Hay alguien que se la está llevando de arriba en el fútbol. Se llama Daniel Angelici, presidente de Boca y hasta unas semanas atrás secretario general de la AFA. Pese a ser uno de los responsables del desquicio de la calle Viamonte, sólo dos medios suelen ocuparse de los adefesios de su vida y su carrera político-gerencial.

Un medio, Página 12, de la mano del implacable Gustavo Veiga. Que el domingo pasado desnudó otra capa de perversión de Angelici, a quien notoriamente los medios hegemónicos le han colocado una capa de amianto amarillo. La investigación de Veiga nos muestra: a su socio Jorge Galitis, prestamista que cambiaba los cheques de AFA, como socio de Angelici. Si alguien duda de la veracidad en la búsqueda de pistas en Página 12 por el rol político del diario, pues ahí tiene hacia la otra punta a una tal Elisa Carrió acusando a Galitis de lavador de dineros. “El estudio armó a pedido de Helvetic 148 empresas fantasmas en Nevada y puso como administradora a Aldyne, que está ubicada en las Islas Seychelles. Los ‘beneficials owners’ de Aldyne son Jorge Galitis y Edgardo Levita. Galitis es socio en Desarrollos Maipú de Daniel Angelici”, escribió Carrió en sus redes sociales.

Entonces tenemos a un socio del presidente boquense, y calificado responsable de los manejos de la AFA, recibiendo beneficios suculentos de los dineros de AFA. La jueza Servini de Cubría en su resolución última de la causa AFA ha dicho sobre este mecanismo y ello lo transcribe Veiga: “lucro indebido para terceros”. Algo que algunos llaman “la corrupción privada, sin intervención estatal”.

Pero Angelici sigue en la vida como si nada, y es el principal operador de su club y del gobierno de Macri para que llegue el otro gran negociado del balón, la Superliga.

Otro medio, Perfil.com, que por suerte cuenta con algunos periodistas capaces de escribir, algunos desde el anonimato, las perfidias del dirigente.

La última de ellas, negarle a la Selección Juvenil jugadores de Boca, confirmando su egoísmo y codicia. "En AFA somos dos personas trabajando para 30 chicos", denunció el Vasco Julio Olarticoechea en una entrevista a radio Continental. “Los mismos dirigentes dicen que la situación es lamentable, imaginate para el que está día a día. Hay nueve chicos del interior que no pudieron venir porque no hay plata. Estamos cobrando salteado. Yo creo que servimos pero es como si no te valorasen mucho. La situación, realmente, es triste. River y Boca no me mandaron a los jugadores para el Sub20 por cuestiones políticas", agregó el campeón del mundo 1986.

¿Qué lleva a la mayoría de páginas y espacios deportivos a proteger a Angelici? ¿Estamos frente a un Juliogrondonismo versión II?

Ojalá que alguna causa judicial culmine con el castigo a quienes desde los sillones de AFA han destruido no sólo al fútbol sino a los clubes bajo el slogan de la eficiencia gerencial y el libre comercio. El podrido mundo de la dirigencia de la pelota y sus amigos, más manchado que nunca, exige que desde el periodismo se reclamen renuncias y dirigentes honestos y políticamente comprometidos con la dignidad deportiva y no con el negocio.