Mientras los vientos de la incertidumbre sacuden a la Selección, un tema preocupó al periodismo deportivo, casi a niveles de indignación.

Indignarse es de lo más fácil cuando sos periodista: tomás un micrófono o una computadora o un celular, desparramás tu tono vehemente y alto, si podés elevás el mayor dedo de tu mano, y con vos de veterano en los altares de la prensa, desproticás contras las diversas conductas humanas. Eso sí, tiene que hacerse sin saber de qué se trata. Y sobre todo sin estudiar los casos.

Una mescolanza de opinadores con credencial, arremetieron en los últimos días contra el delantero ex River Lucas Alario a quien, poco más, acusaban de traidor o de violador de normas éticas.

¿El pecado?

Buscar un trabajo en Europa con mejor remuneración. O dicho de otra manera, ser libre. Sí, libre. Irse de River.

Para el grueso de los periodistas deportivos del mundo, no existe en su cabeza el concepto de que el futbolista es un trabajador como cualquier otro. Que tiene el sublime derecho de alejarse de un club rumbo a otro, de jugar, de faltar, de vacacionar. Todo el relleno de palabras, adjetivos y sanata alrededor de la voluntad de un futbolista que pretende cambiar de club no reconoce otro origen que el santo y burro oficio del “no lector”.

Desde los 90, el caso del hasta entonces desconocido futbolista belga Jean Marc Bosman dejó claro que los futbolistas tienen derecho a exigir igualdad de trato con otros trabajadores. Fue el Tribunal Europeo de Justicia el que sentenció en 1995:

En efecto, en la medida en que establecen que un jugador profesional de fútbol no puede ejercer su actividad en el seno de un nuevo club establecido en otro Estado miembro si dicho club no ha pagado al antiguo la compensación por transferencia cuya cuantía haya sido convenida por los dos clubes o determinada con arreglo a los reglamentos de las asociaciones deportivas, dichas normas constituyen un obstáculo a la libre circulación de los trabajadores.

Traducción al lenguaje popular: si te querés ir de un club, el principio que rige como en todo asunto de trabajo es la libertad de cambiar de trabajo.
Si bien el fallo fue de aplicación europea marcó un precedente importante en interpretación de las rígidas e injustas normas del fútbol que consideran al futbolista como esclavo. Más de veinte años cumplió la sentencia Bosman. Hora de aprenderla.

Y si bien saltaron quienes dijeron que Alario es un privilegiado, y que no podemos compararlo con un obrero del puerto, lo cierto es que decenas de miles de futbolistas que no son Alario, y que tienen sueldos modestos, dan pelea todos los días para evitar que los manoseen como objetos porque “compran o venden su pase”.

Alario tuvo siempre la razón y D’Onofrio el presidente de River y la Comisión Directiva deberían recibir al menos una clase de Derecho Laboral en sus ratos libres.

Para el periodismo: el uso de la maldita frase “en medio de la polémica” para referirse al caso Alario les vino perfecta a quienes no saben de qué se trata. Y esto, que vale para todas las cuestiones del periodismo, deportivas o no, fue usado como muletilla cuando se hablaba o escribía de River-Alario-alemanes.

Nunca puede existir polémica cuando existen derechos humanos clave para defender. El uso de la palabra polémica es uno de los cien vicios de los periodistas a la hora de elegir la falsa vereda de la neutralidad. Elemento inexistente en la vida.

Así nos castigó la historia cuando algunos países eligieron ser neutrales frente al avance del nazismo.

SECCIONES

Hiper Show

Lovesick: una serie fresca sobre las relaciones humanas y el amor

Por: Redacción

Es una destacada serie británica cuyo argumento indaga en las relaciones humanas, la búsqueda del amor, y la etapa de la vida en la que se comienzan a tomar decisiones...

Actualidad

Estol: "Un estudio confirmó que los tapabocas bien usados son efectivos para prevenir…

Por: Redacción

Ayer en Argentina se sumaron 7043 nuevos contagios de coronavirus, y el dato refleja que la curva de casos se mantiene en ascenso. ¿Cómo se debe evaluar la situación ante...

Crónicas + Desinformadas

¡Basta de selfies de mascotas!

Por: Cicco

A la ola de selfies domésticas en tiempos de cuarentena y bodrio encerrado, se le suman ahora las fotos de mascotas en todas sus poses y estados anímicos, 24hs full...

Opina Deporte

Hablar sencillo

Por: Pablo Llonto

Ahora que vuelven los entrenamientos, es decir ahora que tendremos un cambalache de palabras y latiguillos que están a punto de cumplir cien años (¿vieron que la mayoría de los...

Actualidad

Rubinstein: "Es necesaria una comunicación más proactiva de la prevención"

Por: Redacción

El ex ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, sostuvo ayer en un extenso hilo de Twitter su mirada crítica sobre el accionar del Gobierno frente a la pandemia: "Si algo aprendimos...

Actualidad

Brandoni: "La sociedad se ha comportado de manera magnífica ante la pandemia"

Por: Redacción

Hoy en la emisión de La Cornisa TV por La Nación Más, Luis Majul entrevistó a Luis Brandoni. El popular y destacado actor en un mano a mano con el...

Libros y Lecturas

Lugones una vez más

Por: Juan Terranova

Lunes. David Lynch es de capricornio a 30 grados. Lo acabo de googlear. Era evidente. See the job. Do the job. Stay out of misery.

Actualidad

¿Qué aprobación tienen los principales referentes políticos en el contexto de pandemia?

Por: Redacción

Hace más de cuatro meses que la pandemia ha determinado en el país un escenario de crisis y emergencia. En ese contexto algunos temas han quedado superados por otros, y...