Opina Deporte

Si algo caracteriza – en líneas generales – al periodismo argentino es su poca seriedad a la hora de realizar denuncias, o de callarlas.

Los recientes insultos del presidente de los Estados Unidos a un jugador de la Liga de Fútbol Americano y sus desesperados tuits pidiendo el despido de los jugadores que se arrodillan cuando se canta el himno de los Estados Unidos pusieron sobre la mesa el eterno tema de si los deportistas deben ser sujetos de protesta en los campos de juego o fuera de ellos. Cada tanto, como en 1968 en los Juegos Olímpicos de México, los gestos firmes de variados atletas yanquis despiertan cierta envidia a la distancia.

Si hay algo que se confirma en estos días, es el enorme daño que en todos los aspectos se les hace a los sectores más desprotegidos de la sociedad.

Los dolorosos tiempos del fútbol argentino tienen un por qué. Todo el mundo lo sabe, pero a nadie le gusta profundizar. Siempre nos creímos los mejores, defecto compartido con unos cuantos países que pensaban lo mismo. La simple cuenta de tener cada vez más futbolistas desparramados por el mundo, entrenadores que dirigían selecciones del Norte y del Sur, del Oeste y del Este, haber visto dirigentes argentos en los principales sillones del poder y ciertas Copas que nos emborracharon, ilusionan a cualquiera.

Mientras los vientos de la incertidumbre sacuden a la Selección, un tema preocupó al periodismo deportivo, casi a niveles de indignación.

Violando leyes y consolidando el mundo de los mediocres, ha comenzado con pena y lejos de la gloria, la autodenominada Superliga argentina.

El destino del deporte argentino es tan incierto como el del país. A días del inicio de la Superliga, a horas del fin de las transmisiones gratuitas y del retorno con todo de los monopolios periodísticos, la sensación de cataclismo es abundante.

Belén Casetta ya está en el olvido. Y el atletismo argentino también.

¿No hay más cronistas atentos en la prensa argentina? ¿No hay más quienes observen un hecho sencillo y luego lo conviertan en cuento fascinante?

Al fragor del Caso Centurión aparecieron las más diversas especies que pueblan el zoo del periodismo deportivo argentino. En realidad subespecies del gran zoo que habita en los medios.

COLUMNISTAS

La Política

Cómo desarmar la máquina de destruir periodistas

Por: Luis Majul

(Columna publicada en diario La Nación) La estrategia de demolición de periodistas tiene una potencia inusitada y recursos abundantes. La desproporción de fuerzas es abrumadora. De un lado, una sola...

Actualidad

Quirós: "Desde el principio dijimos que si era necesario, se volvería a medidas más r…

Por: Redacción

Hoy comenzó en el AMBA una nueva etapa de la cuarentena con un regreso a la fase 1. El aumento de los contagios, el marcado ascenso de la curva de...

Crónicas + Desinformadas

¿Qué hacer con los runners?

Por: Cicco

¿Qué debemos hacer con los runners, esa gente que, ante el primer indicio de relajación de cuarentena, se calza prendas flúo y sale cual estampida de toros a correr y...

Opina Deporte

Precisiones, Scola, precisiones

Por: Pablo Llonto

La dura crítica de Luis Scola durante una entrevista de Hernán Sartori en Clarín necesita de algunas precisiones, Y de unos cuantos nombres que Scola debe dar. Estaría bueno que...

La Política

Estrategia de demolición de periodistas

Por: Luis Majul

Esta es la crónica de una estrategia de demolición. Este texto, junto a una serie de demandas penales y civiles contra algunas personas algunos y medios, está siendo presentado ante...

Hiper Show

"Vivir sin permiso", atrapante serie española que suma cada vez más seguidores

Por: Redacción

Las series que se transmiten en las diferentes plataformas de streaming han aumentado su público en gran medida durante el confinamiento social impuesto por la pandemia del coronavirus. Pero claro...

Actualidad

Estol: "El virus está en la gente y se extiende cuando encuentra más gente"

Por: Redacción

Hoy en la emisión del programa La Cornisa por la señal La Nación Más, el médico Conrado Estol fue entrevistado por Luis Majul. En el intercambio el profesional analizó el...

Libros y Lecturas

La escuela neolacaniana

Por: Juan Terranova

Lunes. Si buscamos desfallecer el ritmo del significante, deberíamos empezar por salir de Twitter. ¿Ritmo? Pienso en una historia que sea la historia alemana del lobo y la lavandera, contada...