Opina Deporte

Mucho tiempo atrás una frase de Maradona sobre el sacrificio de los jugadores de fútbol que estaban concentrados muchos días y no veían a sus familias, puso, para muchos, las cosas en su lugar. “No me hablés de sacrificio, los que se sacrifican son los que se levantan a las cuatro de la mañana para ir a cargar bolsas al puerto”.

El olvidadizo periodismo argentino (por ser generosos) cultiva en forma permanente sus desatinos para ocultar buena parte de la historia. Encerrados en su absurda cultura de cierta actualidad bananera y el desvarío por los hechos instrascendentes como las raquíticas marchas anticuarentena, miles de desinformadores y opinólogos desatienden el pasado.  En el periodismo deportivo unos cuantos también hace lo suyo.

En el interminable desfile de periodistas que el pasado viernes pretendieron originalidad en el homenaje a los 60 años de Diego Maradona, sobresalió una mujer: Analía Fernández Fuks.

Cuando el periodismo de investigación deportivo no se mueve vienen otros y te pasan por arriba. Algo así logra Santiago O´Donnell con su reciente libro “Hermano”, una recopilación de confesiones de Mariano Macri sobre las andanzas de su querido familiar Mauricio.

Nuestro país tiene varias cuevas de antidemocracia no desinfectadas. El Poder Judicial en general, una de ellas. Con unos cuantos jueces que reinan en forma vitalicia y donde el voto popular es ahuyentado por los distintos operadores y corporaciones del mundo de la justicia.

Cuando Scott Gant escribió su libro “Todos somos periodistas ahora” pensábamos que se trataba de retomar una vieja idea de quienes reclamamos, para todo los pueblos, los derechos de libertad de expresión, comunicación información y expresión que se pretenden sólo para los dueños de los medios y las y los periodistas.

Ha sido la gran noticia del periodismo deportivo: Angela Lerena será la primera mujer que comentará por televisión, en la Argentina, un partido de la Selección Nacional. 

De las dos formas que existen de hacer periodismo (siempre de acuerdo al lugar de la lucha de clases en que te posiciones), una de ellas está más cerca de la verdad.

En este cambalache de ideas que pretenden imponer  los medios hegemónicos en el mundo, hay espacio también para el deporte y el periodismo deportivo.

Favio Orsi, técnico de San Martín de Tucumán tiene Coronavirus. La semana pasada, después de la confirmación de la mala noticia, puso un mensaje en su cuenta de Twitter: “Seamos concientes, no quemen barbijos. Mi hermano, mi vieja y yo estamos aislados, y con un dolor inmenso de tener a mi viejo con respirador en terapia intensiva con el peor de los pronósticos. No hay adjetivo calificativo que pueda describir tanta maldad !!!! Dan asco!!!!".