RADIO
en vivo

Mundo Cine

La semana pasada les propuse una guía para el Bafici, en especial para todos aquellos que nunca hubieran ido (link). Hoy, a pocos días de empezar la edición número 21, les propongo recorridos -que ya tienen en cuenta horarios y desplazamientos- para aprovechar cada día del miércoles 3 al domingo 7 según algún criterio que, bueno, ya verán.

Esta es una guía para todo aquel que vaya por primera vez al Bafici, aunque algunos consejos pueden ser útiles también para quienes ya hayan ido muchas veces. Para los que no lo sepan, el Bafici es el “Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente”, que existe desde 1999 y que esta semana anunció la programación de su edición número 21, que ocurrirá del 3 al 14 de abril. En los primeros años nadie lo llamaba Bafici, pero después las siglas, con su orden expositivo más bien anglosajón, se impusieron.

En el avión de regreso desde el festival de Berlín yo escribía textos para el catálogo del Bafici. Mientras tanto, en seis de las ocho pantallas sobre las que tenía visibilidad se reproducía una misma película de las muchas del menú del avión: Bohemian Rhapsody.

Metido en el mundo de los festivales de Rotterdam y Berlín, no presté la habitual atención a los estrenos de la cartelera. Y llegué y me hablaron de algo llamado Battle Angel. El título completo aquí es Battle Angel: la última guerrera, con una de esas aclaraciones que nadie solicitó. Y uno se pone a pensar en que, bueno, pase lo que pase ella, la guerrera del título, quedará en pie al final, ya que es la última. Y uno se pone a pensar en qué costumbre tan rara esa de poner unas palabras de un título en inglés y otras en castellano. ¿O será que se lo presenta como una traducción? No, no lo es. Fui a ver la película, y yo la llamo Alita. En parte porque el título es Alita: Battle Angel. De las tres palabras del original volaron la única que se puede leer directamente con la fonética castellana. Volaron Alita. Quizás sea alguna clase de chiste.

Mi Suspiria de Dario Argento fue en la Lugones, en la última función de un domingo lluvioso de hace dos décadas. Tal vez más, seguramente más. Era fílmico y el rojo era un rojo del fílmico.

El mes habitual de los listados es diciembre, aunque alguna gente los hace en noviembre, y eso que hacen balances “del año” -que sigue su curso, impertérrito. Pero no quiero hacer listados de lo mejor o lo peor o lo más o menos de 2018 sino encarar otra clase de balance, que se desencadena a partir del reciente estreno de Creed 2.

En promedio, la crítica estadounidense ha valorado a la película animada Wifi Ralph bastante más que a La mula de Clint Eastwood, una película con ánima, con alma. Al menos por ahora es así, puede verse en Metacritic, y no hay indicios de que vaya a cambiar: la tendencia es clara y las principales críticas ya han sido publicadas, subidas, compartidas, etc. Sobre La mula escribí acá: link. Y ahora quiero escribir sobre Wifi Ralph.

Como pasa todos los diciembres (incluso en noviembre) aparecen los pedidos de listas acerca de las mejores películas del año. La idea rectora es el “balance”, la de elegir lo mejor y a veces lo peor ofrecido en la temporada (que no siempre se corresponde con el año calendario, aunque en la mayoría de los casos sí). Y desde ahí armar -o no- los resultados de algún colectivo en particular.

Este año, por primera vez, estuve en África. Ese debut consistió apenas en una tarde y una noche en Adís Abeba, o Adís Ababa, la capital de Etiopía, en la escala del vuelo de regreso desde el Festival de Jerusalén. Fue uno de esos días en los que todo parece ser novedad, intrigante y excitante, incluso para alguien que ha tenido la suerte de viajar mucho. Pero lo de Etiopía es otra historia, que no ha de contarse aquí. Este año, en este último mes, pude volver a África, y por más días, debido a una invitación del Festival de Cine de Marrakech, cuyo director artístico es desde este año el ex director del Forum de Berlín, Christoph Terhetche.

Estuve como jurado de la sección oficial del Festival de cine de Gijón, en su edición número 56. Y con un número como ese al lado se hace presente la tentación de pensar en el cine de más de medio siglo atrás. El cine en los sesenta, el cine en los setenta, etcétera, su llegada al público, la variedad que ostentaba. Incluso el cine a principios de este mismo siglo tenía otro estatuto, otros aires de esperanza. Son momentos extraños para ver películas: el cine, los festivales, los directores, el público, la crítica… todo parece estar pasando por algún temblor. Se ha hablado muchas veces de crisis diversas pero tal vez estos momentos sean algunos de los de mayor incertidumbre, incluso mayor a la de fines de los ochenta y principios de los noventa del siglo pasado, cuando el VHS parecía destinado a dominar el mundo. Estos tiempos siguen indicando que el arte que definió con mayor fuerza al siglo XX no tiene la misma preponderancia en el siglo XXI. Pero mejor hablemos de películas en lugar de estar girando en abismos vaporosos, que las películas vistas en Gijón fueron a sala llena (esa hermosa excepción de los festivales), y los días con mis compañeros de jurado fueron para atesorar.

COLUMNISTAS

Libros y Lecturas

Vacaciones en la provincia de Buenos Aires

Por: Juan Terranova

Lunes. Voy al banco. Trato de leer mientras espero para ser atendido. ¿Por qué es tan dificil? Hago el esfuerzo y me concentro. Mientras leo escucho a una mujer en...

Actualidad

¿Qué cualidades debe tener un vínculo de pareja sano?

Por: Redacción

(Archivo Entrevistas 2019) Siempre ha sido complicado lograr relaciones de pareja sanas y dinámicas. En todos los tiempos y para todas las personas, lograr ese objetivo ha significado trabajo y...

Crónicas + Desinformadas

Dos vuelos, dos condenas

Por: Cicco

Los dos, de algún modo, estuvieron involucrados con el arrojo de seres que caen del cielo. A uno, de hecho, lo condenaron por esto a 1.084 años de prisión. Al...

Actualidad

Los médicos contra el cigarrillo electrónico: "es tóxico"

Por: Redacción

(Archivo Entrevistas 2019) Es cada vez más común cruzarse en las calles con personas que los usan, incluso entre adolescentes. Son los cigarrillos electrónicos que han ganado terreno más allá...

Libros y Lecturas

Ucronía y Parque Rivadavia

Por: Juan Terranova

Lunes. Por recomendación de Gogui miro los dos primeros episodios de SS-GB, una serie producida por la BBC. GB es Gran Bretaña y SS son las SS. La narración se...

Mundo Cine

La singularidad como refugio

Por: Javier Porta Fouz

Conozco a Quintín personalmente desde hace más de veinte años, y lo leo desde hace casi treinta. En ambos aspectos esta relación ha tenido cercanías, lejanías y frecuencias oscilantes. Pero...

Actualidad

Sorba: "En el mundo hay cinco tipos de pizza y una es la de Buenos Aires"

Por: Redacción

(Archivo Entrevistas 2019) Sin lugar a dudas la ciudad de Buenos Aires es uno de los lugares del mundo que cuenta con la mayor cantidad y calidad de pizzerías. A...

Crónicas + Desinformadas

Las lecciones de Elena Cruz

Por: Cicco

Los medios asignaron un espacio modesto, apartado y tal vez, pudoroso para anunciar la muerte de la ex legisladora y actriz Elena Cruz. Tenia 93 años. Había filmado pelis con...