Opina Deporte

A la desinfomación abundante que día tras día se apropia de la TV Pública, Radio Nacional y todos los medios que maneja el gobierno, sólo le quedaba como última prueba la transmisión de la final de la Copa del Mundo.

De pronto, a un sector de la prensa deportiva argentina se le ocurrió que la manera de mejorar nuestro fútbol es bajo la sencilla receta del plagio. Copiar a los europeos.

En un contexto de histerias y con escenografías colmadas de lirios y crisantemos, transcurrirán las próximas semanas del andar deportivo en el país. Tendremos de todo: reyertas dialécticas por el final del Mundial, tertulias interminables por el futuro de Messi, ridículas evocaciones a situaciones de otros Mundiales, recursos verbales de los más insólitos para calificar a Sampaoli y unos cuantos miles de engendros mediáticos dispuestos a decir lo que nunca dijeron bajo el paraguas inocente e incomprobable de “yo lo había dicho antes”.

“Clasificamos”, dicen, escupen, escriben, gritan los periodistas con ese tono eclesiástico que los caracteriza después del triunfo de la Selección. Parece que hubiesen jugado “ellos”.

Pobre el pueblo argentino. En estos tiempos de sufrimiento, llegó la otra condena: la que suele repetirse cada cuatro años cuando transitan las horas mundialistas y entonces no queda otra que soportar, de día y de noche, la matraca habitual de los periodistas que se autodenominan enviados especiales.

Una de las frases más repetidas por los periodistas deportivos argentinos a horas de un Mundial de Fútbol ha sido  la siguiente: “no hay que mezclar el fútbol con la política”.

Cuando la imbecilidad gana terreno en el periodismo, las alarmas se encienden y un grito de guerra parece escucharse de Norte a Sur: ¡ agarren los libros!

Al fin no le vamos a echar la culpa de lo que ocurre al periodismo deportivo argentino. Se la vamos a echar al periodismo deportivo mundial. Por asuntos de familia, nos pasamos el fin de semana en Perú, país clasificado a la Copa del Mundo Rusia 2018 y donde se vive una pasión desmedida por el torneo que se viene. No hay empresa peruana que no se aproveche de la imagen de los jugadores para sacar productos y ofertas a más no dar. A ellos sólo les importa el “qué le dará el fútbol a mi balance” huyendo del “que le dará mi balance al fútbol”.

Hay muchas maneras sutiles, y no tanto, de obtener el silencio de los periodistas. En todos los ámbitos. Una de ellas es la publicidad. Mecanismo que en general tiene dos vías. Una de ida y otra de vuelta. La primera se genera cuando el aviso es colocado por el funcionario o empresa para intentar que los periodistas amainen sus críticas y la otra se concreta cuando el periodista o los dueños o gerentes de medios buscan la publicidad en favor de obtener dinero.

El escándalo FIFA – Conmebol de los últimos años, se sabe, no fue un descubrimiento del periodismo deportivo sino una mecha encendida desde el Poder Judicial estadounidense. Aunque usted no lo crea.

COLUMNISTAS

Opina Deporte

¿Postpandemia elitista o popular?

Por: Pablo Llonto

De las muchas reflexiones acerca del futuro después de la cuarentena, pocas han puesto eje en el periodismo y el deporte. Un buen obsequio del fin de semana lo fue la...

Hiper Show

En Netflix: una gran película argentina sobre explotación laboral

Por: Redacción

La explotación laboral puede ocurrir muy cerca nuestro. Tal vez en la misma cuadra en la que vivimos alguien se encuentra en esa situación. Es muy importante tener conciencia sobre...

Actualidad

Alfredo Leuco en La Cornisa

Por: Redacción

Hoy en la emisión del programa La Cornisa por la señal La Nación Más, el periodista Alfredo Leuco fue entrevistado por Luis Majul. En el intercambio ambos analizaron la situación...

La Política

Para terminar con la mentira y en defensa propia

Por: Luis Majul

Esto es en defensa propia. Y para terminar con la mentira.

Libros y Lecturas

Sol de cuarentena

Por: Juan Terranova

Lunes. El viernes pasado se me rompieron los cambios de la bicicleta. Estaba andando por Colegiales. Sentí el crack. Paré. La cadena estaba caída. Saqué la rueda. No había mucho...

La Política

Cómo desarmar la máquina de destruir periodistas

Por: Luis Majul

(Columna publicada en diario La Nación) La estrategia de demolición de periodistas tiene una potencia inusitada y recursos abundantes. La desproporción de fuerzas es abrumadora. De un lado, una sola...

Actualidad

Quirós: "Desde el principio dijimos que si era necesario, se volvería a medidas más r…

Por: Redacción

Hoy comenzó en el AMBA una nueva etapa de la cuarentena con un regreso a la fase 1. El aumento de los contagios, el marcado ascenso de la curva de...

Crónicas + Desinformadas

¿Qué hacer con los runners?

Por: Cicco

¿Qué debemos hacer con los runners, esa gente que, ante el primer indicio de relajación de cuarentena, se calza prendas flúo y sale cual estampida de toros a correr y...