Opina Deporte

Confieso que llevará un tiempo. Pero la maldita FOX lo conseguirá.

En este caso, el esfuerzo no valió la pena.

Ni Messi, ni Cristiano Ronaldo, ni Maradona. Ni Roger Federer, ni Sampaoli ni LeBron James. Las mejores palabras del 2017 las formuló Fernando Belasteguín, considerado una estrella del padel mundial.

 

Uno de los años más horribles de los últimos tiempos ha partido. Y para el periodismo deportivo quedó el postrero puñal lanzado desde la Rosada.

Últimas entrevistas del año y los periodistas deportivos aprovechan para buscar el título que se destaque en el alborotado 2017 de mediocridades y mentiras en los medios.

Triunfos del oficialismo en Racing, Independiente y River. Victoria de la oposición en Vélez. Se fueron dos meses cargados de elecciones en los clubes, y más allá de algunas excepciones – todas ellas situadas en las páginas partidarias - el seguimiento del periodismo deportivo durante los meses previos a los actos electorales, caminó al mismo paso que 50 años atrás: carente de data, información y/o análisis.

En estas horas argentinas, cuando se impidió por un tiempo  el ingreso de periodistas extranjeros que venían a cubrir la reunión de la OMC en Buenos Aires, un enorme aviso a todo color y a página entera en el diario Clarín del domingo 10 de diciembre, anuncia el saludo amable de Boca a la gestión de Mauricio Macri en la Casa Rosada.

Sin dudas es la noticia más importante de los últimos tiempos y así la reflejaron los medios masivos del mundo, como corresponde a un buen deportista: a Messi le encanta el chocolate.

Rodolfo Walsh y su imbatible Carta a la Junta de 1977 reaparece a cada momento. A él, pediremos prestado de la denuncia más valiente y certera del periodismo argentino, aquel término de “propaganda abrumadora” cuando hoy debemos referirnos al silencio y al ocultamiento de estos tiempos en el periodismo deportivo.