen a correr, no deben tener cruzamientos con otros corredores"

Por: Redacción

En las próximas horas el Gobierno anunciará las nuevas medidas de restricción social en el marco de la estrategia contra el coronavirus, y que tal como afirman los trascendidos, extenderá...

Hiper Show

Stranger Things, una de las series más exitosas de Netflix

Por: Redacción

En tiempos de cuarentena, Netflix ha sido uno de los grandes ganadores. Millones de personas encerradas en sus casas han tenido el tiempo suficiente para mirar y descubrir muchas más...

Actualidad

¿Qué puede pasar en EEUU luego de la ola de masivas protestas?

Por: Redacción

Luego de varios días de protestas en numerosas ciudades de Estados Unidos, hoy todo parece indicar que en principio ha comenzado a retornar la calma. Las movilizaciones se iniciaron en...

Actualidad

Este domingo en La Cornisa: ¿Hay un plan para el día después?

Por: Redacción

Este domingo 7 de junio a las 20:30 por La Nación +, La Cornisa planteará dos interrogantes: ¿Hay un plan para el día después? ¿Es legítimo insistir con la idea...

Crónicas + Desinformadas

Viejitos como Clint Eastwood

Por: Cicco

Si la expectativa de vida de uno se alarga, a pesar de la amenaza de pestes y acabóses planetarios, qué bueno sería de viejo ser como Clint Eastwood, que acaba...

Actualidad

Sabignoso: "La capacidad para responder a un eventual incremento de casos es muy ampl…

Por: Redacción

El progresivo y veloz crecimiento de la curva de contagiados de coronavirus en el país (con el mayor porcentaje en el AMBA) abre interrogantes sobre el sistema de salud local...

La Política

¿Nadie piensa en el día después?

Por: Luis Majul

Ocupados en cómo atravesar la pandemia primero y en su propia supervivencia, al mismo tiempo, la clase dirigente no piensa en el día después, sino en cómo quedarse con la...

Opina Deporte

Todos los días sale el sol

Por: Pablo Llonto

Por suerte quedan periodistas deportivos en la Argentina. Que asoman día a día desde los medios más variados y que gracias a esta democratización de la informaciòn que la Argentina...